Análisis: Franz Ferdinand de Franz Ferdinand (2004)

Buenas tardes, volvemos al curro de los análisis con una de las bandas de indie rock mas importantes de los últimos 10 años. Yo consideraría el boom que han tenido por realmente sonar a una banda del siglo XXI, ser frescos para el mercado musical de mediados de la década. Pero sepamos algo mas de este disco antes de analizar.

 

El bautismo de fuego de Franz Ferdinand se da en 2004 con este disco. Dos años después de que se formara la banda era la hora de demostrar en firme las propuestas de una banda joven. Ahora ya como unos consolidados, veremos como fueron sus inicios, vamos a valorarlos y a sacar el máximo de jugo a su primer trabajo homónimo. 

Análisis

Franz Ferdinand – Michael

El sonido general del disco se combina entre la pseudo elegancia y la potencia. Con pseudoelegancia me refiero a una especie de chulería de vanidad musical muy bien llevada sobretodo en el cantar pero eso ya os lo contaré mas adelante. Pero es un disco a la vez potente por la gran cantidad de sonidos que pueden sonar a la vez o toques estridentes que esconden sus canciones, pero seamos un poco mas precisos con los instrumentos…

Franz Ferdinand – Come On Home

Primero la guitarra, que tiene un sonido bastante particular como si se hiciera una mezcla entre punk y musica playera para acabar en acordes potentes. Y mas que tener punteos complicados de guitarra creo que tienen ritmos bastante entretenidos de tocar con la guitarra. Repetición de una misma nota punteando arriba y abajo con acordes para hacerlo, como diría… guay. Lineas de guitarra que quieren sonar molonas para canciones que no quieren ser deprimentes en ningun sentido, indiferentemente del mensaje.

Franz Ferdinand – The Dark Of The Matinée

El baterista parece que lo tiene chupado para hacer canciones a base de redobles si quiere. Combina inteligentemente redobles, ritmos simples y pedal. Da un ritmo variado a las canciones, genera buenas introducciones de canción y es muy acertado cuando va solo para demostrar lo que vale. Decir que los redobles de plato parecen su afición porqué en algunas canciones se suelta. Va desde ritmos bastante rockeros hasta el puntito de las baladas, cosa que habla muy bien de su técnica.

Franz Ferdinand – 40′

La parte vocal es la que mezcla ese descaro y esa falsa elegancia que hacen las canciones mas divertidas. No hay perfeccionismo ni una técnica depurada, simplemente cantar por la alegría que produce, punto. Los coros estan muy bien exageran mas esa sensación de juerga del disco y a veces esa original desafinación, que creo que Alex Kapranos, el cantante, la hace a proposito. No importa ser un genio vocal sino ser desenfadado y darle personalidad a las canciones.

Franz Ferdinand – Take Me Out

Y último, mención al bajo que a veces hace un trabajo suave de notas sueltas y en otros casos hace una importante parte melódica mientras la guitarra se mata a acordes. Es otro apartado que creo que esta al nivel de lo que requiere el disco, con partes simples cuando no es necesario hacer piruetas, pero presente cuando se le quiere dar un toque de calidad como fondo de una canción y no de cualquier manera.

Conclusiones

Este disco hace evidente que Franz Ferdinand tenía mucho futuro en esto de la música como se ha ido viendo con los años. Musicalmente el disco pasa algunos trances no tan brillantes, pero son detallitos pequeños que no emborronan la solidez sonora de este primer trabajo. Los baluartes de los que dispone esta banda se demuestran: potencia, inspiración, frescura, rebeldía y diversión. Algo que no lo convierte en una obra maestra, pero casi y que asi lo sepan vuestros amigotes, porqué es un disco digno de comprar.

EXTRA: Franz Ferdinand – This Fire (En vivo)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow Exclamation (Excelente)