Reflexiones: El Cine de Antaño Vs. El cine de hoy en día

 

El martes, acompañando a una persona muy especial para mí, entré en una clase de una asignatura en la que no estoy matriculado, pero que tenía muchísimo potencial: El cine a lo largo de su “corta” historia (No, no se llama así el título de la asignatura y ahora no me acuerdo, pero se entiende de que va la misma). Y tocaba algo de cine negro. Voy a ser sincero y diré que pese a que conozco algo de historia del cine de los 50 y alrededores, pocas son las películas que he visto de antes del nacimiento del Technicolor, y ayer agregué una excelente cinta a mi memoria cinéfila: Forajidos.

Dirigida por Robert Siodmack e interpretada por Burt Lancaster y Ava Gardner como personajes principales, trata de la resolución de un asesinato y un robo de manos de un agente de una compañía de seguros y de un oficial de policía, el primero interesado en saber donde esta el dinero del robo acontecido 6 años atrás debido a que su compañía perdió el dinero que tuvo que apoquinar, y el 2º por ser un amigo de uno de los fallecidos.

Desde ese simple punto de partida, se va tirando de un hilo que resolverá poco a poco una trama nada sencilla, y muy compleja que tocará a más de uno de los personajes que desfilen por la pantalla. A destacar el principio de la película, donde dos asesinos a sueldo muestran sin ningún tipo de amabilidad de lo que son capaces, y todo ello sin recurrir a violencia física de ningún tipo. Y mencionar que el ritmo de la película no decae en ningún momento, ni hay escenas que sobren. Todo flashbacks y escena esta cuidado al milímetro, en un final que no dejará indiferente a nadie, no por su originalidad, sino por su fuerza…





Una película sobresaliente, una completa y jodida obra maestra de un director que no tuvo todo el reconocimiento que se merecía. Pero aparte de esto, me hizo pensar… el porque de que cada vez, vaya menos al cine y me interese menos por la cartelera.

¡Ojo! Que no me voy a volver un gafapasta o voy a rehusar del cine de ahora. Películas como V de Vendetta, Top Gun, Matrix, Shooter (El Tirador), Mentiras Arriesgadas, La Cosa, Algunos Hombres Buenos, Evolution,… las considero personalmente peliculones e incluso en según que casos, obras maestras de tomo y lomo, y entre mis futuras adquisiciones en DVD están Star Trex XI, Lío Embarazoso, Hot Fuzz, The Italian Job y El Luchador. Pero bien es cierto que el 80% de lo que últimamente se estrena en cartelera llama muy poco a los que buscamos buen cine.

Cuando no son películas de acción fantasma que se toman en serio a si mismas, son comedias con gags que pillaría hasta mi primo de 3 meses, o son “dramas” de vampiros que soportan la luz del sol, no necesitan sangre humana, y el pelo se les vuelve plateado… Véase como ejemplo de película de acción Obra Maestra Commando de Schwarzenegger, por la sencilla razón de que no se toma en serio a si misma: Fantasmadas a saco, frases cortantes y con carisma, tios haciendo el animal, disparos a saco y malos odiables. No hay más que comprar a Hans Gruber de la 1º Jungla de Cristal, con Gabriel Thomas de La Jungla 4.0, para saber lo que esta degenerando el cine actual, y encima tocando sagas antiguas…

¿En que me baso? En que el Martes me quedé FLIPANDO porque escenas de acción en la película forajidos, solo hay dos y no se les podría llamar como tales, y si yo digo esto en una cinta DE SUSPENSE e INTRIGA, pues como que suena raro. No hay explosiones, no hay persecuciones propiamente dichas,… todo se basa en dos puntos: Carisma e Interpretaciones.





Hasta los secundarios de la cinta tienen un carisma que ya quisiesen muchos de los protagonistas de las cintas del cine actual, y es que a personajes como el borracho amigo del “Sueco”, se les coge cariño nada mas salen a escena. Todos tienen motivaciones, carácter, personalidad, y su rol esta perfectamente definido. Y lo más importante: Son extremadamente creíbles. Y uno, aunque odie el blanco y negro, o el doblaje en español en general de todo el cine americano, sale con un sabor de boca de ver esa película, que ni de lejos, te dejan producciones actuales con más presupuesto y supuestas caras conocidas.

En el cine de hoy, siempre diré que no ha decaído del todo ni esta estancado (Cada poco, sale una película muy buena o cojonuda) pero cada vez se abandona lo que hace grande al cine en pos de usar pirotecnia, y efectos especiales. Uno se asusta cuando comprueba que películas como Star Wars Ep III son un 95% efectos especiales, pese a que la película no es mala en absoluto, per si nos fijamos en cosas como la interpretación o la calidad de los diálogos… Y el gran problema viene cuando en películas como las de Michael Bay, se usan explosiones y giros de cámara que marearían hasta a un piloto de un F18, como la mejor baza de la película.

Se dice que todo tiene que pasar por un estancamiento para tener opciones de volver a renacer… yo solo sé que la próxima vez que tenga oportunidad, veré mas cine negre en vez de preocuparme por el nivel de destrozo que le harán a la siguiente adaptación de Dragon Ball.

——————–

Este artículo se lo dedico a una persona muy especial para mí, que esta haciendo de estos días simplemente inolvidables… gracias por todo, y por pasar esa noche de cine conmigo 🙂