Psicofonías: Gritos en la noche

Son las 10 y media de la noche y tenemos todas las herramientas preparadas.

Marcelo ha situado el micro onmidireccional en la posición que le dije y estamos a la espera de que Alberto nos de la orden de empezar.

Desde aquí arriba se ven las cosas maravillosas.

Las luces de Orihuela brillan por doquier y el silencio de la montaña parece abrigar nuestros titiritantes y helados cuerpos.

A pesar del abrigo, hace una noche bastante fría.

    – ¡Ahora! – Nos grita Alberto.

Marcelo pulsa el interruptor de grabación y el aparato empieza a registrar todos los sonidos nocturnos.

 

A lo lejos un perro ladra ininterrumpidamente.

El ruido de un ciclomotor se hace también presente.

Nos miramos con cierto grado de escepticismo y decepción pero con la esperanza de que cuando escuchemos la grabación en el estudio no haya ningún tipo de sonido que enmascare a otro.

Me aprieto mejor la bufanda para proteger la garganta que no me apetece nada caer enfermo. Sólo me faltaba eso.

Los minutos parecen transcurrir sin ninguna prisa.

No sé el tiempo que llevamos grabando la Psicofonía pero parecen horas.

Nos decidimos por hacer el experimento por unas recientes declaraciones que leímos en Internet.

Alguien, no se indica su nombre, se dedicaba a realizar psicofonías aquí sobre el monte San Miguel de Orihuela.

Concretamente en el Castillo de los Moros.

Dicen algunas personas que en el Seminario, algunos de los más veteranos cuentan que algunas noches han escuchado un grito desgarrador que les ha helado la sangre.

Todos los sonidos extraños parecen provenir de la parte en donde están localizadas las denominadas mazmorras.

Nosotros hemos colocado varios aparatos en diversos sitios para registrar todos los ecos del pasado que hayan podido quedar grabados a fuego por los siglos en esta sierra oriolana.

Vemos como Alberto levanta la mano avisándonos de que ya es suficiente.

Paramos nuestras grabadoras y empezamos a recoger para dirigirnos a nuestro pequeño  laboratorio doméstico que no es otro lugar que la casa de Marcelo.

Que a la vez es un especialista en el tratamiento de sonido por ordenador.

Con las mochilas a la espalda y las linternas encendidas alumbrándonos el camino, iniciamos el lento descenso pues es una noche muy oscura y la bajada puede resultar muy peligrosa.

 

Una vez abajo nos disponemos a pasar las grabaciones al programa informático para que Marcelo ejerza su especialidad.

Nosotros no escuchamos nada ya que el investigador se ha puesto unos auriculares.

Pasado un buen rato, se gira de repente y nos indica que ha encontrado algo interesante.

Antes de escucharlas, nos advierte de que no hay que esperar una cosa muy espectacular, que si no tenemos costumbre de oir psicofonías no vamos a ser capaces de distinguir los susurros o las voces.

Nos aconseja que estemos atentos y que preparemos nuestro cerebro para que sepa separar y distinguir un sonido de otro.

"¡Arre!" y sonidos de caballo

En la primera de las grabaciones, y seguramente es preciso que la escuchemos varias veces, se oye una voz gritando "Arre" y justo a continuación cómo un caballo golpea el suelo con sus cascos.

//www.ivoox.com/psicofonia-arre-sonido-caballo_md_118998_1.mp3

"¿Sentís sensaciones?"

Esta es la de un ser o persona que parece hacernos una pregunta.

//www.ivoox.com/psicofonia-miedo-pregunta-sentis-sensaciones_md_118997_1.mp3

"Tengo frio"

Una voz que parece provenir del más allá nos avisa de que tiene frío.

//www.ivoox.com/psicofonias-te-odio-o-tengo-frio_md_118994_1.mp3

"¡Sal de aquí!"

Esta da un poco de miedo pues se oye claramante como alguien desde otra dimensión nos ordena algo.

//www.ivoox.com/psicofonia-sal-aqui-2-voz-metalica_md_118992_1.mp3

"¡Sal de aquí…!"

Esta, parece repetir la frase anterior pero con algo más.

//www.ivoox.com/psicofonia-sal-aqui-obama_md_118991_1.mp3

"Estoy en paz"

En esta ocasión parece que nos susurran la siguiente frase:

//www.ivoox.com/psicofonia-estoy-paz_md_118987_1.mp3

(Voz de niño)

Es la más dolorosa de escuchar pues parece la voz de un niño atrapada en un lejano lugar.

