Fight!

Enormes saludos a todos!
Bueno, aquí me tenéis de vuelta después de mucho, mucho tiempo, para contaros mi última aventura videojueguera. Es un placer como siempre volver por estos lares y contaros algunas de mis tropelías en el mundo del ocio electrónico, y si le puede servir de ayuda a alguien pues mejor que mejor.
Desde siempre me han llamado la atención los juegos de lucha, los fighting games como se suele decir. No sé si las partidas a la recreativa de street fighter siendo niño me marcaron ya para siempre o si es su exigente jugabilidad lo que me atrae, pero toda mi vida me han encantado. El problema es que soy malísimo.
Cuando yo era pequeño, lo más que jugabas era contra la máquina o contra un amigo, pero en esta generación gracias al juego online hemos subido de nivel y ahora, ponerse a los mandos de un luchador en un fighting game es un reto contra el mundo, contra cualquier jugador de cualquier rincón del planeta al que le apetezca echarse una partida. 
Alguno podría pensar que si no eres muy bueno, siempre te queda la opción de seguir jugando como se hacia antaño, contra la CPU o contra amigos. Pero ¿de verdad que alguno es capaz de disfrutar a fondo de un juego, sabiendo que cientos de personas en todo el mundo empezaron donde tu estás y llegaron a controlarlo de una manera que para uno esta fuera de todo alcance? Yo no. Si alguien es tan bueno, yo quiero ser igual de bueno. 
Como muchos de los que leéis este blog habitualmente sabéis, mi ocupación es la de maestro, de manera que conozco bien las vías por las que una persona puede adquirir una determinada destreza. Además a lo largo de los años en muchas ocasiones me he propuesto aprender a hacer algo o mejorar mi destreza en algunas habilidades y, con tesón y disciplina, en muchos casos he obtenido grandes resultados en estas empresas. De este modo, hace unos meses me propuse alcanzar mi sueño: ser un buen jugador de fighting games
Durante mis primeros pasos, busqué por todas partes alguna clase de guía que me diese algunas directrices comenzar, pero no tuve éxito. El objetivo de este texto es servir como guía introductoria a todo aquel que se encuentre en una situación similar a la mía meses atrás y quiera saber cuales deben ser sus primeros pasos. 
El Arcade Stick
Con este objetivo, con mucha ilusión y con una gran dosis de ganas me puse manos a la obra. La primera tarea que me impuse fue la de hacerme con un buen Arcade Stick. Ya hacía tiempo que me había hecho con uno, ese que venden en el Game que vale 20 euros, pero yo quería el bueno, el grande, si, ese que estáis pensando: el Arcade Fightstick Tournament Edition de Street Fighter 4.
Muy pocos días antes había estado leyendo como mera curiosidad unas noticias que hablaban de las dificultades de distribución de estos Arcade Sticks de Mad Catz y que las futuras ediciones muy posiblemente no serían accesible más que mediante importación. Aún así esto no me amedrentó y me puse a indagar en como hacerme con uno. No os voy a aburrir con los pormenores de mi búsqueda, pero tras incontables visitas a páginas web, llamadas a establecimentos y visitas a tiendas logré hacerme con uno a un precio obsceno -por lo alto- que no voy a detallar. Me lo tomé como uno de esos caprichos que a veces se da uno en la vida. Tengo que decir ante todo, que no pagué ni un céntimo más de su precio en tiendas y que era completamente nuevo, pero es que su precio ya de por si me parece obsceno. 
El resultado: inmejorable, estoy tan contento con él que en ocasiones sueño que se me rompe y que no puedo encontrar otro. A pesar de que es grande como una maleta, el tacto y sensibilidad tanto del joystick como de los botones es increíble. Es muy bonito y se presentación es inmejorable, aunque hubiera sido un detalle que por la pasta que vale, los chicos de Mad Catz se hubieran rascado el bolsillo y hubieran pagado los derechos para poder poner los auténticos signos de los botones de Sony
Para aquellos que no tengan muy claro que ventajas aporta un Arcade Stick frente al pad tradicional, aquí la enumeraré: sus ventajas son dos. 
En primer lugar el joystick se mueve con un pequeño click  en cada cambio de dirección, lo que se traduce en una precisión inigualable a la hora de ejecutar movimientos, ya que simplemente al tacto podemos saber exactamente los movimientos que hemos hecho, a la hora de ejecutar un movimiento especial nos permite saber que hemos pasado exactamente por todas las direcciones necesarias y en el orden correcto para su ejecución.
