Bienvenidos a la Nación Mod

Muy buenas a todos!!

Ha pasado mucho tiempo desde mi última entrada, y lamento la ausencia de la comunidad, pero últimamente han estado centrado en algunos proyectos musicales que me han tenido muy absorbido –ya he comentado alguna vez que la, música es uno de los aspectos más importantes de mi vida, pero decidí mantener esta pasión al margen del blog.

Estoy aquí para compartir con vosotros la mayor satisfacción videojueguil que he tenido en los últimos tiempos: Mod Nation Racers. Como siempre digo cuando hago una entrada dedicada exclusivamente a un juego, el objetivo de lo que vais a leer es ayudaros a descubrir el increíble mundo de la Mod Nation y que si alguno se esta planteando comprarlo, pueda tomar una decisión con el material que lea aquí.

Lo primero que quiero decir es que este juego parece que lo hagan hecho específicamente para mí. Y lo digo porque siempre he sido un fan de Mario Kart, desde el de Super Nintendo, los he jugado a todos -a unos más que a otros la verdad- y lo considero una de las mayores franquicias de la historia de los videojuegos y hoy por hoy ya es más que evidente que ha creado toda una escuela.
Sin embargo siempre ha habido un par de detalles que me han escarpado, con  los primeros juegos no lo notaba tanto, supongo que era un jugado menos experimentado, pero en los últimos años lo he acusado más en mis partidas a Mario Kart. Además, tengo muy recientes estos aspectos que no me convencen del juego por culpa de la gigantesca entrega del juego para Nintendo DS, para mi la mejor de la saga.

Bueno, pues los mismos defectos que yo le encuentro, los mismos puntos que no me terminan de convencer, parece  que son los mismos que no les acababan a los chicos de United Front ya que los han pulido todos y han creado una obra que a mi e parece hecha a mi medida.

Entiendo que los personajes del universo Mario tienen un carisma inigualable, casi se podría decir que son los más queridos del mundo del videojuego. Yo por mi parte tengo que reconocer que en los últimos años ya no me resultan tan atractivos, en parte porque me resulta un universo muy infantil, lo que puede tener su encanto… pero no termina de convencerme para un juego de carreras.
 Mod Nation Racers nos introduce en un mundo con una estética fantástica, que mezcla un concepto funky dándole un toque infantil, fresco y juvenil… y a partir de aquí nos propone un lienzo en blanco. Podemos crear nuestros coches y personajes en un editor que por lo menos a mi me parece fantástico.

Tengo que reconocer que antes de jugarlo me imaginaba los editores de otra manera, supongo que me imaginaba el menú de crear personajes parecido al editor de avatares del menú de Xbox360 y el de los coches al de mi adorado Need for Speed Underground… pero la cosa no va así. Estos editores no están orientados a crear caricaturas de personas ni coches molones, la idea es hacer personajes llamativos y originales y coches atrevidos y rompedores, con una estética muy de cartoon y más alejada de la realidad.  
Conforme vamos avanzando vamos desbloqueando piezas lo que nos permite hacer diseños más elaborados y a aquellos a los que al principio -como a mí- os pueda parecer que los editores son sencillos, descubriréis pronto que lo sencillo es manejarlos, porque las posibilidades son casi ilimitadas.

Mod Nation Racers es diversión y una adicción desorbitada, es no poder parar de crear y de correr una y otra vez. La conducción es una delicia y va un paso más allá de lo que podría ser Mario Kart complicado un poco la conducción y con un control algo más profundo.  A lo que podemos encontrar en el clásico de Nintendo debemos añadirle una velocidad vertiginosa y una física absolutamente realista. Esto hace la conducción algo más compleja y exige una gran concentración y precisión del jugador una vez superados los primeros circuitos.

Los desarrolladores han aportado una idea que lleva el sistema un paso más allá y que la verdad es que se acopla a la perfección a jugabilidad, no la complica pero la hace más exigente: se trata de la barra de Turbo, la gran aportación de United Front a casi impecable sistema de Mario Kart. Esta barra se va llenando con pericias de conducción tales como velocidad punta, saltos, derrapes, adelantamientos o golpear a los rivales, esto recuerda a los puntos de estilo de Need for Speed.
A la energía acumulada en esta barra podemos darle tres usos principales: el primero es una especie de empujón de velocidad al estilo nitro que aparece en tantos juegos. El segundo es dar un volantazo lateral para tumbar a nuestros oponentes que se encuentren en línea con nosotros, una maniobra algo complicada de dominar pero tremendamente útil.
El tercero es un escudo que nos protegerá de un impacto: fundamental. ¿No habéis sentido alguna vez en Mario Kart que las armas desequilibran un poco la carrera? Pues la solución es esta, con este escudo podemos protegernos de los golpes enemigos, pero requerirá pericia hacerlo de manera hábil y no desperdiciar la barra de Turbo.

