81ª nominación a los Oscar…o como un evento ya empieza a oler raro

Yahan salido las nominaciones a los Oscar de este año, y han venido aconfirmarme lo que ya se veía venir desde hace mucho tiempo: ahoramismo, son lo premios con más renombre, pero a la vez los menoscreíbles.

Antes de empezar, pasaos por este enlace, en donde encontraréis todas las nominaciones. Ahora voy a comentar qué me parecen…

Senota que este año, por alguna extraña razón, ha habido una extremadejadez, y una falta de subjetividad extrema a la hora de nominar,muchas veces cayendo como idiotas en películas que se ven a la leguaque estan hechas única y exclusivamente para los oscar (Ron Howard…),además de una incongruencia extrema. Vayamos por partes:

Condejadez me refiero a que, de forma que hace tiempo que no veía (por nodecir que no lo he visto nunca), tres categorías están absolutamentemonopolizadas por los mismos film, siendo únicamente dos de ellosmerecedores de tal ‘honor’. Las tres nominaciones a las que me refieroson las de Mejor Película, Mejor Director y Mejor guiónoriginal/adaptado. Las películas en cuestión son El curioso caso deBenjamin Button, Frost/Nixon, The Reader, Slumdog Millionaire y Milk.Sólo las dos últimas merecen ese honor, si bien Benjamin Button es unmuy buen film, no se merece esa lluvia de nominaciones, y mucho menosFrost/Nixon ni The Reader.


Te han dejado KO, amigo

 

Aunque no debería estarlo, me siento realmente indignado al nover a El Luchador (The Wrestler) mencionada ni en Mejor Película, ni enMejor Director ni en mejor canción (la cual podéis escuchar aquí ), algo que realmente da mucho que pensar sobre la ‘autoridad’ del jurado de los Oscar.

ElCaballero Oscuro es la otra gran vilipendiada de la jornada, que aunqueha conseguido amasar 8 nominaciones, 7 de ellas son de ‘morralla’ y unala ya esperada (Heath Ledger). Pero revisando estas siete, encuentrociertamente incongruente que ni la película en sí ni Cristopher Nolanhayan sido nominados, pues fijémonos: nominada a mejor fotografía,montaje, edición,  sonido y efectos sonoros, efectos especiales ymaquillaje. Las tres primeras son pilares que, a mi parecer, sustentanla base de una gran película, y es curioso que al Caballero Oscuro sela mencione en todas ellas, y no a las que sí han sido nominadas.Ciertamente decepcionante.


Al menos se han acordado de ella…

 

Como consuelo me queda que, una de las películas que más me han gustadoeste año y que tras verla me dejo un gran sabor de boca, Escondidos enBrujas, ha tenido una pequeña mención, que a mi parecer debería sermucho mayor. Es cierto que una nominación a mejor guión original estámuy bien para una producción tan modesta, pero creo que, tanto ColinFarrell como Brendan Gleeson pedían a gritos una nominación, que almenos los Globos de Oro si supieron ver. 

WALL-E…algo que hanhecho bien en estas nominaciones. Una obra maestra que ostenta ya elmayor número de nominaciones para una película hecha por ordenador. Taly como critico las decisiones del jurado, en este caso estoycompletamente de acuerdo.

Y ahora empecemos con la morralla queacapara estos óscar: The Reader y Frost/Nixon. Antes de continuar, megustaría aclarar que con morralla no digo que sean malos film, perociertamente no son lo suficientemente buenos como para colapsar deforma tan descarada categorías principales. 

Empecemos conFrost/Nixon, película que he podido ver en V.O. y que es entretenida,pero una auténtica americanada made in Ron Howard que en muchos tramosse hace infumable, además de tratar sobre un tema que a la mayoría dela gente (incluyo en gente, no como otros, a los que no somosamericanos) nos la trae completamente floja, que fue el escándalo deWatergate. Ron Howard sigue en su línea de empalagoso cazaóscares quetanto he odiado. El problema esque el jurado ha picado, sembrándole denominaciones, siendo la de Frank Langella la única con la que estoy100% de acuerdo.