Su segunda ventaja consiste en poder acceder a los 8 botones con una sola mano. Esto requiere cierta práctica para poder utilizar los dedos indice corazón y anular, aprender sus posiciones y a que botones accede cada uno. Con mucha práctica termina por convertirse en algo muy natural. La sensibilidad de los botones es muy importante, ya que determinadas maniobras requieren movimientos muy rápidos y coordinados. Es importante señalar que ningún juego que yo conozca de lucha requiere una utilización constante de los 8 botones, a los sumo 6.
Técnica
¿Qué es lo que debemos hacer exactamente en un juego de lucha? Parece que esta claro, bapulear al rival, pero ¿cómo se hace esto de una forma efectiva?.
Antes de ponerme a indagar en los fighting games, mi técnica era muy sencilla: descargar golpes especiales sin mucho sentido esperando que alguno impactase en el oponente y que los máximos posibles le pillasen descubierto. Cuando el rival se me echaba encima: salir de ahí como pudiese.
A esto no se le puede llamar técnica ni se le puede llamar nada. Lo que voy a explicar a continuación a muchos os puede parecer de perogrullo, pero yo no lo sabía y me hubiese encantado que alguien me lo hubiese explicado, de tal manera que para quien quiera saberlo y le ayude aquí tiene mi explicación:
Combos
La clave de los fighting games se encuentra en los combos. De manera habitual en un juego de lucha si apretamos dos botones seguidos, el personaje ejecutará el primer movimiento , después habrá una pequeña pausa y después ejecutará el segundo movimiento. Durante esta pequeña pausa estamos vendidos, si el oponente nos golpea en ese momento nos lo comeremos de lleno. 
La gran mayoría de los movimientos básicos de cada personaje tiene distintas variantes: agachado, en salto y en algunos juegos, combinando el botón correspondiente con una de las dirección obtendremos un golpe diferente. Existen determinadas modalidades de distintos golpes que si realizamos seguidas, bien se ejecutarán inmediatamente seguidas o bien tras impactar en el rival lo dejarán en una poción en la que no podrá reaccionar antes de que le asestemos el segundo golpe. 
Nuestra tarea consiste en encontrar estos golpes y formar cadenas lo más largas posibles que el rival tenga que recibir sin poder ni pestañear entre golpe y golpe. 
Algunos juegos como Mortal Kombat en menor medida y Tekken en una profundidad abrumadora, traen ya combos prediseñados, combinacions de botones que ejecutadas correctamente desencadenarán un combo por sí solas. Otros juegos como Street Fighter no son tan benévolos y eres tu mismo  quien tiene que explorar el personaje y encontrar las combinaciones. Pero, no cometáis el error de creer que en la primera modalidad el juego hace el trabajo por ti ni mucho menos: los combos prediseñados están bien para empezar, pero luego tendremos que ser nosotros los que encadenemos esos movimientos con otros para ser realmente mortíferos y efectivos. Ante el jugador medio del online estamos vendidos si no controlamos el arte del combo.
Defensa 
La clave de tu supervivencia es la defensa. No se trata de defenderte de los proyectiles y de todos los golpes que puedas: atendiendo a lo dicho anteriormente cuando hablaba sobre los combos, dejar entrar un golpe es dejar entrar la cadena que le sigue, por lo tanto debemos ser un muro. 
Defenderse de todo no es tan sencillo, no se trata de quedarse quieto apretando hacia atrás. Cualquier rival listo sabe que si te defiendes de un golpe medio el siguiente golpe debe de ser bajo y tu papel es adelantarte a esto, se trata de una defensa nada pasiva si no totalmente activa, previendo que va a intentar el rival si no le dejamos pasar un golpe por arriba o por abajo. Nosotros como atacantes debemos hacer lo mismo, hacérselo sudar, no puede ser que estando parado y cubriéndose no le entre nada de lo que le asestamos. 
Hay que tener en cuenta además que cada vez que el rival nos para un primer golpe, esto le deja una puerta abierta la mayoría de los casos a atacarnos él antes de que llegue el segundo, de modo que no podemos ponernos a dar golpes altos y bajos como un loco esperando a encontrar el hueco: hay que estar atento a que va hacer tras detener nuestro ataque.
La mayoría de los juegos cuentan con contraataques que nos permiten detener un combo del oponente, pero o bien son limitados en el numero de veces que se pueden ejecutar, o bien tienen que realizarse con un timing endiabladamente perfecto. Por lo tanto, si el combo es la clave de la victoria y un contraataque puede detener un combo, dominar el contrataque es dominar al rival. 
