Recomendación de la semana: «La Lista de Schindler»

Título: La lista de Schindler

Año: 1993

Director: Steven Spielberg 

 

 

  Era una de las tareas pendientes que tenía. Lo sé, la película tiene sus años, pero por diversas razones (y un poco de vagancia) no me había puesto a verla entera hasta ahora. Y he de decir que su fama está de sobra merecida. He acabado con los pelos como escarpias, emocionado como pocas veces, y gratamente satisfecho. Indudablemente se trata de un metraje de impecable factura visual, artística y de gran carga emotiva.

Sin ahondar mucho en detalles para quien pueda disponerse a verla por vez primera, comentaré que la película se sitúa en los años del Holocausto Nazi, donde un empresario afiliado a dicho partido, Oskar Schindler,  decide iniciar un negocio ern Cracovia a base de mano de obra judía barata y así acumular fortuna para sus intereses. A medida que se producen los reclutamientos para los campos de concentración, a medida que las masacres tienen lugar y a medida que Schindler es testigo de ellas, intentará que su fábrica se convierta en el medio para salvar cuantas vidas le sea posible.

Destaca en su carta de presentación visual un intencionado uso del blanco y negro durante toda la película, salvando una serie de elementos en color dispuestos de tal modo que produzcan con su contraste una serie de sensaciones específicas. Tampoco puedo pasar por alto (al menos en la edición que yo he visionado) un sublime tratamiento sonoro en DTS 5.1 canales, aspecto que me ha llamado especialmente la atención y por el que recomiendo adquirir la película en sus ediciones más recientes. Dicho sea de paso, tales ediciones van desde una magnífica versión empacada en un cofre de cartón y dispuesta en dos DVDs con bastante material adicional hasta una más reciente en un cofre metálico. Ambas sin duda no son muy difíciles de encontrar, y harán las delicias de todo amante del buen cine.

Eso sí, es una película bastante cruda y explícita, como no podía ser de otro modo reflejandola realidad que refleja, así que tenedlo presente si sois de sensibilidad endeble.