//www.ivoox.com/psicofonia-sonido-extrano-voz-nino_md_118986_1.mp3

"Quince"

Se entiende claramente la palabra "Quince".

//www.ivoox.com/psicofonia-el-15_md_118984_1.mp3

"Escupo veneno"

Esta es más a la interpretación de cada uno, pero yo aquí escucho:

//www.ivoox.com/psicofonia-escupo-veneno_md_118949_1.mp3

(Susurros)

Se oye claramente una voz decir algo como al oído.

//www.ivoox.com/psicofonia-misteriosa-mazmorras-castillo-moros-orihuela_md_877079_1.mp3

Vuelvo a estar en portada

 

Esta mañana me he levantado temprano y como cada domingo he seguido mi rutina de ir subiendo canciones a las distintas páginas musicales.

He entrado un momento a Jamendo para ver como estaban las estadísticas y me he encontrado con esto:

Parece que de momento mi música está gustando al moderador que controla los blogs de esta plataforma de promoción de artistas.

La canción, por si la queréis escuchar es la siguiente:

//www.jamendo.com/es/track/723048

Y por si ya me han quitado de las listas aquí tienes el enlace directo al post:

//snabisch.jamendo.net/2012/01/28/innovando/

No estaría de más una opinión al respecto…

Clásicos de mi colección: S.W.I.N.E.

Cerdos contra conejos o conejos contra cerdos.

¿Qué prefieres?

En un mundo alternativo paralelo como el nuestro pero habitado por estos animales ha estallado la guerra.

 

2 campañas de 20 misiones cada una en donde tendremos que enfrentarnos al otro ejército en un ingenioso RTS de gráficos poligonales.

  

– Más de 30 unidades diferentes. 

– 3 importantes cualidades que no debemos perder de vista como son la salud, la gasolina y la munición. 

– Motor 3D de alta calidad que permite infinidad de unidades simultáneas en pantalla con todo lujo de detalles. 

– Altas dosis de humor. 

– Varios niveles de dificultad. 

– Efectos climáticos variables. 

– Misiones diurnas y nocturnas. 

– Más de 50 horas de juego. 

– Modo multijugador. 

– Traducido y doblado al Castellano

 

Dirige la poderosa maquinaria bélica del Imperio Gorrino  y aplasta al ejército de los masticazanahorias.

O lidera la Alianza Coneja en su campaña de guerrillas para liberar su país de los invasores marranos.

 

Este juego salió a la venta en el 2002 distribuido por Zeta Games y programado por StormRegion los autores de la saga Panzers.

Un juego al que siempre quise darle una oportunidad pero nunca tuve tiempo.

Otro de los muchos que guardo en mi colección para algún día.

Juegos 10: Exa Innova

 

De todos los juegos de MSX a los que he jugado hay uno que me ha dejado una pequeña huella en el corazón.

Es un juego sencillo de naves sin muchas pretensiones.

Que cada vez que iba a casa de mi amigo Cosme le hacía ponérmelo.

Aún a día de hoy tengo fresca en mi memoria esa melodía monocanal con las que tantas horas pasé.

 

El caso es que yo estaba convencido que el juego era de Sony.

Y ya me extrañaba a mí mucho que esta multinacional japonesa hiciese algo que a mí me gustase.

 

Pero hoy he descubierto que los autores originales de dicho juego no son ni más ni menos que una de mis compañías favoritas.

Me estoy refieriendo a Compile.

 

Este título salió a la venta en 1984, y lo distribuyó Sony, de ahí el logotipo de la carátula.

 

Se trata del típico juego de naves con scroll vertical (que no son más que líneas rectas) en el que controlas a una nave espacial que podemos mover en todas las direcciones.

 

Lo genial de este título es la diversión que era capaz de darnos con tan pocos medios. (16 Kilobytes)

 

Con unos sprites de un solo color y sin apenas gráficos de fondo hacía que te lo pasaras de lo lindo.

 

Otra obra maestra de esos genios de Compile que siguen siendo para mí los mejores creadores de juegos de naves de todos los tiempos.

 

JUGAR ONLINE

Juegos 10: Bomber Raid

Hoy también estoy de buenas.

Al salir del trabajo, cuando me dirigía hacia casa he visto pasar a un chaval con lo que parecía un juego de Master System en la mano.

El chico iba muy contento por la calle sin pensar en los peligros que acechan detrás de cada esquina.