Esto entronca con el sistema de armas. Algunos han comentado que las armas son pocas… no puedo estar más en desacuerdo. Lo que ocurre es que es un sistema de armas diferente y que a mi personalmente me gusta más, de hecho en Mario Kart algunas veces he querido poder desactivar las armas porque en ocasiones distraen demasiado de la conducción.
En Mod Nation Racers obtenemos las armas cogiendo unas bolas rojas repartidas por la pista, y tomando sucesivas de estas bolas podemos incrementar el poder del arma que obtengamos u obtener un efecto diferente y este es un componente estratégico muy importante.
Por ejemplo ayuna arma que es una especie de golpe sísmico. En nivel uno, este arma da un golpe en un radio alrededor nuestro que tumbará a los rivales, mientras que en nivel tres lanzaremos una onda sísmica que recorrerá el circuito tumbando todo a su paso. ¿Es una mejor que otra? En realidad no, el nivel tres te despeja el camino si vas en puestos atrasados, pero si vas a la cabeza no te sirve de nada, sin embargo el golpe alrededor es muy práctico en las distancias cortas de los primeros puestos.
Y así ocurre con todas, son pocos, pero con diferentes niveles con los que obtienes efectos diferentes. Podían haberse organizado como armas independientes, pero de esta manera es más estratégico y abandona menos al azar, ya que al salirnos un arma podemos planifica hasta que nivel nos interesa incrementarla o cuando queremos usarla.

Por otro lado tenemos la creación de circuitos, lo que ya es harina de otro costal. Hacer un circuito no es cualquier cosa, es decir, hacer una pista por la que correr con una forma que se nos ocurra lo podemos hacer en cinco minutos. Sin embargo, decorar lo y hacerlo bonito ya nos tomará algo más de tiempo y dedicación, sin embargo hay muchas personas que se dedican a ello alrededor del mundo y podemos bajarnos cuantos circuitos nos apetezca, lo que convierte el juego en prácticamente ilimitado.
El editor es muy sencillo de manejar e intuitivo, yo personalmente hecho en falta algunos detalles, como que se pudieran hacer circuitos nocturnos o con fenómenos atmosféricos, pero por lo demás tiene cualquier cosa que podáis imaginar. Al igual que con los editores de Mods y de Karts, tendreis que dedicarle algo de tiempo para que os empiecen a salir cosas realmente guapas, pero cuando lo tengáis dominado s resultará increíble las cosas que se pueden hacer.

Los gráficos cumplen a la perfección y el juego luce que es una maravilla, los circuitos están llenos de detalles y todo está muy cuidado: colorido, alegre y fresco. La tasa de frames es perfectamente estable incluso teniendo en cuenta las grandes velocidades, y el motor de físicas responde perfectamente.
El apartado sonoro es algo muy destacable, no solo por el doblaje que está bastante acertado y los efectos de sonido que acompañan al juego a la perfección. La música es también un punto brillante del juego, no hay muchas canciones pero la verdad es que están todas muy guapas, con muchas vientos  y un estilo muy funky y fusión que recuerda a la BSO de Little Big Planet. Para mi la música es uno de los puntos fuertes del juego.

Como puntos negativos: las cargas… si, son muchas y son muy, muy largas. Creo que se puede decir que te acostumbras, porque están bien puestas, por ejemplo puedes correr una misma pista todas las veces que quieras sin cargas, y tampoco las hay durante los editores de Mods, ni de Karts, ni de Circuitos. Son una lacra importante… me gustaría pensar que en el futuro con un parche se ofrezca la posibilidad de instalar parte del juego en la consola y pueda paliarse un poco el tema.

Otro de los puntos negativos es que, por lo menos a mí, el online no me va nada bien. Espero que los servidores se vayan asentado y que con sucesivos parches vayan mejorando la conexión.

En fin, no me puedo imaginar hasta donde puede llegar este juego gracias a las descargas por internet, espero que llegue tan lejos como Litle Big Planet o más y que nos de muchas horas de diversión a los jugadores que estamos disfrutando de este gran título. Espero con ansias actualizaciones que nos traigan más y más complementos para poder ver hasta donde puedo llegar con mi imaginación.

Si te gustan los juegos en los que puedes plasmar tu creatividad y sobre todo, si te gustan las carreras arcade -como a mi- este es tu juego. Diversión, diversión, diversión sin límites por parte de United Front para los usuarios de PS3.

¿Hasta donde puedes llegar con tu imaginación?