Fantasmas

Muy buenas a todos!

Bueno, como sigo cojo perdido y la verdad que no apetece mucho andar por ahí, así que me he currado una entradita para ver si os gusta y os mantiene entretenidos.

Voy a hablaros sobre fantasmas. No se si vosotros creéis en fantasmas, yo la verdad es que no se que creo, pero me gustan las historias de terror, y la verdad es que disfruto mucho leyendo relatos de experiencias personales relacionadas con lo paranormal. Para mi, el leerlo de mano de sus protagonistas, gente que no sabe escribir y que lo expresa tal y como ellos lo vivieron sin tratar de hacer literatura de ninguna clase.

A lo largo de ya muchos años he leído un montón acerca del tema y me he documentado bastante. Como sabréis son cientos de personas, miles las que afirman haber tenido alguna clase de contacto con el más allá por pequeño que sea. De hecho, durante algún tiempo pedía a amigos míos que me relataran cosas que les hubieran pasado o les hubieran contado, el propósito era hacerme una idea de cómo cuantas personas de mi entorno habían tenido alguna experiencia de este tipo.  No es que esto lo convierta en cierto, pero me tenéis que reconocer que si escuchaseis que todas esas personas han presenciado un mismo fenómeno de manera simultánea, seguramente no lo podríais en duda.

Yo tengo que decir que yo personalmente ni creo ni dejo de creer, pero me hace ilusión pensar que cosas así puedan pasar, que haya cosas más allá de lo que podemos entender. Sin embargo soy bastante escéptico en cuanto a que, cuando alguien me cuenta algo que le ha ocurrido siempre trato de buscar una explicación racional agotando todas las posibilidades que se me ocurran

Hay muchas explicaciones racionales que pueden dar cierto sentido a muchos fenómenos paranormales. Aquí voy a exponeros algunas.

La gran mayoría de estos fenómenos puede adscribirse a estados psicológicos alterados o a la propia sugestión. La gran mayoría de personas que creen haber visto en fantasma, en la mayoría de los casos se trata de fenómenos psicológicos que pueden comprender un espectro muy amplio.
Puede que simplemente se trate de una mente muy sugestionada que confunde una forma  o figura, una luz o una sombra con una figura humana o fantasmagórica. Como sabréis, muchos procesos visuales dependen de una reconstrucción cerebral de la imagen, como por ejemplo la lectura –no leemos letra a letra, nuestro cerebro identifica la forma del garabato y trata de buscar una forma parecida en la memoria y con que palabra se corresponde. Si una persona está lo suficientemente convencida, esto puede llevar a su cerebro a asimilar una sombra con lo que este espera ver, es decir, un fantasma.

Un caso muy parecido es lo que llamaremos un caso de escotoma visual. A lo largo de la vida, el cristalino del ojo puede sufrir diversos daños, pequeñas manchas o rasgados minúsculos o lesiones microscópicas en el interior del ojo. Nosotros no lo notamos porque el cerebro, gracias a la información del otro ojo, completa el hueco. En este caso puede ocurrir lo mismo que en el caso anterior, si el cerebro esta lo suficientemente sugestionado, puede que lleguemos a creer haber visto algo.

Este sería el nivel más bajo de procesos psíquicos que pueden confundirse con un fenómeno paranormal. En un siguiente nivel podríamos tener alucinaciones o ensoñaciones. El caso de las alucinaciones está claro, no hay más que rascar, sin embargo, estas son fenómenos no tan comunes si no se tiene algún problema neurológico o se ha consumido alguna sustancia.
Las ensoñaciones son mucho más comunes. En algunos momentos en los que tenemos el cuerpo sin tensión muscular, el cuerpo puede quedar dormido durante unos segundos y saltar directamente a la fase REM, en esos segundos podemos llegar a soñar, seguro que a todos os ha pasado alguna vez. Si el cerebro no alguna referencia que diferencie el momento de dormirse y el de despertarse, no almacena el sueño en la memoria, de ser así, esos sueños de unos segundos de duración pueden tomarse por realidad.
En algunos casos puede ocurrir que durante el sueño la parte sensorial se despierte mientras que el resto del cuerpo sigue durmiendo.
La información que se recibe el cerebro durante el sueño accede directamente al subconsciente, por lo que durante esos segundos, en casi todos los casos, el cerebro al no poder mover el cuerpo, lo interpretará como una amenaza y tendremos una pesadilla que justifique lo que esté ocurriendo tratando de que el sueño sea coherente –es igual que si estamos durmiendo y tenemos frío, soñamos con frío, si tenemos hambre soñamos con comida, el cerebro trata siempre de mantener la coherencia en la información que recibe.

