Opinión Personal: Perseguido (The Running Man) ¿Puede estar tan cerca el futuro?

 

El otro día vi la película de Schwarzenegger “Perseguido”. Soy fan de Chuache y esa no la había visto con lo que he paliado esa pequeña herejía. La película es buena (A título personal me siguen gustando otras del austríaco) pero es justo lo que se espera de ella (Aparte de alguna frase lapidaria “¿Ves a subzero? Ahora es menos que 0”) y aunque la película no era un derroche de reflexiones (Ni lo pretende), a mí me hizo pensar.

Vivimos en una sociedad cada vez más morbosa. Una sociedad que afirma detestar el morbo pero que luego, entrevistas a Violeta Santander en La Noria (Deberían cambiar el nombre a “El Circo”), a pseudo personajes en ¿Donde Estas Corazón? o cualquier Hormigas Blancas salen victoriosos en audiencia, frente a propuestas mas normales. Pero todo esto no tiene comparación con el gran fenómeno de masas, algo que a mí me parece increíble. Y penoso. Hablo de Gran Hermano.

 

 

¿Tan lejos esta esta realidad? 

 

Y es que van ya por el 11, señores. La leche, 11 putas ediciones de Gran Hermano y el programa se mantiene tan “saludable” como el 1º día en el que lo emitieron. Recordemos el avanzado concepto de este cojonudisimo programa (Pretendo ser irónico): Metemos a 4 vagos que no saben hacer la O con un canuto y cuyo máximo saber es “jo tío, te has comido dos yogures en vez de uno”, y vamos a ver como se insultan, o foll*n (Presuntamente, yo también me puedo meter bajo mi edredón con una tía y ponerme a hacer espasmos LMAO

Porque seamos sinceros. Todos (Inclusive yo) vimos el 1º hasta el final, por el tema de la novedad y porque era gente que destilaba buen rollo. Acabó el 1º y ya supimos lo que era un reality. Comenzó el segundo y a mí ya me aburría, viéndolo en los almuerzos porque era lo que mi madre quería ver (Y porque no había nada mejor en otras cadenas, todo hay que decirlo) pero se veía que perdía fuerza ¿Qué hicieron? Meter sexo. Según tengo entendido (Ya que de la 3º edición hacia adelante perdí la pista) perdieron fuerza con solo sexo, así que metieron mal rollo y hale, otra vez para arriba. De hecho el otro día y porque mi novia lo ve, vi tras años después de que acabase la 2º edición de nuevo un poco de Gran Hermano. Y mis sospechas eran ciertas, mal rollo y mierda por todos lados aparte de tíos que no tienen idea de hacer nada, más que de estar todo el día tirados. Pero por lo que me cuentan (Repito y rejuro, yo de la TV solo veo SLQH, antes también veía House pero los de Cuatro se han flipado con los tiempos de publi así que prefiero esperar la edición DVD que viene sin publicidad) otros realitis como Fama, Supermodelo, Supervivientes u OT (Este es comprensible siendo de Telecirco) son iguales. Más que bailar, posar o cantar, se lleva el enseñar a los concursantes insultándose y creando malos rollos.

 

 

¿Pa’ cuando un gran cuñao? 

 

Y yo pensando, cuando esto del mal rollo no de resultados en audiencia… ¿Qué harán?

Antes de decir lo que pienso, voy a decir que no pretendo (Ni quiero) que la tele sea todo documental o debates políticos. Pero me acuerdo que antes existía de todo para todos. Grandes programas de humor como El Show de Flo, UHF, Cruz y Raya, El Informal,… series cojonudas y de todo tipo cuando ahora no hay casi nada de valor (No mencionéis Física o Química, debería ser quemada en el 12º infierno hindú). En realidad esta mierda de series casposas comenzó con Un Paso Adelante inaugurando el Género SPA: solo para adolescentes y casi ningún tío adolescente las ve, las únicas que ven estas series son chicas de 14 a 22 años que aún ponen fotos de los actores de la serie en las carpetas Mr. Green. Ahora la cosa se reduce (Quitando excepciones como House, Prison Break, Me Llamo Earl, SLQH… curiosamente en las cadenas Cuatro y laSexta) a critiqueo, programas de corazón e higadillos televisivos o series 100% casposas. Incluso lo que nace en los programas de las “Grandes” (Antena 3, Telecirco o TVE) como programas rompedores y diferentes tienen que acabar metiendo corazón o morbo para poder sobrevivir (Sin éxito, por supuesto)

Lo último en reality-concurso ha sido “El Juego de tu Vida” en el que te hacen preguntas desagradables y acojonantes sobre tu vida y si vas diciendo la verdad ganas pasta, a costa de destruir tu vida (Porque en muchos casos no te dejarán volver a trabajar o aún peor, harán que tu pareja te mande a tomar viento).

También se va a pagar 300.000 euracos a un tal Julián Muñoz (No sé si os suena, se llevó pasta de los fondos públicos con lo cual es un delincuente) por una entrevista en Telecirco (No los pienso llamar nunca mas por su nombre). Por no mencionar que también ha pagado a Roldan, ejemplo clarísimo de mafia política. Entre estos dos y Violeta Santander, esta clarísimo que Telecirco ansía entrevistar a un asesino en serie que haya descuartizado 2000 cadáveres –eso sí, dejando claro que ellos no se llevan por el morbo y la hacen con profesionalidad (JA, Y una mierda)- Y si puede descuartizar un cadáver en directo enseñando como lo hizo, mejor. (Como diría Ángel Martín ¿Entrevistar a Bin Laden? SI ¿PAGARLE POR ELLO? NO)

Dicho todo esto, yo pregunto ¿Qué es lo siguiente? ¿Parece el futuro que nos pinta la película Perseguido imposible? ¿Realitis donde se persiga y torture, incluso se mate a una persona?

 

 

Bestias, monstruos y espectáculos dignos del mejor coliseo romano ¡Garantizado! 

 

Yo lo tengo claro, no es imposible, y menos con el cariz que están tomando las cosas en la TV. La audiencia vende, y el morbo atrae audiencia. Los programas irán al límite con tal de conseguirla. Ya tenemos programas con cámaras vigilando, tenemos programas en los que se respira mal rollo, en las noticias se pasan el horario de protección por el forro y enseñan imágenes que harían perder la inocencia a Peter Pan con tal de ganar décimas (Y lo consiguen)… tristemente ejecutar personas en la TV daría audiencia a matar y estoy seguro que mas de un directivo ávido de llenar sus arcas lo ha pensado, cagándose en los derechos humanos por no poder hacerlo. Para los que digáis que exagero, os recuerdo que mucha gente cuando salió la película Perseguido (He estado investigando un poco) pensaba que eso de los realitis era algo imposible, y lo de espiar por cámaras no tendría sentido, y que la gente no estaba tan necesitada de ver eso.

Lo único que podría frenar eso es el factor humano. Que los mismos directivos vean que hay límites que no deben traspasar, o que tengan algún remordimiento de conciencia, cosa que dudo. Lo otro sería que la gente se plantase en seco y organizase un boicot contra estos programas, pero el morbo vende y las palabras se las lleva el viento.

Como diría Bruce Willis en El Quinto Elemento “Solo nos queda… rezar”