Análisis clásico: Load de Metallica (1996)

Los cuentos de hadas en los que la princesa y el principe viven juntos por siempre jamás son una fantasía, que aunque nos gustaría que nos ocurriera no es ni por aproximación así. En la música puede pasar algo parecido, cuando hay un problema en la pareja/banda, o esta se separa y rememora años después lo bueno que sacó de la relación o lo intenta superar pasando una época un poco extraña.

En Metallica, hubo una especie de bache para los fans, es decir de alguna forma lo pagan los hijos. Los padres se hacen viejos y ya no molan tanto (fuera melenas, fuera thrash) y empieza la etapa en la que empieza la adolescencia de los fans, que durará unos 3 discos y cerca de 12 años para medianamente superarla con Death Magnetic. Pero objetivamente ¿Metallica pasó a ser una mierda? o ¿es que cambiaron y ya no eran tan potentes? Reflexionaré sobre eso…

Análisis

Metallica – Ain’t My Bitch

Una de las cosas que empezó a molestar sonoramente a los fans y me incluyo es que no eran tan rápidos ni tan brillantes como en sus discos anteriores. Ya no sonaba el feroz thrash ni los repuntes de heavy del Black Album (que ya en 1991 ya habían algunos que se sentían defraudados de ese disco).

Ejemplo, el disco empieza con Ain’t My Bitch, una canción bastante respetable de rock pesado con un ritmo machacón pero sin la inspiración de esas canciones históricas y taladradoras de sus camienzos. Es algo mas parecido a lo sentimental y autobigráfico, del artista rockero ese que le pone un poco de vinagre a la vida.

Metallica – 2×4

Llega 2×4 una canción para comfirmar que la cosa cambia con un fondo rockero lento y que no hace peripecias en ningun sentido. No se hace desagradable y se nota el cambio de tono de Metallica y como James Hetfield experimenta con su voz que pasó en su momento de ácida a durilla y de durilla a madura. Un solo elegante le pone un broche a la canción.

Pero sinceramente en este momento uno se da cuenta de que este disco es bastante mas cansado de escuchar que lo anterior y que en definitiva el disco dura unos 78 minutos y no todos los fans estaban en esa época dispuestos a pagar ese precio, menos velocidad y mas tiempo en la carretera (metáfora). Y paso directamente hasta Until It Sleeps, que le añade un factor plus al escuchar este disco, el bajón.

Metallica – Until It Sleeps

A partir de ese momento pasé de un Metallica de estadios llenos a una imagen de bar nocturno oscuro y solo iluminado por los neones de los logos luminosos de las paredes. Entonces creo que durante ese momento olvidas lo que han hecho hasta ahora y empiezas a pensar en "Tallica" en otro ambiente y para otras situaciones de la vida. A ver que la canción no es que me encante pero es cuando te empiezas a sentir distinto, casi como si sufrieras los efectos secundarios de un tranquilizante.

Pero después de eso es casi como que te sientes nostálgico y necesitas POWA y ¡pam! aparece King Nothing

Metallica – King Nothing

Podemos decir que la canción no está mal aunque por varios detalles me recuerde a Enter Sandman. Tiene un puntomas rabioso que las anteriores pero no te quita el mono depresivo que arrastras de antes ni lo pretende, el disco te pide que sigas a medio gas, casi en stand by. Te cuelan un solo que esta entre sosete y bueno y luego sigue un poco la fiesta de los cadaveres. Aun asi esta canción tiene un encanto oculto que hace que me guste.

Hasta este punto instrumentalmente he notado un trabajo mucho mas simplista. En la parte de guitarra se nota que ahora se va a melodías mas oscurillas con menos notas y mas acordes compactados. La batería es mas pausada y marca unos ritmos mas lentos. Y el bajo es la sal para este disco, indispensable para darle la tenebrosidad que requiere.

