Análisis clásico: Pretty Hate Machine de Nine Inch Nails (1989/2010)

NineInch Nails es un viejo conocido del blog con el que ya os he dejadoalguna canción conocida suya que merece bastante la pena. Tirando masalla, si hay rarezas de la naturaleza ,como esta banda, que consiguenser aceptadas por el público y hasta en su sector lograr un firmegrueso de fans, es un paso adelante hacia los nuevos estilos.

Peroen sus principios NIN se vio entre dos mares con su primer trabajo deestudio. Algunos lo encontraban algo positivo, un disco bien trabajadoy rico en sonidos y otros una extraña pantomima repleta de efectosespeciales. Ahora toca pues, después de que se haya hecho la reedicióndel disco que veamos con un poco mas de margen que da de si.

Análisis

Nine Inch Nails – The Only Time

Mirandopor encima el disco, vemos un sonido muy particular que es como unpuzzle plagado de piezas sonoras y abanderados por la parte vocal. Esla fusión entre el synthpop y el rock industrial de forma escalonadaque a ratos nos puede recordar la música de disco los 80 y a ratos, unsonido potente mercado por efectos que dan una sensación robótica a lascanciones. La buena mezcla de los dos estilos que he nombrado se dansobretodo por una buena cohesión y por saber que momento es mas poperoy cual es mas rockero.

Nine Inch Nails – Sin

Empezarépor la parte que mas me ha alucinado del disco sin ninguna duda, lapercusión. Una batería con tanta electrónica de por medio consiguehacernos pasar por ritmos tribales, complejos redobles de plato o hastamomentos de percusión al mas puro estilo garage rock. Hay momentos quecreo que el relleno que escucho rítmico parece samba, todo unespectáculo. La riqueza se encuentra tanto en la variedad como en lacalidad de la percusión con capacidad de ritmos desde lo mas pausado,hasta lo mas contundente o lo mas veloz.

Nine Inch Nails – Head Like A Hole

TrentReznor, todo un portento musical que casi se podría hacer solo losdiscos. Pero vayamos a la parte que en este disco es 100% cosa suya, elcantar. Su estilo de voz puede ser potente, pero también sensual y muysexual. Para la parte mas sensual y sexual empalaga mas la voz para quesea mas perverso el significado de la letra, ya que no se corta deponer material bastante explicito en sus discos y para algunos críticosen su época no acabó de encajar esto. Es una mezcla de reivindicacionesy de instintos básicos que tenemos las personas.

Nine Inch Nails – Terrible Lie

Yvoy a valorar juntos al bajo y a la guitarra ya que entre los dos seponen a hacer parte del sonido que tiene este disco. Nos encontramoscon intros de bajo que suenan realmente genial o con riffs de guitarramodificada con aparatos eléctricos, pero los dos instrumentos hacen quesuene mas rico el disco y también mas extraño si cabe. Estosacompañados por los sintetizadores consiguen un resultado experimentalque a finales de los años 80 lo valoraría como un soplo de aire fresco.

Nine Inch Nails – Sanctified

Conclusiones

Pretty Hate Machine, es un disco que a medida que hanpasado los años la crítica lo ha ido entendiendo mejor. Sonoramente noes un disco típico, es algo que necesita tomarselo con calma ya que alprincipio puede causar una sensación rara. Pero contra mas tiempo pasapues mas vas entendiendo todo el ritmo que tiene, que no es un discopara nada aburrido y que gana enteros si entendemos el synth y loindustrial. Por mi modesto parecer, es un disco excelente que mereceestar en nuestras estanterías musicales.

EXTRA: Nine Inch Nails – Survivalism (En vivo)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow Exclamation (Excelente)