Sigamos ahora con The Reader, una película queni de lejos ha sido una de las grandes del 2008. Sólo la gran actuaciónde Kate Winslet se salva de un film que murió por su propia avaricia deóscar, dando una historia a priori conmovedora, pero con una ejecuciónvacía. Ni de lejos merece tal laude, a excepción como he dicho, de Kate.

Acabarécon El curioso caso de Benjamin Button, otro film que también he tenidoocasión de ver en su versión original. Lidera la lista de este año, con13 nominaciones. Pero otra vez, el exceso del jurado se hace patente.Es cierto que es una película preciosa, con la que disfruté muchísimo(tal vez me de por colgar mi análisis en breve), pero no es merecedorade tantas nominaciones. Tanto película, como dirección y actor estoy deacuerdo, pero más como menciones, que como pretendera al trono. Pero elresto de nominaciones las encuentro excesivas, no por efectosespeciales, que realmente son espectaculares al ofrecernos un Brad Pitten evolución inversa, pero si en la demás. Si el guión ha sidonominado, no entiendo como el del Caballero Oscuro, también adaptado,no lo ha sido, pues posee muchísimos más momentos y diálogoscontundentes que éste.

Pasemos ahora con dos grandes film que porsuerte no han sido perjudicados por la falta de tacto del jurado:Slumdog Millionairie y Milk.


Danny is back!

 

Slumdog Millonaire supone la vuelta al ruedo de DannyBoyle, uno de mis directores más queridos por películas comoTrainspotting o 28 días después. En este film nos relata la historia deJamal, un chico que acude a un concurso tipo 50×15 y lo hace tan bienque levanta las sospechas de los organizadores, quienes piden sudetención e interrogatorio, en el cual Danny Boyle, flashback trasflashback, nos relata una historia preciosa y brutal, con una maestríay precisión que, si me permitís la expresión, me hizo cagar pata abajo(XD). Era una de mis favoritas, y por suerte no me ha defraudado: 8nominaciones, la mayoría de ellas importantes. Sin embargo, noencuentro lógico la doble nominación a mejor canción, y más teniendo encuenta que la del Luchador, como ya he mencionado, se ha quedado fueray sin motivo.


No os la podéis perder

 

Milk,una película que me convencieron para ver, pues no las tenía todasconmigo (película de Gus Van Sant que veo, película de la que huyo).Por suerte, mi intuición me falló y me encontré con un film triste,pero tremendamente poderoso, con una historia real y que realmenteinteresa más que el escándalo Watergate. Sean Penn ofrece una actuaciónimpresionante, de las que una vez que has salido de la sala, sigueviniendo a tí una y otra vez. Gracias a dios que se le ha dado laimportancia que se le merece, pues es un film sincero y realmentemerecedor de la estatuilla a mejor película.

Sobre las demás nopuedo opinar demasiado, aparte de la nominación de Robert Downey Jr, dela cual me alegro muchísimo pues Tropic Thunder es lo que es gracias asu colosal interpretación (debéis verla en V.O., no os arrepentiréis),y también me alegro que no se haya nominado ninguna película de ClintEastwood en las categorías de Mejor película o Director, pues este añono se ha lucido (a falta de ver estoy la de Grand Torino, hay quedecir). También felicidades a nuestra Pe por la nominación, que esteaño la veo como favorita.


I’m a dude playing a dude disguised as another dude

 

En resumen, ciertamente me encuentro muy decepcionado porla manera en la que la Academia ha apartado la vista de El Luchador,una de las mejores películas que he visto nunca (nominando a Rourke esosí, y a Tomei a quien no trago), y de El Caballero Oscuro, nominando ensu lugar films que no merecen en absoluto estar allí, con unadescompensación total y una injusticia para las que realmente símerecen esa mención. Por suerte no se han olvidado de Milk o SlumdogMillionaire, películas de bajo presupuesto pero de gran envergadura,que sí merecen estar en donde están, o de WALL-E, la última obra de artede Pixar.

Este año, y como otros muchos, encuentro los Globos deOro como verdaderos referentes en premios a la cinematografía. LosOscar han demostrado, como casi cada año, ser una bromadesorbitadamente cara.