Golpes especiales
Los golpes especiales era lo que me fascinaba a mi del Street Fighter 2 cuando era niño: eran difíciles de ejecutar pero tenían efectos sorprendentes y eran demoledores. Todo esto es cierto, pero no se puede uno a hacer golpes especiales como un loco y sin sentido, tiene dos funciones básicas:
La primera es, evidentemente, como parte de combos. En medio cadena de golpes o como colofón final son ideales. La segunda no es más que una prolongación de la primera, ya que te permiten colocar al rival donde tú quieres para poder descargar el combo. En muchos casos los efectos demoledores de un golpe especial lanzarán al oponente por el aire dejándolo indefenso ante el primer golpe de un demoledor combo, pero en otras situaciones nos permitirán atacar al oponente a distancia obligándole a acercarse, o nos permitirán atacarle desde cualquier punto de la pantalla, lo que le obligará a estar en constante movimiento.
Tú primero
Así es como yo definiría la clave para ganar un combate: siempre tú primero. En medio de una trifurca nos podemos encontrar con que hagamos el papel de atacan o bien que seamos el que está recibiendo los golpes, en realidad da igual, la clave es ver los huecos el rival nos está dejando antes de que él vea los nuestros. ¿Donde está?, ¿lo tienes lejos?, ¿lo tienes cerca? La clave es ver que puerta nos está dejando abierta para que le derrotemos. 
Si somos nosotros los que estamos recibiendo los golpes, cuando el oponente nos lance un ataque y vea que no sabemos como detenerlo, es normal que lo repita sin cesar -sobre todo en el online, la CPU suele ser más variadita, lo que resulta irreal y te da facilidades como jugador. No puedes dejar pasar un segundo, piensa rápido: ¿qué estás haciendo mal? Ningún movimiento que se pueda hacer mil veces seguidas es inbloqueable, encuentra la manera de salir de ahí. No te pongas a aporrear botones, eso no te servirá de nada, tranquilízate y observa como puedes salir de ahí, busca el hueco y ataca aprovechando que el rival se ha confiado pensando que no puedes hace frente a su combo, se ha visto el combate ganado y ahora está descolocado, a por todas. 
Cuando te encuentras frente a frente con tu oponente y os estáis bloqueando el uno al otro los golpes sin cesar, solo hay una salida: una presa. Pero ¡jamas puedes permitir que él lo piense antes que tu!, como mucho a la vez, ejecutar el movimiento casi a la vez te permitirá, zafarte de su presa y aprovechar para llevar el combate a tu terreno.
CPU
Es normal sentirse amedrentado jugando en el online, yo me pongo tan nervioso muchas veces que después del combate tengo que ir a lavarme la cara o secarme el sudor con una toalla. Afortunadamente el juego offline nos permite practicar todo lo que queramos, pero no te equivoques que no es igual, por muy alto que te pongas el nivel de dificultad, la máquina nunca tendrá la picardía de una persona, que en muchos casos puede suplir una habilidad para el juego no tan alta. 
Mi consejo es no dormirse, cuando juegues contra la CPU, sube, sube y sube el nivel de dificultad. No tanto como para que no te de tiempo a pensar tus movimientos y termines aporreando botones, pero cuando veas que los rivales ya no te suponen un reto: más dificultad. No hay que tener miedo a continuar, avanzando en los modos arcade es como te vas enfrentando a rivales cada vez más duros. Cuando pierdas un combates, vuelve a intentarlo, pero antes piensa en que has fallado cuando saliste derrotado, ¿qué es lo que te ha hecho que no has podido con él?
Con estos consejos y echándole muchas, muchas horas, comenzaremos aganar combates en el online y ahí es cuando empezaremos a disfrutar de verdad del juego: cuando sabes que eres bueno en algo, es una satisfacción juntarse con otros que también lo son y enseñarles lo que sabes, aunque pierdas, pero sin ponérselo fácil y sin perder los nervios, después del combate habrá otro, y otro y otro. Lo que hay que hacer es hacerlo tan bien como sepas, luchar grandes combates y pelear duro y así, pasártelo de maravilla.
Juegos
Bueno, ahora viene lo bueno. A lo largo de esta mi epopeya por el mundo de los fighting games he tenido como es natural que hacerme con diversos títulos, creyendo que las destrezas que adquiriese en unos me serviría para otros, y creo que así es. Puede que los juegos sean radicalmente distintos y por supuesto cada uno requiere horas y horas de perfeccionamiento para dominarlo, pero la velocidad, los reflejos y el poder encontrar a cada situación su respuesta, eso vale para todos.