Metallica – Hero Of The Day

La primera vez que escuché Hero Of The Day, pensé que era una canción agridulce. Dentro de lo que cabe este tema esconde una calidez especial una mezcla de luz y color muy tenue. No se, es otra canción que me gusta pero que es como esos días bonitos pero en los que el sol pica demasiado fuerte, es un poco pesado. Y aqui me pasa lo mismo, la canción es agradable pero me hace cerrar los ojos, me adormece demasiado para lo que representa que hace Metallica. Y esperate con Bleeding Me (que aunque singnifica Desangrandome parece que sea Durmiendome), que es otra canción agradable pero que pesa y se alarga muucho.

Metallica – Bleeding Me

Entonces me imagino una escena en la que veo a James Hetfield en un sofa medio tirado y pensando ¿como voy a ser mas profundo y emotivo? Y piensa tanto en como ser reflexivo que a veces parece que se olvida que esta tocando en Metallica, igual que los demás miembros que andan ensoñados en otro estilo.

Y ya ni el Hard Rock les sale con suficiente potencia y como resultado de eso sale Cure, que podría sonar mucho mejor si se hubieran implicado un poco mas pero parece que les pesaba el cuerpo al tocar. Solo parece que respira de nuevo la bestia en un solo bastante llamativo entre las sombras de este disco.

Metallica – Cure

Poor Twisted Me y Wasting My Hate son dos canciones que pretenden disparar el Heavyometro pero que necesitan un toque. Mientras la primera me decepciona, la segunda con un poco mas de curro podría haber sido un buen estandarte de una nueva época de buena música. Pero puede que seael principio de la canción que de alguna forma me la mata o que James Hetfield es rudo pero le falta salvajismo. Podría haber pegado una ostia a lo Pressing Catch pero se ha quedado en un intento no del todo desdeñable.

Metallica – Mama Said

Pero como no, no me podía dejar a Mama Said, una canción que sigue la tónica del disco, algo nostálgica y tristona. Es una canción que no esta mal para nada y que si no eres de los que va chillando ¡Metallica vendidos! hasta la respetarás ciertamente. Pero también hay esa cara entristecedora que me hace pensar en esa canción tan pogressiva que no parece ni de la misma banda en estos momentos, Dyer’s Eve y me pregunto ¿donde se ha quedado tu mensaje?

El último tercio de disco es para mi una zona mas tenebrosa si cabe en la que pienso que el tiempo se me echa encima al ver los tiempos de las canciones y pensar ¡¡¡¡No podían ser mas cortas, no!!!! De este último tramo destaco la canción Ronnie, que me parece que tiene un sonido muy raro hasta que escucho la batería de Ulrich con su compás cansado. Y veo claramente esta canción como el trespass hacia Reload.

Metallica – Ronnie

Pero algo se esconde en el fondo del disco, la única pieza mítica de la obra e igualmente una oportunidad desaprovechada por parte de Metallica. The Outlaw Torn, siempre la miraré y pensaré: ¡¡Joder, con lo grande que podría haber sido!! Una buena letra de canción, fuerza para experimentar. Pero demasiado baja de tono y velocidad, querían poner tonos blueseros y mezclarlo con heavy y al final hacen que lo mejor del disco, sea lo mejor pero no por mucha diferencia respecto a lo demás. 9:48 y no hablamos del ritmo de And Justice, si no del sobrio y lento martillazo de Load

Metallica – The Outlaw Torn

Conclusiones

De manera sorprendente en 1996, el Thrash Metal se fue a hivernar y apareció Load. Y que representa este disco para la banda, un cambio importante muy importante y del cual aun guardan sus secuelas en los conciertos en vivo (canciones cantadas con medio tono menos). Pero a la vez era una señal para los seguidores, un mensaje sobre la maduración de Metallica y sobre una época en la que el contexto que vivían, el productor Bob Rock y un poco los traspiés de los años de gira del Black Album les hicieran replantearse su música. El resultado es aceptable, pero 5 años sin discos, sus antecedentes y que sólo llegara a ese nivel le paso mucha factura en su reputación.

EXTRA: Metallica – The Shortest Straw (En vivo, 1997)

Valoración:

Arrow Arrow Arrow (Aceptable)