El decálogo más cutre de toda la costa oeste: Declaración de intenciones

Resumiéndolo mucho, esta entrada es ese lugar donde poco a poco (es una entrada que irá aumentando en tamaño con el tiempo) va a quedar plasmado lo que pretendo de este blog y que en un momento dado puede suponer alguna desavenencia en cuanto a la forma de mis textos. Está claro que lo que escribo no pretendo que sea una realidad tajante. Es más, admito, asumo y deseo que sea así, que cada cosa aquí escrita es una opinión. Por eso, aquí va a quedar plasmado, a modo de Preguntas Frecuentes, algunas situaciones que pueden darse y lo que con ello pretendo. Así, tan solo con remitir aquí, será más que suficiente. Confío en que nadie se de por aludido porque esto no va por nadie: son cuestiones que van surgiendo o que creo que pueden surgir, y prefiero que desde el principio no haya malentendidos.


Situación primera:
HOYGAN, es que eso que dices ahí yo lo entiendo de otra forma y la mía es más mejor.

Me parece cojonudo que lo entiendas de otra forma, zagal. Yo expongo en este blog mis impresiones sobre lo que quiero. No son más o menos ciertas (normalmente) que cualquier otra visión factible. ¿Quieres un cacahuete por tener otra visión? Tío, relax, que la tuya, muy probablemente sea la correcta, pero seguramente no es la única aunque para ti tenga todo el sentido del mundo. Además, si no hay algún argumento aceptable, pasaré de ti, y si lo argumentas, si es necesario, discutiremos el asunto a ver si llegamos a alguna conclusión.


Situación segunda:
HOYGAN, en tu crónica veo que no te has leído los treinta y cinco libros de la saga, ni has visto las precuelas ni la versión vietnamita previa de la película, además de desconocer por completo toda la situación personal en la infancia del autor.

Si tú has visto las treinta películas, treinta veces cada una, has leído los libros, tienes de fondo en el móvil a la protagonista y tienes los calzoncillos del merchandising original me parece fabuloso. Si además has fundado el club de fans y la web lasagamásmolonadeluniverso.com me parece genial, pero si yo hablo sobre las impresiones que me ha causado comerme una puñetera hamburguesa en la hamburguesería de debajo de mi casa, me da completamente igual la historia del nacimiento del Burguer King. Si algún día, por alguna de aquellas, me apetece conocer esa historia y además, contarlo en el blog, entonces, y solo entonces, ven, y dime donde fallo, que en serio, eso no me molestaría.

 

Situación tercera:

HOYGAN. No has entendido nada de lo explicas porque tal como lo cuentas es completamente banal. No has sido capaz de captar la propuesta existencialista del autor en esta película (libro, disco, mueble, impresora, papel higiénico… es igual) que te hace capaz de retroceder en el tiempo y entender el período de la posguerra en el mundo con un aire a veces caótico y a veces de conformismo. Bla, bla… (Palabras vacías de contenido)

Coño. ¿Qué no lo he comprendido? Eso lo dices tú, colega. Vamos, que quizá no, pero es chungo juzgar una entrada de estas características simplemente porque no entro en ello o porque apenas es nombrado, y menos si hay varias interpretaciones no muy descabelladas. Si no entro en un análisis reflexivo de las cosas es porque considero que ese no es su sitio. Los análisis, que hasta ahora han sido de películas, se centran en impresiones bastante generales: una sinopsis, la dirección, los actores y personajes… cositas así y en que grado me han parecido correctos o no, pero que puede ser aplicado a cualquier ámbito. Para reflexiones más profundas, concretas y filosóficas, si creo que lo merece, lo haré en una entrada propia. Vamos, que si quiero escribir sobre sartenes en una entrada lo haré, y si luego quiero hacer una reflexión sobre la sartén como método opresor desde la yuxtaposición marxista posmoderna, lo haré en otra entrada bien diferenciada. Resumiéndolo mucho, si que sé, pero no me sale de los huevos.


Situación cuarta:

HOYGAN, que tus opiniones sobre según que cosas no se parecen en nada a las mías, así que no intentes convertirlo en algo real.

No lo hago. Mis cosas son mías y de nadie más. Incluso aunque compartamos opinión, los matices nos van a diferenciar. Y siempre hay matices. Así que si explico cuales son a mi parecer las mejores versiones que se han hecho de, por ejemplo, las canciones de Raphael, será siempre desde mi visión. Seguro que existen muchas más canciones que versionen a Raphael de las que conozco, y seguro que hay algo parecido a una lista oficial con las mejores versiones que se han hecho sobre Raphael, pero esta la he hecho yo con mimo, con la limitación que me pone no conocerlas todas y joder, con el uso de mi gusto personal, que no tiene que coincidir con el de nadie concreto, sin por ello ser, ni mejor ni peor. Pensaba que esto estaba claro y que estaba patente a lo largo de las entradas y en un bonito recuadro lateral con letras en negrita, pero vamos, que otra advertencia, más oficial incluso nunca está de más.