Opinión Personal: San Valentín (O el Día de los Comerciantes)

NOTA: imágenes retiradas de este artículo, la razón aquí


Antes de empezar, quiero decir que a fecha de hoy tengo pareja, y le he regalado un detallito por este día, aunque yo en el fondo crea en el espíritu de este día, solo consigo ver que es el día de los comerciantes.

No odio San Valentín. Incluso en el pasado, cuando no he tenido pareja, me ha parecido un día muy lindo en el que otros serían felices. Yo cogía y me iba al cine solo o a dar una vuelta por el Puerto de la Cruz comiendo un helado o Santa Cruz, y envidiaba sanamente a las parejas que iban cogidas de la mano. Pero cuando tienes pareja, te das cuenta de que no es necesario un día que te recuerde que la quieres.

Hoy día, como ya he dicho, tengo pareja y me ha dado por regalarle un detallito, tirándo de mis ahorros. He ido a comprar un ramo de gladiolos con una tarjeta y me han intentado sablar 39 euros. "Pero si yo he comprado aquí ramos a 12 euros del mismo tamaño" le dije a la dependienta, la cual contestó "Ya, pero es que en este día los que nos traen las flores y detalles inflan el precio" y pensé ""Claro, ustedes no se aprovechan tampoco"". total, que ha tocado romperse los tenis y buscar por todos lados y un ramo en relación calidad/precio aceptable. Al final, encontré uno por 12 euros cojonudísimo, pero la chica me dijo que fuera de San Valentín me hubiese costado 6 euros como muy caro.



– 

Y no hay mas que ver los escaparates de las tiendas, todo lleno de peluches en forma de corazón o con un corazón en sus manos. (Que por cierto, todos los años lo mismo, originalidad nula para los diseñadores, un 0) y los precios mas inchados que si te da por beberte 8 litros de cocacola de un tirón, un poco mas y explotan. Y en la misma floristería la gente pagaba de 60 euros para arriba por ramos que en días normales no pasaría de unos míseros 20 euros (Comparando con lo que cuestan hoy)

Es por eso, que para mí, San Valentín ha pasado de ser el día de los enamorados a el día donde los comerciantes son felices y nos sacan los cuartos y los octavos. Aparte, las parejas que deciden no regalarse (Yo y mi chica decidimos comprarnos las alianzas cuando pasen estos días de hinchamiento) se las ve como "extraños" o se dice que no se quieren sabemos que un detallito es lindo ¿Pero porque no se puede aceptar que hay gente que decide no comprarse y aún así son felices?



Y en conclusión, quiero decir, aún a risego de que suene cursi, que yo a mi novia la quiero mas a cada día que pasa del año, no la voy a querer mas en un día como San Valentín que otro día, o cuando cumplamos el año, porque, aunque son fechas dignas de celebrar y vienen cargadas de magia y de significado, no dejo de pensar que se nos insta mediante publicidad de todo tipo (Incluso de gente que no trabaje en los comercios al decir "pos yo a mi pareja le compré tal" lo cual ya te urge a tí la necesidad de comprar algo a la tuya) a comprar y a gastar, cuabndo lo que debemos pensar es que a una persona se la debe querer y demostrarselo todos los días del año, no solo en 4 días significativos.

Como ya he dicho, quiero mucho a mi novia, cada día mas, y no necesito un día que me lo recuerde.