12 Meses/48 Causas 1×10 El abandono animal


Vuelvo con el blog después de cierto periodo de inactividad con una mejora del diseño, casi podría decir que nuevo, y nuevas secciones.
En este caso vengo con la primera colaboración que realizo, que es nada más y nada menos que para la genial iniciativa de Woozie 12 Meses /48 Causas, donde se pretenden realizar entradas para dar a conocer problemas actuales que debemos solucionar.
Sin más, os dejo con la entrada.


El abandono de animales es algo que está a la orden del día actualmente, y que siempre ha sido así. El caso de los perros es el más acusado en la actualidad, aunque se ha sumado el de numerosas especies exóticas.
Pero hablemos, para comenzar con este artúclo, del abandono de perros.

En un primer momento, podemos pensar en los típicos perros callejeros, abandonados. A menudo estos crían, y nadie se hace cargo de la camada. Los pocos que consiguen salir adelante siguen el paso de sus padres. Es una escena típica que se repite una y otra vez.

Pero esto llega a extremos mayores. Hay gente que no vigila a sus perros, se les escapan y vuelven preñados. ¿Solución? Les abandonan en la calle, bajo el sol, aguardando su muerte. Y lo digo por experiencia, puesto que uno de mis perros lo rescató mi familia del medio del campo, estando otros dos muertos. A dos de ellos tuvimos que darles leche maternizada en biberón porque tenían apenas unos días de vida.

Sinceramente, no sé qué monstruos pueden abandonar una camada entera a morir. En el ser humano hay de todo. Y esta entrada busca concienciar acerca de este grave problema relacionado con el abandono de los animales.

Pero esto no es lo más cruel. Numerosas veces podemos ver en las noticias como galgos de cacería, al acabar la temporada y no poder mantenerles sus dueños, son colgados en medio del campo.

Algunos logran sobrevivir gracias a que son avistados y rápidamente socorridos, pero las secuelas son para siempre.  Problemas en el mantenimiento de la postura del cuello, dificultad para ingerir alimento, para respirar… He aquí donde entramos todos en acción.

Para que un perro tan lastimado pueda salir adelante es necesario que alguna familia le acoja y le cuide, ya que en las protectoras están desbordados y no pueden dar a todos los animales la atención tan precisa que necesitan. Es por ello que estos animales precisan de nuestro apoyo, y de una familia adoptiva que les presten amor y cuidados.

Además, antes de comprar cualquier animal, siempre existen cientos de cachorros, incluso de raza, que son regalados a diario. Y si nadie se hace cargo, su destino penderá de un hilo.

Sería muy largo tratar el maltrato animal, daría para otra entrada, por lo que quiero centrar esta ocasión para concienciar de la necesidad de la adopción de animales.

Pero como decía, no son los perros los únicos animales abandonados. Y el concepto de animales exóticos abandonados toma un sentido más peligroso.
Serpientes, arañas, tigres… Y es que no sólo hay que pensar en animales legales, sino también en otros que son productos del contrabando.

Alimentar a un tigre cuesta una fortuna, teniendo en cuenta la cantidad de comida que necesita ingerir al día. Y por muy bien educado que esté, sigue su instinto de supervivencia improntado en su mente. Es peligroso para toda la gente de alrededor tener un animal de esta clase, y creedme, hay quién lo tiene. El problema es que cuando crece, no son capaces de mantenerlo, por lo que se generan dos opciones: devolverlo a su lugar de origen o abandonarlo. Obviamente, la segunda es descabellada, pero un animal criado en cautividad difícilmente puede adaptarse al natural entorno de origen, donde debe valerse por sí mismo, puesto que siempre le han protegido, cuidado y alimentado. Por ello, esta práctica debe acabarse.

Es más típico el caso de las serpientes o artrópodos. Pero nuevamente llega el problema de que mucha gente cree que un animalito de estos no va a crecer demasiado, pero al ver el tamaño final optan por abandonarles. Así, una especie no autóctona puede llegar a hacerse con el control de una zona, causando estragos medioambientales inimaginables.

Finalmente, el caso que más se da, es cuando una familia se va de vacaciones y, debido al precio de las residencias para animales, les abandona, o el niño encaprichado del cachorro se aburren de él y si no encuentran nadie que se lo quede, terminan dejándolo a su suerte.

Con esto quiero llegar a la segunda parte de la entrada, y es concienciar a la gente de la necesidad de tener en cuenta lo que conlleva la toma en posesión de un animal, que investigue sobre la especie y se haga cargo íntegro de su mantenimiento.

Me gustaría que reflexionarais sobre este problema y le deis la importancia que tiene y en ocasiones se olvida. Todos podemos colaborar. Si conocéis de algún caso en concreto de maltrato animal, o de tenencia ilegal de una especie exótica, debéis denunciarlo. Además, me gustaría que difundieseis la opinión de "adoptar antes que comprar", ya que muchos pequeños animalillos requieren de alguna familia que les acoja. En todos los lugares hay protectoras que se hacen cargo por cierto tiempo de animales abandonados, y estarán encantados de confiaros el cuidado de estos pobres compañeros que tanto alegran nuestras vidas.

Ellos confían en nosotros, demostrémoles esa confianza. Espero que esta entrada os haya parecido útil.