Me he acercado a él y le he preguntado sobre que hacía con un juego tan viejo debajo del brazo.

Mientras hablaba con él me he dado cuenta del título y entonces todo mi ser ha deseado quitarle el juego y echar a correr.

El crío me ha dicho no se qué de su hermano que colecciona juegos de consolas retro.

Como he visto que no podía sacárselo por las buenas he ideado un plan ingenioso:

 

He señalado hacia arriba y cuando el chico se ha despistado, le he dado un agarrón y he salido corriendo.

Es que soy muy cabra yo.

Detrás de mí escuchaba como el crío gritaba y lloraba y corría tras de mí.

Me he parado en seco y le he puesto la zancadilla.

 

El crío ha salido por los aires y yo me he podido dar a la fuga.

Mientras corría se ha escuchado un sonido como de dientes romperse contra el suelo.

Ahora soy un Friki prófugo de la justicia.

Me escondo en mi casa a la espera de que algo suceda.

Mientras pasan los minutos me pongo a mirar el fruto de mi labor como criminal.

 

¡Dios mío! Es el Bomber Raid de Master System, mi juego preferido de aviones.

Se trata de un juego de naves de Scroll vertical que salió para la consola Master System de SEGA en 1988.

En él controlas a una pequeña aeronave conocida como “Freedom Fighter” que es capaz de disparar proyectiles a cinco niveles.

Muy del estilo del 1942 de CAPCOM

Es un juego muy adictivo del que ahora no puedo despegarme.

Fue uno de mis preferidos en mis viejos tiempos.

Para el que se haya quedado con la duda, no voy por ahí abusando de ningún pequeñajo quitándole sus pertenencias, simplemente le he dado un toque de humor negro a la entrada que se estaba quedando bastante corta.

Oh no!, more Frikis

 

La raza Friki se expande por el mundo.

Somos imparables.

//www.hobbynews.es/videos/nueva-seccion-donde-viven-los-frikis-18617

A ver quien es el listo que es capaz de detenernos… 

Y no es que yo sea muy amigo de eso del Frikismo.

Pero claro, el otro día al recibir el juego aquel de regalo en mi buzón me abrió los ojos a una nueva experiencia.

Volver a tener aquellos maravillosos e increíbles juegos que durante toda mi vida me acompañaron ahora que veo que ninguno de los juegos actuales me llena en absoluto.

Pues bien, ya soy uno de los nuestros.

A partir de ahora a coleccionar y comprar juegos.

A la espera de suculentas ofertas en Ebay o similares.

Por supuesto, mi colección de PC es sagrada y estará siempre por encima de la de consolas.

Y pensar que hace unos años le di a un amigo una bolsa llena de juegos de PSX para que los tirara a la basura al bajar.

Bueno, siendo de PSX, la verdad es que no se pierde nada.

Los que más echo de menos son mis juegos de Megadrive que se los vendí a otro amigo Friki por 20 euros y entre ellos estaba el Probotector, Castlevania, Rocket Knight, Thunderforce 3, Darius, y más que ahora no recuerdo.

Ahora es momento de volverlos a buscar.

Aunque a esos a los que les vendí mi Mega CD o la TurboGrafx con el Blazing Lazers no creo que estén dispuestos a revendérmelos.

Siempre me quedará el Snatcher de Mega CD o el Final Fantasy III de Nes.

Si echo un vistazo a mi llana y desolada estantería sólo me queda un Súper Soccer (El mejor juego de fútbol jamás creado) y algún que otro que andará perdido por ahí.

Y ahora a la vejez me da por hacerme Friki.

Bueno, ya veremos que sale…  

 

Íntimo Friki: Shinobi

Con los ojos llenos de lágrimas hoy me siento el hombre más feliz del mundo.

Después de tanto tiempo batallando, negociando y esperando una oportunidad lo he conseguido.

Por fin tengo en mis manos el juego que me volvió loco en mi niñez.

Que idiota fui al haberme desprendido de él en aquellos tiempos por una miserable cantidad equivalente a 18 euros de los de ahora.

 

Me ha costado sudor y lágrimas, me he peleado con más de una veintena de personas y he pujado en varias subastas en EBAY pero o siempre se me adelantaba alguien a última hora o el precio se subía por las nubes y no tenía más remedio que abandonar la puja.

Pero eso ya pertenece al pasado.

Por fin lo tengo entre mis manos.

 

Abro el paquete y dejo ante mis ojos una caja con una carátula a todo color de unos 27 cm por 17,4.