Street Fighter IV
El rey de los juegos de lucha en 2D y uno con los sistemas de lucha más sencillos pero a la vez más profundos de los que podemos encontrarlo. Difícil de jugar y muy difícil de dominar, los combates son rápidos y estratégicos al máximo.
Para mí, sus mayores virtudes de cara al jugador novel de fighting games son en primer lugar un apartado visual sobresaliente -aunque con algunos detalles un poco escamosos: ¿por qué las chicas tiene manos y pies de hombre?- y una plantilla de personajes enorme, variada y con gran cantidad de figuras de gran carisma con lo que nos sentiremos cómodos tanteando diferentes opciones antes de elegir a nuestro luchador. 
Nosotros mismos tendremos que explorar las posibilidades de cada personaje y encontrar que golpes se pueden combinar entre si para crear cadenas mortíferas. Aunque los golpes especiales son asequibles , los combos no lo son tanto, debemos encadenarlos muy rápidamente y con un timing perfecto. Cuenta con un gran abanico de niveles de dificultad lo que nos permitirá practicar a fondo y la CPU es exigente, así podremos llegar al online bien preparados.
Mortal Kombat
 
Mi ojito derecho, el único juego en el que he llegado a ser algo bueno y a repartir buenas hostias en el online, aunque sin pasarse. Desde mi punto de vista es ideal para principiantes, los golpes especiales son fáciles de ejecutar y los luchadores tienen varios combos prediseñados que se pueden aprender con poca maña, y con poco esfuerzo podemos llegar a tener un buen nivel. Además tiene un modo tag muy completo y divertido.
Tiene bastantes modos de juego  y niveles de dificultad, un apartado visual sobresaliente y una gran plantilla de personajes carismáticos que van desde los muy sencillos de manejar y asequibles hasta los más coplejos que también son más letales. 
Uno de sus puntos negros es en online, con un lag que en ocasiones nos hará difícil hasta la tarea de escoger luchador y que nos puede poner en serias dificultades a la hora de manifestar nuestras habilidades frente a oponentes reales. 
El modo historia ha sido criticado y no entiendo por qué, ya que para mi es uno de los mejores, permite manejar a casi toda la plantilla de personajes y en el que contemplamos los acontecimientos como una película – y no como un pase de diapositivas como en otros juegos. 
A mi gusto es ideal para comenzar en el mundo de los fighting games, nos permitirá familiarizarnos con las técnicas básicas, con los combos y con la encadenación de estos, con la defensa y los contrataques. Es un gran juego en que obtener nuestras primeras satisfacciones como luchador. 
Marvel v.s. Capcom 3
 
Para mí este juego, a pesar de ser muy bueno, es una engañifa para jugadores noveles. Resulta muy asequible al principio, los movimientos especiales son fáciles de realizar y cuenta con un conjunto de movimientos comunes a todos los luchadores, asequibles a todos y que bien utilizados dan mucho juego. La dificultad es muy baja y esto nos dará la ilusión de que somos muy buenos, cuando en realidad estamos a años luz de dominarlo, ya que el sistema de combos es muy similar al de Streert Fighter y por lo tanto es exigente y muy difícil, aunque cuenta con un modo de misiones que nos permitirá aprender a realizar algunos combos y perfeccionarlos. 
Las virtudes de este juego residen en que su apartado visual es impecable y todo su diseño es genial. Por otro lado el juego nos permitirá introducirnos en el sistema de lucha tag que para mi es muy divertido y tiene infinitas posibilidades. 
Tekken 6
 
Bueno, en un determinado punto de mi epopeya a través de los fighting games me di cuenta de que había dejado de lado la lucha 3D, y su máximo exponente es sin duda Tekken. Me costó una barbaridad hacerme con una copia del juego, desaparecido en la mayoría de las tiendas, hasta que finalmente lo tuve en mis manos. 
Tengo que decir que aún no he hecho mucho más que flirtear con él, aunque tengo que decir que de momento lo que he visto me ha encantado, se trata de un juego absolutamente diferente a nada de lo que había visto anteriormente y que supone un giro radical frente a otros juegos de lucha. La diferencia radica en que los combates se basan en la realización de combos complejísimos, alejados de los movimientos especiales de juegos como Street Fighter. Se trata de un sistema de combate profundísimo y en contiendas pausadas y estratégicas, en las que llevamos todo lo explicado aquí a un máximo exponente en encuentros medidos al milímetro.
