Speed Racer, ensalada de emociones

Pues hoy estaba gandul y me ha dado por irme al cine. Hacía mucho que no cedía a la tentación de volver a usar mi carnet universitario caducado pero no viene mal verse una pelicula cutre atiborrada de fx de vez en cuando. Es curioso como fagocitar un espectáculo de coreografías y colorines sin guión ha ido haciéndose un hueco en mi lista de entretenimientos viables… pero bueno, tampoco es que sea una caca de película.

Veamos, promete lo que cumple, ser la peli basada en Meteoro y al mismo tiempo ser involuntariamente (¡JA!) la adaptación al cine de FZeroGX. Hablar de homenajes es poco. Los Wachowski (el y la Wachowski) ya se cantearon mazo en Matrix (entre otras miles de cosas, por un cómic cuyo nombre no recuerdo en el que había unos hombres de negro con gafas de sol que se dedicabana a perseguir a un tal "el elegido"…) pero quien se vea esta película y haya jugado al juego podrá hasta reconocer circuitos, por no hablar de lo de dar trompos para atacar a los rivales o las ciudades hipercoloristas.

Si te lo tomas como un espectáculo visual, y si vas a verla tómatelo así, la peli no defrauda. Se ve que se han gastado la pasta en hacerla, e incluso se puede ver cómo han repartido el presupuesto:

-5% Pagar a los actores, técnicos, cátering etc

-5% Pagar a Nintendo por usar la imagen de Mario cuando John Goodman se pone el mono azul con camiseta roja

-40% Pagar a los gafas que se han hecho toda la pelicula a golpe de teclado (croma powa)

-20% Convencer a Susan Sarandon para terminar con su carrera

-30% Taparle la frente a Christina Ricci

Colores colores y más colores, hasta llegar a extremos a rato dolorosos para las córneas.

Bueno, por un lado la historia está salpicada por demasiados momentos para los más pequeños de la casa, protagonizados por el niño y el chimpancé. Esa es la parte que os hará sentir culpables de haber pagado por la entrada, por llegar a un esperpentismo que ruborizaría a Leticia Sabater, pero más allá de la superficie, se oculta otra película mucho más adulta en la que se tocan temas muy espinosos.

1. Un matrimonio infeliz

Al principio de la película hay un chico y su hermano unos ocho años más pequeño, más tarde el hermano pequeño crece y a su vez tiene otro hermano unos ocho años más pequeño. ¿Qué ha pasado, Susan? Si, puede que tardes mucho en recuperarte de un parto, incluso puede que (haciendo chiste automovilistico) sea cuestión de quemar la goma… pero no, ellos son una familia tradicional, no hay goma que quemar, ahi hay alguien que pasa demasiado tiempo en el garaje. Susan, con lo guarrilla que fuiste en aquella película musical que todos conocemos, ¿qué ha pasado para que te mantengas con uno cada ocho años?

Siguiendo con el tema familiar, te casaste con un señor que se apellidaba Racer, y se dedicaba a hacer coches con sólo dios sabe qué dinero, y a un hijo lo llamas Rex y al otro Speed. Reconócelo, idea tuya no fue. Esta película no sólo habla de carreras y velocidad, habla de una mujer degradada a ama de casa cocina tortitas que no puede ni elegir el nombre de sus hijos engendrados tras periodos de ocho años de abstinencia. Dime que no es un drama.

El pestuzo familiar de la cinta te obligará a ducharte varias veces tras llegar a casa, la familia es lo más importante, la familia siempre tiene que estar ahi, cuando viajas, cuando estás con tu novia, cuando firmas un contrato, la familia, la familia y la familia. ¿Pero que pasa con Trixie (la novia) y Sparky (el mecánico redneck)? ¿Son huérfanos o los compraron? Básicamente por que los tienen de interinos. Curiosa la escena en la que Meteoro de niño se trae a su amiguita a casa, pero cortaron la escena en la que sus padres llamaban una y otra vez por teléfono para que les devuelvan a la niña. Probablemente se trate de una cuestión de clasismo encubierto, la familia es lo que más importa, pero si quieres que tu familia crezca y no estás dispuesto a hacerte a tu mujer más de una vez cada ocho años, puedes comprar familiares a los despojos de la clase baja.

Por no hablar ya de chin chin, que no es una promoción de gafas, si no el chimpancé. Vaya usted a saber que terribles historias finalizaron en su adquisición.

2. El capitalismo

Si señores, de velada nada, esta película es una abierta crítica al capitalismo capaz de amañar carreras con tal de jugar con la bolsa para autoadquirir acciones y cosas similares. Dinero en las carreras, empresas con intereses, gente sin escrúpulos… todo un tema muy valiente para un cineasta estadounidense, aunque no debemos de sorprendernos de la apertura mental de alguien capaz de transexualizarse por orden de su mistress. Si te paras a pensar, ésta es la parte que han plagiado del culebrón Alonso-McLaren, pues hablan de gente a la que obligan a perder sus jefes, coches amañados y cosas por el estilo. Pero Speed como el Sincuello, no saben de acciones ni OPAs, sólo quieren ganar….

AUNQUE, ésta es la historia de una familia que sin patrocinador ninguno se permite participar en carreras de FZero sin pedir créditos ni preocuparse por que un coche se les destroce y tengan que costearse otro, una familia numerosa y tradicional, una familia que compra gente para que arreglen coches o tengan feliz al niño del tupé, una familia que saca especies protegidas de sus paises, asi que tan anticapitalista no es. Cada cual que juzgue.

3. El peligro asiático

Tan anticapitalista no es, por que como todos sabemos, uno de los principales dolores de cabeza de los capitalistas es el desarrollo imparable del gigante asiático, y eso también tiene su sitio en la película. Primero, a pesar de basarse en un anime, en la peli el niño más tonto de los tres hijos, al que le tuvieron que comprar un mono por que nadie le aguantaba, en una escena está viendo anime, dibujado por un culo superinteligente pero que al fin y al cabo sigue siendo un culo, haciendo una parodia cruel del noble arte de la animación japonesa. Decir lo otro sería espoilear, pero pondré una imagen para que quede claro que los asiáticos son gente malvada.

 

Bueno, y ¿qué mas decir? El malo parece gay (no sólo los asiáticos van a ser malvados), también sale un negro que no es trigo limpio, hay gente que aparenta ser lo que no es (y no me refiero sólo a los guionistas), cierta sensación de "no quise ver Spy Kids pero al final me lo han colado", chistes de caca fecal…

PERO no lo olvidemos, esta película hay que ir a verla como la he ido a ver yo, usease, buscando ver coches de colorines corriendo a dosmil por hora y dandose guarrazos como si del trailer extendido del FZeroWii se tratase. Aparte de que podrás deleitarte con el minigag otaku del llavero del ninja que le sale volando del bolsillo (SPOILER: somivut sodot euq ese ed ,nahc-p ed orevall nu).

Accion a raudales, conducción coreografiada extrema y pequeñas dosis de argumento condensadas en un par de escenas de pocos segundos que si te pillan con la atención baja, no te enteras ni del pijo. Vamos pues como Matrix. Si no te lo tomas como una película, te gustará.

Kaleveredicto: 6.5

 

Buenas noches.