En ella se muestra de manera poco elegante la cabeza y hombros de un guerrero medieval japonés del clan de los Ninjas.

Lo cierto es que la portada es un poco cutre.

Dos estrellas ninjas a la izquierda y otra a la derecha llenan el hueco vacío.

En la parte superior aparecen las letras del título con una tipografía de estilo oriental.

 

La palabra “ARCADE” resalta en la esquina izquierda.

Un poco más abajo y a la derecha pero justo encima del título se encuentra el logotipo conocido de SEGA.

El color más visible de toda la carátula y en general de las carátulas de los juegos de Master System en España es el blanco. Un blanco relleno de grandes cuadraditos.

Se puede decir que son las carátulas más horteras y sencillas que he visto en mi vida en un videojuego o una consola.

 

 

En la parte trasera de la caja, cuatro fotografías dispuestas en sentido vertical justo encima del código de barras.

A la derecha en la parte inferior se repite el logo de SEGA.

En el centro una breve descripción del juego.

Al abrir la caja me encuentro con un cartucho rectangular en la parte derecha de colores rojo en la parte superior y negro el resto.

Con el título en blanco a la izquierda y el logotipo de SEGA a la derecha.

Las instrucciones vienen impresas con un tono azulado sobre blanco.

El juego se supone que es una conversión de la máquina recreativa pero con algunas pequeñas diferencias y con las limitaciones de la pequeña consola de 8 Bits de SEGA.

Pero esta vez la compañía japonesa supo estar a la altura y realizó una muy buena conversión.

Heredando de otros títulos como Rolling Thunder de NAMCO la idea de la división de la pantalla en varios planos.

Y fue de los primeros juegos en incorporar patrones de comportamiento en sus enemigos algo más elaborados.

El argumento del juego nos cuenta que Joe Musashi es el personaje escogido por los Líderes Mundiales de la conocida como RING OF FIVE que han visto como sus hijos han sido raptados por una organización criminal.

 

Armado tan sólo con sus estrellas ninjas (shurikens) y algún que otra arma de corto alcance no arrojadiza tendrá que recorrer los escenarios en donde tendrá que ir rescatando a los pequeños y a la vez eliminando a todos sus enemigos.

Si rescatamos con éxito un número concreto de esos niños, podremos obtener otros tipos de armas que se añadirán a nuestro arsenal para hacernos la misión más fácil.

Estos son cuchillos, nnchakus, cadenas de largo alcance e incluso mejoras en la barra de salud.

Cada fase consta de dos o más rondas justo antes de enfrentarnos al enemigo final.

De vez en cuando accederemos a unas fases de bonus en donde nuestro objetivo será derribar a los enemigos que aparecen con nuestras estrellas arrojadizas en una vista que asemeja la primera persona.

El control del personaje se hace a través de las fases con un movimiento que puede ser a derecha o izquierda.

También podemos saltar y agacharnos o caminar agachados.

En la parte superior de la pantalla es donde se encuentra el otro plano que con una simple combinación de botones accederemos a él.

Lo que trascurra en un plano es completamente independiente de lo que suceda en el otro.

Así, si una bala del otro plano nos atravesara, veríamos con inocente alegría como no nos va a afectar en nada.

 

Sólo los enemigos que estén en nuestro plano podrán hacernos daño y sólo podremos atacar a los enemigos que se encuentren en el plano donde nos encontremos.

La dificultad del título es muy alta como solía ser en aquellos gloriosos tiempos.

Sobre la música, son adaptaciones de las canciones de la máquina recreativa interpretadas con el pobre potencial del chip de la Master System.

Los gráficos no están mal del todo. Son sencillos pero cumplen a la perfección su cometido que es la de divertirnos.

Un juego altamente recomendable para esta consola.

Aunque siempre será preferible jugar a la versión original de la máquina lanzada en 1987.

Que supuso todo un exitazo en la sala de juegos de cada ciudad.

Después de este breve resumen, os sigo contando:

El momento de meter el juego en mi vieja consola ha llegado.

Lo encajo en el slot para cartuchos y espero a que salga el título en la pantalla.

¿Qué está pasando?

El logo de SEGA se ha quedado fijo y no me deja hacer nada.

¿Estará roto el juego?

No quiero ni imaginarme una cosa así ya que he pagado por él la friolera cifra de 70 euros.

Apago la consola y hago eso que se aconseja siempre que no hagamos pero que al final acabamos todos haciendo: Soplo en los contactos.