Cualquier cosa que soñemos en estos estados de ensoñación puede parecernos real, ya que no tenemos conciencia de estar dormidos.

Como último caso de fenómenos psíquico y muy raro tendríamos casos de trastorno por conversión, más popularmente conocido como histeria  colectiva. Este trastorno puede producir alucinaciones y cosas mucho más radicales, como la aparición de heridas.
En algunos casos, los fenómenos de voces que aparecen de la nada, se han atribuido a una ventriloquia inconsciente por parte de alguno de los presentes, es decir, que de una manera inconsciente una persona proyecta la voz desde el estómago. Muchos casos de psicoquinesis u objetos que se mueven solos, se han atribuido a fenómenos de telequinesis inconsciente por parte de algunos de los presentes.
Se interpreta que del mismo modo que en una persona bajo histeria colectiva han llegado a aparecer síntomas de enfermedades que no parecía, incluso erupciones e hematomas, puede que este mismo estado permita a algunas personas acceder en su subconsciente a habilidades que no conoce como en los casos de ventriloquia y telequinesis.

Bueno, dejando atrás los fenómenos psíquicos, pasemos ahora a lo que podríamos llamar físicos. Esta de sobra demostrado que el cuerpo irradia una gran cantidad de energía, y los fenómenos tanto visuales como auditivos se transmiten mediante energía.

El sonido rebota en las paredes y avanza siempre en línea recta, y cada uno de estos rebotes altera su volumen y su frecuencia hasta que llega a una frecuencia inaudible para el oído humano.

En las situaciones extremas, la cantidad de energía que emana el cuerpo aumenta, y esa energía trasporta la luz y las ondas sonoras, es decir, el sonido y la imagen.
Teniendo en cuenta esto, si se da una situación de extrema intensidad en un determinado lugar con unas características de los muros, su grosor, su disposición y otras muchas variables, toda esa energía podría quedar de alguna manera encerrada.
Toda esa energía quedaría rebotando y alterándose con cada rebote como ocurre con el sonido. La frecuencia del sonido podría alterarse de manera que fuese audible por unos segundos en ese lugar, volviendo a entrar en el espectro auditivo humano.
Con la imagen podría ocurrir algo parecido, ya que se sabe que el espectro visual humano es limitado, por lo que, de alguna manera puede que la energía de la luz que conforma la imagen pudiera ir rebotando y alterándose de manara que en algunos momentos pudiera volver a entrar en el espectro visual humano.

De esta manera, es remotamente posible que voces e imágenes de acontecimientos pudieran volver a verse u oírse fugazmente durante unos segundos.

Por último tendríamos lo que llamaremos manifestaciones materiales, que vendría a estar relacionado con campos electromagnéticos. Estas manifestaciones se corresponden con lo que se conoce como ectoplasma.
El ectoplasma es una especie de cuerpo orgánico semimaterial y fluido  que emana del cuerpo humano y que parece tener cualidades electromagnéticas. De alguna manera, cuando hay mucha energía en un lugar, si esta se combina con una gran cantidad de energía que esté siendo emitida es capaz de romper el campo electromagnético y materializarse en una sustancia que parece estar formada de tejido proteínico, grasas, leucocitos, fosfatos, tejido cartilaginoso y células en formación.

La ruptura del campo electromagnético absorbe  una gran cantidad de energía y es por esto que en la gran mayoría de casos registrados de contacto con ectoplasma y de manifestaciones paranormales en general, se habla de una bajada de temperatura.
El ectoplasma puede adquirir formas muy variopintas, pero se dice que emite luz y que no siempre toma formas reconocibles, pero puede hacerse semisolidas o tomar el aspecto de personas o partes de estas.
Bueno y hasta aquí algunas cosillas que espero que os hayan resultado cuanto menos interesantes.

Un saludito.