Análisis Metal Gear Solid 2 Sons of Liberty.

¡Hola meriforeros!
Hace un tiempo, me hice con este juego, pero siempre que intentaba
jugarlo, no sé porqué, a los 10 minutos dejaba de jugar.
Hasta hace tres días que después de los 10 primeros minutos en los
que estaba aguantando con no apagar la consola, resistí mis ansias
y continué jugando… y vaya si mereció la pena.
14 horas que he disfrutado como pocas veces he hecho a lo largo de
mi vida en este hobby. Unas de las pocas veces en las que no podía
soltar el mando… increíble.

Y después de soltaros el rollo, me dispongo a analizaros esta
joyita. Comenzamos.

"Una leyenda no es más que un nombre sobreexplotado, uno la cuenta,
un segundo la escucha, y un tercero la divulga."

El juego se divide en dos capítulos:
En el primero, controlaremos a Solid Snake. Nos encontraremos en un
barco donde, según una fuente, es donde guardan el prototipo de
Metal Gear llamado RAY. Tu misión consiste en hallar tal prototipo
y fotografiarlo desde distintas tomas, para filtrar esas imágenes
vía internet y dar a conocer al mundo entero su existencia y
destapar los planes del gobierno. Pero no siempre sale todo como
esperamos…

En la segunda misión, que en realidad es donde comienza la historia
de esta entrega, nos encontraremos buceando hacia una plataforma
medioambiental llamada "Big Shell". Una vez dentro de la plataforma,
el coronel Roy Campbell, le da instrucciones sobre su traje, llamado
Skull Suit, un uniforme de combate muy resistente y de piel
inteligente que reacciona junto a las nanomáquinas del cuerpo de
Snake. Después de eso, el coronel nos informa de que deberíamos
cambiarnos el nombre clave por el de Raiden. Tu misión consiste en
rescatar al presidente de los Estados Unidos que está secuestrado
dentro y detener el ataque de los terroristas, que amenazan con
destruir el "Big Shell", ocasionando la mayor castástrofe
medioambiental de la historia.

A lo largo de la trama aparecerán nuevos personajes y otros ya
conocidos de la saga, como el Coronel Roy Campbell, Otacon y Solid
Snake, en el que en esta entrega, deja ser el protagonista
principal a Raiden.

"Quien arriesga gana… Semper Fi."

El juego te ofrece diferentes niveles de dificultad dependiendo de
tu habilidad en este tipo de género, por lo que cualquier persona
lo puede jugar sin ningún problema, sin ser éste un impedimento
para no poder disfrutarlo.

Sobre el control, el juego tiene una gran variedad de acciones,
como por ejemplo: pegarte a la pared para ver si hay algún enemigo
cerca, golpear en la pared para atraer hacia un sitio en concreto
al soldado de turno, arrastrarte por conductos de ventilación,
nadar, etc..

En el tema de armamento y equipo, vamos surtidos considerablemente,
ofreciéndonos todo tipo de armas y objetos, acorde a las exigencias
de cada situación, e incluso en algúnos casos, ofreciendo
alternativas, usando diferentes objetos o armas cuando se juega por
segunda vez.

"¡Hazme sentir vivo otra vez!"

Los fx y la banda sonora están muy conseguido, sumergiéndote aún
mas si cabe, en la piel del personaje y la historia que vive dentro
del juego.

El aspecto técnico también luce de fábula, con buenos modelados de
los personajes con buenas animaciones físicas y faciales, increíbles
escenarios con detalles muy bien trabajados, cinemáticas con el
motor del juego realmente espectaculares… sublime en general.

Conclusiones:
Lástima de no haberlo jugado en su día, si bien su aspecto técnico,
viendo lo que hay a día de hoy, no llega ni a una media parte del
mínimo exigible en las actuales consolas, en su día explotó, y de
que manera, las capacidades de PS2, dejándonos un juego de los que
hacen historia.

Gráficos: 9.5
Sublime.

Jugabilidad: 8.5
Al principio nos costará hacernos con el control, pero luego ya que
te manejas con soltura, se te hace muy ameno.

Sonido: 9
Gran banda sonora, buena ambientación… un lujo.

Duración: 10
14 horas he necesitado para finalizar esta entrega, tiempo que rara
vez se vé en los juegos actuales del mismo género.

Nota: 9.5 (redondeando al alza).

 

Un saludo. Wink