Asegurándome de que están secos, lo vuelvo a introducir en mi consola.

Otra vez con el logo de SEGA pero parece… ¡Gracias a Dios! Esta vez sí funciona.

¡Cuánto tiempo sin ver esta intro!

Me pongo como loco al recordar mis buenos tiempos jugando a esta consola y destrozando sus débiles mandos.

Y ahora, lo siento, tengo que dejaros que me toca viciar y no voy a parar hasta pasármelo.

Hasta la siguiente entrada.

 

Juegos 10: Shadow Dancer

En una época en donde Nintendo dominaba en el mundo de los videojuegos.

Sega quería hacérselo difícil y ponían todo su empeño a la hora de realizar sus títulos más importantes.

Siendo la Master System una consola superior en el apartado gráfico que no en el sonoro, trataban de exprimirla en ese campo.

Así se pudieron ver juegos con una calidad gráfica asombrosa que asemejaba mucho a los gráficos de las recreativas.

Un ejemplo de ello fue el Shadow Dancer que fue lanzado en 1991.

En donde los programadores y grafistas de la compañía pusieron todo su empeño en conseguir la reproducción más fiel a la máquina arcade.

Para el que no lo conozca, se trata de un side-scrolling de acción en el que controlamos a un Ninja en compañía de su fiel perro.

Un defecto grave que se le puede achacar a este título es la lentitud que rodea a cualquier tipo de acción o control.

Aún así el juego es muy entretenido.

Aunque algo lejos de la jugabilidad pura que nos ofrecía el Shinobi también lanzado para esta consola.

Juegos 10: Alex Kidd in Shinobi World

 

Nunca he podido con los Alex Kidd,

Intentaba jugarlos y se me hacían muy pesados.

Pero todo cambió en 1990 cuando tuve en mis manos la obra maestra de la saga:

Alex Kidd in Shinobi World.

Aquello me llenó de satisfacción.

El universo Shinobi recreado en miniatura en un juego de plataformas.

Aquello era fantástico.

Este juego salió para la consola doméstica de sobremesa de SEGA conocida como Master System.

 

Se trata ni más ni menos que un side-scrolling de acción y plataformas.

El argumento nos contaba que después de estar recluido 10 mil años Hanzo el Ninja Oscuro se apodera de la bellísima novia de Alex para realizar un conjuro con su sangre y apoderarse así del mundo.

El espíritu del antiguo guerrero Ninja se fusiona con el cuerpo de Alex otorgándole poderes desconocidos.

 

Cuatro fases que recrean la recreativa original de Shinobi divididas en 3 subfases cada una.

La última subfase de cada escenario te enfrenta directamente con un malvado que suele ser una caricatura de los Final Boss de la recreativa.

Estos jefes finales que parodian a los malos de Shinobi son:

Kabuto, Una flota de helicópteros, Robster y Hanzo.

 

Con la espada en la mano deberemos recorrer estos cuatro escenarios matando a diestro y siniestro cada uno de los pequeños enemigos que nos encontremos al paso, abriendo los cofres del tesoro.

Una cosa que me chocó mucho era la posibilidad de convertir a Alex en bola de fuego rodante y lanzarlo contra los enemigos por el aire.

Para los sitios inaccesibles podíamos saltar de pared a pared.

Un juego muy divertido que desde aquí os recomiendo.

Los protagonistas de Mafi Shop

Julio era uno de esos chicos que no pasan inadvertidos en cualquier parte.

Amable y de gran corazón.

Fue una de las últimas incorporaciones que tuvimos ocasión de conocer en la mejor tienda de videojuegos de la historia.

La mejor del mundo mundial.

Me estoy refiriendo a MAFI SHOP, de la que ya os he hablado en otras ocasiones.

Un día, se me acerca y me da un fajo de papeles.

    – ¿Esto qué es? – Le pregunto.

    – Un cómic que he hecho de la tienda.

Pues después de habérmelo encontrado accidentalmente en mi armario de cosas viejas aquí os dejo la primera parte a la vista para que le echéis un ojo.

Es una colección de fichas de algunos de los clientes más carismáticos que pasaron por mi tienda de videojuegos.

La segunda parte es el cómic propiamente dicho pero ya la subiré cuando tenga tiempo.

Si algún día perteneciste a este colectivo no puedes dejar pasar esta ocasión.

Seguro que conocerás a alguno de los que se retratan. O a lo peor, estás tú entre ellos…