A la espera de Monster Hunter

Saludos de nuevo a todos!!!
Bueno, una vez superada la entrada de ayer y pedidas las pertinentes disculpas, retomo del nuevo el funcionamiento normal del blog. El trimestre de la muerte continua y nosotros tratamos de estar a todo lo que sale y que nos pueda interesar y cada vez está más cerca uno de los bombazos de la temporada: Monster Hunter Tri para Wii.

¿Alguna vez os he dicho que Monster Hunter es mi juego favorito? Ya dediqué hace tiempo una entrada a hacer una guía para principiantes donde traté de guiar a cualquier jugador primerizo en sus primero pasos. (Podéis acudir a ella para ampliar cualquiera de los puntos tratados en la presente entrada)

Se me ha ocurrido que muchos de vosotros puede que estéis esperando este juego con ansia debido al hype que ha generado, por saber que en Japón va a ser un bombazo y por saber que es un buen juego pero sin conocerlo. Las únicas versiones con las que contamos en nuestro país prácticamente son las de PSP, aunque también las hay para PS2 y creo que para PC por lo que puede que a muchos de vosotros os haya pasado desapercibido, y especialmente a los usuarios de Nintendo, ya que es la primera entrega de la saga que aparece para una consola de esta compañía.

Monster Hunter cuenta las horas que hemos dedicado a cada personaje, y si tenemos en cuenta que los personajes se pueden importar de juego a juego, entre Monster Hunter, Monster Hunter 2 y Monster Hunter Unite, le habré dedicado en total unas mil horas, lo que para muchos quizás no será mucho, pero para mi es una barbaridad.
En esta entrada trataré de acercaros cómo es este juegazo que quizás no ha tenido tras nuestras fronteras el reconocimiento que se merece. El éxito que ha tenido Monster Hunter en tierras niponas no se debe a otra cosa más a que se trata de un juegazo en toda regla, sin embargo, es lento y la dificultad es muy elevada, además cuenta con una curva de aprendizaje larga y muy progresiva, y hasta que no se dominan todos sus pormenores no se llega a disfrutar del todo. Es un juego que cuanto más se juega más engancha.

Monster Hunter es un juego difícil de clasificar, supongo que la categoría a la que más se aproxima es a la de Action RPG, aunque tampoco termina de estar dentro de sus parámetros. Lo primero que haremos será crear un personaje que personalizaremos físicamente en un editor que se puede parecer al de cualquier RPG al uso, exceptuando que no podemos editar sus características, ni habilidades, ni aptitudes de ninguna clase. Eso ya lo iremos personalizando conforme avancemos en el juego.
Nuestro personaje es un cazador, un cazador de monstruos como reza el título. Partiendo de aquí, no hay ninguna clase de historia, trabajamos para un gremio que nos encargará misiones con diferentes requisitos y dificultades. Con cada misión ganaremos dinero y puntos de gremio y así iremos subiendo nuestro rango de cazador y podremos acceder a nuevas misiones y servicios.

Como Hunters, existen dos especializaciones, que se puede asemejar a las clases de cualquier RPG como mago, pícaro o guerrero, pero que en este caso son Artillero y Maestro de Espadas. En realidad estas clases solo especifican nuestra forma de cazar, pero todos somos cazadores.
Pero por encima de todo, lo que diferencia las clases de Monster Hunter de las de cualquier juego similar y que lo hace especial, es que realmente nunca llegamos a hacer una elección oficial ni definitiva. Los sistemas de combate son tan profundos y tan diferentes que prácticamente ningún Hunter llega a dominar ambas, lo normal es especializarse en una clase y explotarla hasta la extenuación. Además por supuesto, cada una cuenta con un equipamiento propio y nos solo de armas y armaduras, y conseguir un buen equipo para una de las clases ya es un gran trabajo.

Versión masculina y femenina de la armadura completa de Rathalos para Maestros de Espadas
Si tu elección es la de Maestro de Espadas, a la hora de combatir se basa en un sistema de golpes y combos, a lo que hay que añadir que contamos con más de una decena de armas diferentes y que se manejan de formas diferentes. Algunas permiten cubrirse, otras cuentan con golpes especiales y los combos son particulares según la clase de arma que empuñemos.
Algunas son rápidas, como las espadas, otras son ágiles como las dagas. Las hay pesadas y contundentes, como las grandes espadas y otras poderosas como los martillos. Tenemos armas tácticas como las lanzas y otras complejas como los cuernos. También encontramos las letales katanas. Cada clase tiene su forma de combatir y ya es difícil llegar controlar varias de ellas, pero por supuesto por cada una de estas hay cientos de armas concretas con sus peculiaridades. Unas tienen poderes de fuego o de trueno, otras cuestan más de afilar, las hay que son más perforantes y otras envenenan.

