Análisis personal: El Señor de los Anillos: La Conquista

Título: El Señor de los Anillos: La Conquista
Género: Acción
Desarrolladora: Pandemic Studios
Distribuidora: EA Games
Jugadores: 1-4 pantalla partida (x360), 1-16 online
Fecha salida España: 22/01/2009
Plataformas: NintendoDS, PC, PS3, Xbox360 (versión analizada)

Análisis personal del nuevo juego de Pandemic. Como diría Gandalf…¡Huid insensatos!

 

Hace un tiempo publiqué una entrada de mis juegos más esperados, en la que por desgracia figuraba este engendro fruto de las malévolas maquinaciones de Sauron. Vayamos por partes…

Gráficos

Decir que los gráficos de ESDLA: La Conquista son malos es quedarse bastante corto. La primera impresión que tuve al empezar a jugar fue la de querer arrancarme los ojos con una cuchara de concavidad 0: dientes de sierra asesinos, texturas pésimas, modelados cutrísimos (ver a Legolas o Gimli en primer plano os provocará más carcajadas que el saber que el juego vale 70€) y animaciones escandalosamente horribles. Por si no fuera poco, los escenarios son pequeños, y ni se te ocurra admirar el paisaje pues son sprites de enemigos luchando en la distancia (en Abismo de Helm) o efectos gráficos de este estilo que uno no espera ya encontrar en juegos de esta generación.


Una imagen vale más que mil palabras

Nombrando la next-gen, está más que claro que este juego, a nivel técnico, no pertenece a ella. Y no exagero. Sencillamente decepcionante…pero aún puede salvarle la jugabilidad. Sigamos…

 

Sonido

El apartado por el que cualquier juego basado en la trilogía de Peter Jackson suele redimirse. Si bien es cierto que cada vez que suena la banda sonora hace más liviano el tener que soportar el juego. Sin embargo ya se ha ocupado EA para arruinar este apartado de forma vil y cruel con un doblaje abismal. No sólo no cuenta con los actores de doblaje originales, sino que encima es malo, realmente malo. Sobre todo por el maldito narrador que hay en cada mapa y que, sin exagerar, no deja pasar 20 segundos sin abrir la boca para recordarte que vienen los orcos. Sencillamente horrible.

 

Jugabilidad

El apartado por el que la saga Battlefront, en la cual se inspira este juego, brillaba con luz propia. Pandemic ha calcado la fórmula original que tan bien ha resultado en las entregas anteriores, lo cual significa garantía de éxito, ¿o no?

Pues NO, NO y NO. Me sorprendo aún ahora de cómo diantres han conseguido cagarla tan y tan profundamente, teniendo una base tan buena como tenían. Los controles son toscos, ‘ayudados’ por una cámara asesina que pasará la mayor parte del tiempo interponiéndose en tu camino. Por si fuera poco, innumerables bugs pueblan cada partida que echéis, como enemigos invencibles, jefes finales que corren contra la pared y bloqueos de cámara permanentes. Grandioso.

ESDLA: La Conquista cuenta dos modos de juego principales, el modo campaña y multijugador. En el primero podemos jugar solos o en compañía de un amigo en dos campañas, una para el bien y otra para el mal que os durará unas 6 horas. Gran relación calidad-precio, sí señor. Además hay el modo acción instantánea en el que juegas en mapas inmensos con pocos jugadores controlados por una IA idiótica con algún aimbot integrado.

El multijugador debería ser el núcleo central de este juego, al igual que lo fue en Battlefront (es más, ocupa el primer lugar en el Menú Principal). Permite echar partidas tanto Online como en pantalla partida. Sin embargo, los usuarios de Xbox360 preparaos para que os de una gran noticia, pues el modo pantalla partida a 3 o 4 jugadores cuenta con un preciosísimo bug que hace que la pantalla del 3r jugador (en caso de jugar 3) o la del 4º (en caso de 4) tenga un brillo tan intenso que haga imposible jugar a ese jugador, viéndose perfectamente en las otras. Otra muestra del cariño y mimo dedicado en esta bazofia.

El modo online permite conectarse a los servidores de EA para echar partidas de hasta 16 jugadores. El problema es que son tan insulsas, desequilibradas y con tal cantidad de bugs que dan ganas de reventar el disco. He echado unas 7 partidas, y ya he tenido SUFICIENTE para ver lo rematadamente malo que es este puñetero juego. 

 

Conclusiones

Se trata de un producto inacabado, en fase beta como mínimo, con tremendos bugs que plagan todos y cada uno de los puntos del juego, una IA desastrosa y rastrera, un modo individual cortísimo y un multijugador para olvidar. Realmente no me explico cómo diantres Pandemic ha conseguido cagarla de forma tan desastrosa, pues todo lo que se han propuesto hacer ha acabado en una pifia mayor que la anterior. Por si no fuera poco, el doblaje al español es horrible, realmente horrible.

No entiendo cómo ha conseguido este juego ver la luz, pero sólo quiero advertiros a todos aquéllos que penséis comprarlo: Huid de él como si la vida os fuera en ello. Uno de los peores juegos que he probado en años, y una de las mayores decepciones que me he llevado en mi vida.

 

Gráficos: 3/10
Sonido: 5/10
Jugabilidad: 3/10
Adicción: 2/10

Total: 3/10

 

Lo mejor

– Pantalla partida y modo coop…aunque con bugs

– La banda sonora

 

Lo peor

– Gráficos del pleistoceno

– Bugs a cascoporro

– Escasísima durabilidad

– Un narrador irritante

– Doblaje horrible

– Jugablemente es como una patada en los bajos