Crítica de cine: Escondidos en Brujas

Título original: In Bruges
Director: Martin McDonagh
Actores: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Ralph Fiennes
Género: acción, crimen, drama, humor
Año: 2008
Nacionalidad: Reino Unido

Hace muchos meses que me rondaba escribir mi crítica de estapelícula pero nunca conseguía sacar el tiempo. Tras su éxito en losGlobos de Oros y su nominación a los Oscar me veo en obligación dehablaros de una de las mejores películas de 2008…y una de las menosconocidas.


Sinopsis

Ray y Ken,dos asesinos a sueldo, reciben el encargo por parte de su jefe  deesperar en Brujas, una preciosa ciudad medieval belga, sus próximasórdenes. El calmado Ken (Brendan Gleeson) y el atormentado Ray (ColinFarrell) deberán aguantarse mutuamente hasta nueva orden, viviendoexperiencias de lo más bizarras.

 

Mi crítica

Podría decirse que esta película fue mi sleeperparticular del año pasado. Fuimos de rebote a verla tras fallarnosplanes anteriores y no quedar entradas para la que íbamos a ver.Entramos ciertamente algo dubitativos acerca de la película, de la cualno habíamos oído nada de nada. Pero salimos encantados y verdaderamenteenamorados de un film que brilla con luz propia.

Eldirector, Martin McDonagh (que también se encarga del guión), no es undesconocido ni del género, ni del mundillo aunque esta sea su primerapelícula. En 2004 fue merecedor del Oscar al mejor corto por SixShooter, de temática bastante similar a Escondidos en Brujas.

Graciasa su buena mano con la dirección, a un guión mordaz e inteligente, ysobre todo a una bellísima fotografía ayudada por una de las ciudadesmás hermosas de Europa, McDonagh nos hace reír y estremecernos con estaobra de humor negro carbón y violencia explícita. El ritmo del que dotaa la película puede exasperar a aquellos que esperéis ver en Escondidosen Brujas algo parecido a Tarantino (influencia de la que claramentebebe McDonagh), pues la primera mitad de la película es la relaciónforzada y extraña entre los dos asesinos. Se suceden largas secuenciasde diálogos punzantes, bellísimas estampas de la ciudad y momentos, pormuy raro que suene, enternecedores que nos desvelan el gran calorhumano que desprenden estos dos personajes.

Sin embargo, la otramitad cambia radicalmente el ritmo del film, convirtiéndolo en unadesesperada y sangrienta persecución que contrasta brutalmente con latranquilidad inicial y la belleza del entorno. Hablando de violencia,la que se puede ver en esta película seguramente sorprenderá ydesagradará a aquellos que han caído enamorados de la primera parte delfilm, ya que en algunas escenas coquetea con el gore y la casquería.Personalmente me encanta el contraste, pues hace de esta película unaexperiencia única y brutal, y nos hace ver que hasta lo más bello puedeverse destruido con una facilidad pasmosa.

Como ya mencioné hace un par de párrafos, los actores queinterpretan a los dos asesinos, Colin Farrell y Brendan Gleeson, dotana sus personajes de un excepcional calor humano, se hacen querer pese asus carencias y a su maldad. Por su parte, el tercer personaje en boga,Harry Waters, el despiadado jefe, es interpretado por Ralph Fiennes.También nos ofrece una gran interpretación de un personaje realmentemalvado y carente de humanidad, con unos principios algo peculiares.Sin embargo, la calidez de los protagonistas ensombrece su actuación,de un personaje realmente cruel y odioso.

La banda sonoraacompaña perfectamente las dos partes de la película, adaptándoseperfectamente a las situaciones, aunque seguramente ni os acordéis deella al salir del cine. Cumple su cometido pero sin alardes.

Conclusiones

Escondidosen Brujas es una joya de la que poca gente se ha hecho eco. Contieneunos diálogos inteligentes, divertidos con humor negro carbón, pero a lavez muy humanos; está ambientada en una ciudad realmente preciosa, ycuenta con las excelentes actuaciones de Colin Farrell y BrendanGleeson quienes por sí solos dan sentido a la película. No es unapelícula sobre asesinatos, ni intrigas, ni acción a raudales. Es lahistoria de dos personas complicadas que se ven obligadas a convivirdurante dos semanas en una ciudad de ensueño.

Si bien la película puede desagradar a unos por su primera ytranquila parte, o por la violenta y brutal segunda, está claro que anadie va a dejar indiferente. Personalmente disfruté muchísimo conella, si bien su cruel y violento desenlace me chocó bastante.

Unapelícula modesta, que pasó sin pena ni gloria por las salas de cine, yque ahora con su salida en DVD no deberíais dejar escapar por nada delmundo. Para bien o para mal, no os va a dejar indiferentes.

 

Lo mejor

– Grandísimas actuaciones

– Fotografía preciosa

– Guión mordaz

– Ray y Ken forman una pareja carismática

 

Lo peor

– El contraste del que goza el film puede desconcertar a más de uno

– La violencia explícita, así como algunos diálogos y situaciones pueden incomodar a los más sensibles

– Que haya pasado tan desapercibida