Cuatro versiones de la armadura de Yian Kut-Ku, de Maestros de Espadas para hombre y mujer y de artillero de hombre y mujer
Por otro lado, si nuestra elección es la de artillero, el sistema de combate se asemejará a un shooter. Podemos elegir entre una perspectiva en primera o en tercera persona según prefiramos un estilo de juego u otro. Hay que tener claro que la visión subjetiva se adapta mejor a largas distancias y la de tercera persona es más ágil para el combate cercano y las tácticas de guerrillas.
Las armas de los artilleros funcionan de manera un tanto diferente, elegiremos una de las clases básicas de armas a saber, ligera o pesadas. A partir de aquí elegiremos un arma que se adapte a nosotros y la iremos mejorando y personalizando conforme vayamos queriendo y a gusto, poniéndoles mirillas de diferentes tipos, cambiando los tensores, los cargadores o el cañón. Otro tema es la munición, que también tendremos que buscar la que mejor se adapte a nuestro estilo de juego, habiendo munición eléctrica, perforante, aturdidora, somnífera, trazadora o de muchos más tipos, y teniendo en cuenta que a la hora de recargar podremos elegir el cargador que queremos poner, por los que podemos cambiar el tipo de munición a mitad de batalla.
Armaduras para artilleros de Hornateur y Khezu para hombre y mujer. El juego tiene más de 200 armaduras completas diferentes, cada una se puede dividir en 6 partes que se pueden combinar a gusto
Es importante señalar que en los últimos Monster Hunters se han añadido dos clases de arma intermedias, un arma cuerpo a cuerpo con funciones de artillería y un arma de artillería con funciones cuerpo a cuerpo. Yo apenas las he probado, pero tengo la sensación que son una nueva vuelta de tuerca al sistema de combate y que plantearán de seguro una nueva forma de encarar la caza.

Lo que hacen los Hunters es cazar. Cazar monstruos. Los monstruos se han ido acumulando de juego a juego y hoy por hoy habrá entre setenta a ochenta. Los monstruos son como animales, el juego les atribuye una inteligencia rudimentaria similar a las de animales de gran tamaño. Cada uno cuenta no solo con su forma de atacar y sus características peculiares de combate, si no con su propia conducta que debemos de conocer y tratar de aprender. Para cazar un monstruo primero hay que encontrarlo, y para esto hay que saber donde hace nidos, donde caza, si prefiere zonas cálidas o húmedas cuevas. Esta información además nos será útil no solo para rastrearlo, si no también para cazarlo, saber donde va cuando tiene que beber, que clase de cebos le atraen o donde va a descansar si esta herido.
Para recopilar esta información contamos con libros que amplían la información sobre cada monstruo, además de videos sobre el hábitat y hábitos de cada monstruo que podemos ir comprando y desbloqueando.
Con los monstruos se crea una relación de amor odio, en parte se les coge manía por la guerra que dan, pero se les admira por su majestuosidad y por su enorme poder y se les teme porque pueden dar cuenta de nuestro personaje de un coletazo.

 Comparativa de tamaños, una imagenque cualquier Hunter tiene muy presente
Es muy importante tener claras un par de cosas: la primera es que la mayoría de los monstruos pueden matarnos de un golpe o en un par, la segunda es que los combates son largos, pueden durar de un cuarto de hora a varias horas, y la tercera es que por muy a saco que vayamos, el combate siempre es táctico. La fuerza y resistencia de los monstruos es miles de veces superior a la de los personajes, por lo que no es un combate igualado ni mucho menos, por lo que si no tenemos una estrategia no tendremos ninguna opción.
Al principio desarrollaremos estrategias muy rudimentarias, no creáis que los monstruos son previsibles hasta que no los hemos derrotado muchas veces, no se trata  de aprender un patrón, en realidad se asemeja más a un fighting game que a otra cosa. Pero con el tiempo, conforme juguemos mejor, nuestros personajes sean más poderosos y los monstruos más y más grandes, crearemos tácticas elaboradas e incluso en equipo gracias al juego cooperativo que es una parte muy importante del juego. Aprenderemos a cortar colas, a romper garras, cuernos, cegar a los monstruos, tumbarlos, debilitarles las patas o las alas para modificar sus conductas.