Los luchadores cuentan con una media de 100 golpes cada uno entre presas, movimientos y combos, que además nos harán estar al tanto de las guardias altas, medias y bajas de nuestro oponente y por donde puedan venir sus ataques teniendo en cuenta que hablamos de lucha en 3D lo que implica llevar las posibilidades de ataque mucho más allá. Si  a esto lo sumamos la cantidad de movimientos comunes a todos los luchadores, podéis haceros una idea de la complejidad de los combates a la que me estoy refiriendo. Además el juego es exigente de por sí, exige de timins perfectos y una precisión bestial para realizar los movimientos y combos.
La plantilla de personajes es irregular, son muchos y todos con un estilo muy manga -aunque los gráficos sean realistas, los trajes, atuendos y aspectos son super disparatados al estilo del cómic japones. Son muchos luchadores, a mí no me resultan demasiado carismáticos aunque supongo que para los habituales sí lo será. Por otro lado tiene un sector bastante amplio de los luchadores que podríamos denominar como absurdos ¿un canguro?, ¿un oso?, ¿robots?, ¿una india americana?.
Un punto que no se si destacar como positivo o negativo es su modo historia, que tras echarle unas cuantas horas aún no sé decir si es el beat m’ up por el que clamamos todos los fans del género en esta generación o si es el mayor disparate que he visto. Resulta divertido y en verdad tiene mucha miga, pero el control es calcado al de los combates normales y al tener que avanzar por un escenario y alternarlo con los combates resulta un poco engorroso, ya que al tener que combatir con enemigos rodeándonos por todo alrededor nuestro al estilo God of War, se hace algo extraño. Mi duda radica que aún no se decir bien si se trata de un fallo de diseño en la jugabilidad o si simplemente es una cuestión de acostumbrarse. 
Lo que se queda en el tintero
Evidentemente hay muchos juegos que aún no he probado en profundidad: Virtua Fighter  que por lo que he oído es muy, muy técnico, lo que me hace pensar que será divertidísimo aunque muy exigente. Lo dejo para más adelante. 
Dead or Alive, por lo que he leído parece ser lucha en 3D pero muy rápida y basada en contrataques. Su aspecto visual y todo lo que le rodea me produce una repulsión extrema, su plantilla de chicas en paños menores con tetas que desafían a la gravedad me resulta ridícula. Además en un video de You Tube en el que vi como el modo historia de una de sus chicas se basaba en conseguir una lechuga para hacerse un sandwich para que finalmente cuando lo tenía listo  -por supuesto en una escena en la que veíamos a la chica preparándose el almuerzo en paños menores -se le cayese todo al suelo.
Aún así, las descripciones que se hacen de su sistema de combate me resultan muy atractivas y me gustaría poder probarlo y profundizar en él. 
Blaz Blue, bueno lo que me pasó con este juego es curioso. Lo tenía antes de ponerme tan en serio con los juegos de lucha y me encantaría tenerlo ahora ya que todo lo que escucho de él son maravillas. Sin embargo me deshice de mi edición del Calamity Trigger para hacerme con el Continuum Shift, lo que ahora mismo resulta imposible o por lo menos yo no lo encuentro en ninguna tienda. A la espera de poder explorarlo más a fondo con mis nuevos conocimientos adquiridos tras estos meses de práctica en el mundo de los fighting games.
Soul Calibur, que sí tengo en mi poder y sí he jugado bastante, aunque sin haber llegado a ponerme realmente en serio con él. De entrada la estética de caballeros y espadas estilo manga no me resulta demasiado atractiva y por lo que he visto el sistema vanría a estar a medio camino entre Tekken y Street Fighter, con combates muy pausados y basados en la ejecución de combos complejos pero contando con golpes especiales al estilo Capcom. Me gustaría darle una oportunidad y profundizar más, pero ¡hay tantos juegos y tan poco tiempo!, ¡no se les puede prestar atención a todos!
Conclusión
Bueno, hasta aquí esta pequeña introducción para quien le pueda interesar este fantástico mundo que es el de los fighting games, espero que pueda servirle de ayuda a quien ande buscando cómo dar los primeros pasos en este género.
Yo ni mucho menos considero que haya terminado mi camino de auto perfeccionamiento, pero creo que he hecho grandes avances, sigo siendo un manta en el online, pero creo que estoy en el camino correcto, en cualquier caso cualquier consejo será bien recibido. 
Gracias por leer y un saludo enorme.