¡Salgan con las patatas en alto!

Bueno. Pues aquí estamos, en medio de la blogsfera esta por primera vez. A ver como se nos da.

-¿He sido yo?  –Si, Juanjico… has sido tú.

Me presentaré: Soy Juanjico Lawless, un zagal que siempre llega tarde a todo y por eso ahora y no mucho antes, cuando debió, abre un blog. Y como además es más bien poco original va a ser un blog corriente, con las mismas gilichorradas que podéis encontrar por centenas a lo largo y ancho de la red. Claro, que contando que todo esto es una idea difusa, se poco más o menos como empezar, pero ya veremos como acaba. O si tan siquiera me digno a continuarla, porque otra cosa no, pero dejado y perezoso lo soy un rato largo.

¿De que va a ir esto? De nada concreto con un punto de partida aceptablemente definido. Cine. Otro blog que se va a dedicar a poner la visión personal de cada cosa que vea. Otro blog sobre alguien que piensa que tiene algo que decir. Y si, es otro blog, pero algo diferencia a los otros blogs de este… Tengo los glúteos más duros de toda la costa oeste es mío y solo mío (perogrullada, lo se, pero maravillosa). Y en el, además, supongo que habrá otras reseñas sobre otros temas. Ya se vería cuales y en que grado. Incluso si me sale de los perendengues, pues también se puede usar el blog como lugar donde plasmar reflexiones de cualquier tipo.

Ya irán quedando patente el tipo de paridas que mueven mi vida. Ahí a la derecha tengo algunas, pero bueno, os cuento un poquico como funciono aparte del cine: Me gusta la música, aunque no le dedico todo el tiempo que me gustaría, disfruto mucho recordando las chorradas televisivas y cinéfilas de mi infancia, soy un loco amante de los juegos de mierda, un defensor a ultranza del Disney Channel y el resto, pues ya os daréis cuenta… Pero claro, todo queda a expensas de que mi fuerza de voluntad y yo lleguemos a un acuerdo y podamos funcionar a la vez.

Que conste que buena parte de la culpa de que un servidor haya acabado por aquí es del mismísimo Zerael, buen amigo, peor persona, que después de no seguirle durante todo el año que lleva de camino blogueril, digamos que me ha acabado provocado. Y aquí estoy, como una Antoñita cualquiera.

Mil y una gracias a el (a pesar de mi desprecio eterno hacia su persona) por haberse encargado de los fondos y el baner y de explicarme, como a un crío, como funcionaba todo en la comunidad.

Steven Seagal también agradece su ayuda a Zerael.

Y poca cosa más. Que llevo un par de semanas siguiendo el funcionamiento de todo esto, incluso leyéndoos a algunos de vosotros y que ahora que por fin esto se abre, empezareis a sufrir algún comentario mío. Eso si, sospecho que hasta la semana que viene no comenzará este blog de verdad, con una cierta periodicidad. Los exámenes es lo que tienen.

Nada más. Aquí comienza la andadura de Tengo los glúteos más duros de toda la costa oeste.