Una vez el monstruo tumba y muere, tendremos que despiezarlo mientras sus partes aún son útiles, y así conseguiremos las valiosas piezas que nos hacen falta para fabricar, mejorar y personalizar nuestras armas y armaduras o simplemente para venderlas y sacarnos un dinerillo. Cuanto más raro el monstruo, más raras las piezas, más caras y más útiles para hacer armas y armaduras más poderosas.
Tengo que decir que cazar cada monstruo es un pequeño arte y requiere concentración y muchos enfrentamientos, así como en muchos casos tendremos que cazar muchas veces monstruos de la misma clase para obtener la pieza que buscamos. Un Hunter amigo mío llegó a cazar más de 100 Rathalos – el que aparece en el dibujo – para encontrar la preciada placa de Rathalos.

Un Hunter contra un Tigrex en la nieve
Otra de las partes importantes de Monster Hunter es la recolección, a la que deberemos de dedicar no tanto tiempo como a cazar pero lo suficiente como para decir que es casi un 20% del juego. Se recolectan plantas, hierbas, insectos, hongos, minerales, metales, peces y muchas clases que materiales que nos harán falta para fabricar medicinas, cebos o trampas y en algunas ocasiones incluso para armas y piezas de armaduras. Para estas recolecciones deberemos de conocer los mapas y saber donde crecen unas determinadas plantas o donde pescar el pez ue buscamos.
Con el tiempo pondremos un granja en la que podremos encontrar muchos de estos materiales, podremos financiar expediciones para que vayan a buscarnos ingredientes raros o montar una cocina para alimentarse bien y que esto nos ayude en el desarrollo de nuestro personaje. Cada una de estos detalles son amplios y requieren trabajar en ellos, la granja hay que ampliarla, hay que participar en el comercio de la ciudad para poder conseguir puntos pokke con los que conseguiremos beneficios en la armería o en la herrería. Para la cocina hay que contratar cocineros y hacer los turnos. También podemos contratar ayudantes para que nos asistan en la caza, a los que por supuesto tendremos que equipar y mejorar.
Todo esto se complementa con un personaje al que hay que asistir cual tamagochi, hay que darle de comer, de beber, prepararlo para el frió, para el calor y procurar que esté descansado. ¡Madre mía cuanta faena da tener un Hunter!

Y esto es el juego amigos míos, no tiene más. Ir avanzando, subiendo el rango de cazador, consiguiendo nuevas armas y armaduras y conociendo nuevos monstruos y dándoles cazas. Mejorar el personaje y personalizarlo, así como ver los diferentes monstruos es el incentivo, además de la diversión claro. En PSP se podía jugar un cooperativo ad hoc que la verdad que es divertidísimo, en el que hasta seis Hunters pueden ir a por una presa. Crear un grupo de cazadores, diseñar estrategias entre todos, cercar al monstruo, colocar una trampa y atraerlo, despistarlo, noquearlo y finalmente matarlo entre todos y hacerse una foto todos alrededor de la pieza muerta. Es divertidísimo, las opciones de personalización de cada personaje son tan amplias que nunca hay dos personajes iguales, cada uno tiene su armadura personaliza, su arma customizada y su personaje con sus habilidades y características.

Supongo que en Wii ganará mucho al poder jugar on line y no tener que ir con la consola a cuestas, aunque en PSP, al ser portátil, la verdad es que no cuesta nada llevarla encima y ale, a cazar un rato. Para los que no conozcáis el juego, con que la versión de Wii sea clavada a las versiones originales ya la gozareis, pero la verdad es que a los Hunters veteranos nos gustaría ver novedades de peso. Los juegos que han venido saliendo hasta ahora solo se diferenciaban entre ellos en que añadían nuevas armas y armaduras y por supuesto nuevos monstruos, pero sin novedades de peso.
Se ha oído hablar de algunas novedades como la caza submarina, algo que puede estar bien, pero la verdad es que a mi me gustaría un enfoque un poco más sandbox, en lugar del planteamiento de misiones que tienen los juegos anteriores.
Otra cosa que a me tiene un poco mosqueado respecto a la versión de Wii es el tema del control, ya que este es un juego de dificultad elevada en el que la precisión es fundamental y la verdad es que no se como se adaptara al Wiimote y nunchuck, pero bueno, supongo que siempre se podrá jugar con un mando de toda la vida.

Yo por mi parte, albergo la esperanza de poder ver un Monster Hunter en esta generación para PS3 o Xbox360. A pesar de que las versiones de PSP han exprimido su capacidad al límite y la de Wii por lo que he oído también la pone al máximo, no pierdo la esperanza de cazar con mi Hunter a todo trapo en una PS3.

En fin, muy recomendado para quien esté pensando si comprárselo cuando salga, a mí siempre me ha enamorado. El juego no tiene fin,  siempre hay armas y piezas de armadura que fabricar, por eso yo siempre cuento con él entre los juegos que tengo entre manos.

Saludazos.