Análisis y Repaso: Shark (Serie de TV)





Quien mas, quien menos ha oído hablar de esta serie de televisión, pero casualmente y aunque pocos la hayan visto, siempre te dirán que es una copia de House MD pero en abogados. Y es totalmente falso, y más cuando uno se adentra en los personajes tras nada mas que 3 episodios, cuando nos damos cuenta de que no se parecen ni en el color de los ojos.

Shark nos presenta a Sebastian Stark, un abogado defensor despiadado para el cual en un juicio ganar es lo único que importa. Pero no solo se queda ahí, ya que es posiblemente es uno de los mejores abogados de EEUU que muy poquísimas veces ha perdido un caso. En un caso que gana, defiende a un famoso de las acusaciones de maltrato a su novia (Y gana, pese a estar todo en contra). Pero esa misma noche el hombre asesina a la novia en un claro abuso de malos tratos. Lejos de defender esto, a Stark por primera vez en su vida le asalta un remordimiento de conciencia demasiado alto, ya que pese a su orgullo es persona.

Esto coincide con el movimiento del alcalde de crear una división de élite que sepa meter a los delincuentes de clase alta entre rejas. El problema es que la fiscalía pierde casos a diario y sin control, con lo que necesitan a alguien. Stark, que conoce al alcalde y son viejos amigos (Y no sin algo de oposición) acepta ser el líder de esta nueva unidad a pesar de su nueva jefa, la cual lo detesta por su pasado.

Veamos a continuación los personajes de la misma:





Sebastian Stark (James Woods): Stark es uno de los mejores abogados del país. Eso se traduce en su mantra particular:

1) Un juicio es la guerra y perder es la muerte; ganar es lo único que importa.
2) La verdad es relativa, escoge una que te funcione.
3) En un juicio con jurado solo hay 12 opiniones que importan y la tuya no es una de ellas.

Y eso se traduce en un personaje complejo, y que asusta. En ocasiones simpatizaremos con él y en otras nos dará miedo, en el sentido de lo que es capaz de hacer por ganar (Aunque sea una causa justa) y no estaremos de acuerdo con él. Impone respeto y confianza, y todos los que se enfrentan a él saben que tarde o temprano acabarán escaldados. Tiene una hija fruto de su antigua relación con su exmujer, con la que se lleva bien a pesar de lo pasado.

Amigo de sus amigos y muy sociable, pero que rece aquel al que tenga que machacar en el juicio.





Julie Stark (Danielle Panabaker): La hija de Stark, que le traerá más de un quebradero de cabeza a su padre, pese a que esta lo quiere un montón. Se queda con el padre por decisión propia, porque cree que tiene que hacer las paces con él y de alguna forma establecer un vínculo de unión que de no hacer pronto no podrá hacer ninguna otra vez. Julie será el pilar que lleve a Stark a moverse en contra de los criminales en mas de una ocasión.




Rayna Troy (Sophina Brown): De fuertes convicciones morales, es la viga del equipo. Admira por un lado a Stark, pero por el otro lo desprecia cuando se salta a la torera la ley. No lo delata (Como el resto del equipo) pero más de una vez se masca la tensión entre ella y su jefe.




Casey Woodland (Sam Page): Metido de enchufe en la fiscalía ya que su padre es congresista, es el término medio del equipo. Es bueno en su trabajo y ayuda a Stark en lo que puede porque sabe que aprenderá mucho de él. Solo sale en la primera temporada completa, ausentándose completamente en la 2º debido argumentalmente a que "tiene que ayudar a su padre en la campaña electoral".




Madeleine Poe (Sarah Carter): Una aspirante a tiburón femenino. Esta chica cree que el fin justifica los medios y hará lo que sea por ganar y progresar en carrera. Admira a Stark, a quien considera un hacha en su trabajo.




Isaac Wright (Henry Simmons): Inicialmente un policía puesto bajo sospecha, acaba siendo por petición de Stark un investigador privado para el departamento de élite que dirige Stark. Apoya firmemente a los policías y a la ley, y solo se la saltará cuando no le quede otra opción




Jessica Devlin (Jery Ryan): La fiscal del distrito, es una muy buena abogada y de lo mejor que tiene dicha institución, sin embargo no basta para que todos los acusados con dinero salgan impunes. Es por eso que detesta a Stark desde la primera vez que pisa el edificio, aunque muy poco a poco este último se gane algo de su perdón.





Danny Reyes (Kevin Alejandro): Una incorporación de la 2º temporada, es otro investigador que conoce bastante las leyes, pero que se las salta allá donde sea necesario sin remordimientos de conciencia. Pero a diferencia de Madeleine, que es sutil y manipuladora, Reyes es una apisonadora (Por decirlo de alguna forma) que deja su huella allá donde va, eso sí, con excelentes resultados. Stark conseguirá controlarlo, de ahí una de sus frases a este personaje “No me jode que lo hayas hecho, me jode que lo hayas hecho y te pillen”.

Crítica de la serie:

Tras ver las dos temporadas, no puedo más que lamentarme y a la vez, alegrarme de que la cancelasen a los 16 episodios de la 2º temporada. Me lamento porque la serie era cojonuda, de un 10 redondo, y me alegro porque de alargarse, podría haber acabado como House MD, estirándose el chicle hasta que se rompiese y desviando la idea original.

Tenemos a James Woods, el cual borda a Shark. Es mas, parece que el sea el personaje y no que lo este interpretando, y consigue que empaticemos con él o estemos en desacuerdo como si fuese real. Y pese a las voces negativas, no se parece a House para nada. Aquí hay casos de abogacia bastante variados y creíbles, Stark es sociable, agradable pero que impone y disfruta de los pequeños placeres de la vida a la vez que se toma muy en serio su trabajo. No se droga ni falta que le hace, y ama con locura a su hija (Y se lleva del diez con su exmujer, considerando que ella fue la causante del divorcio). Es muy sarcástico, eso sí, y mas de una vez sus chascarrilos nos sacarán una sonrisa.

No solo eso, el equipo de Shark actúa como un equipo y nunca se traicionan ante ellos, ni siquiera Rayna Troy aunque parece tentada a hacerlo en más de una ocasión. Todos saben que Stark es muy bueno y a ello se aferran, y ellos dan a Stark muchas ideas y actúan como verdaderos pilares del equipo.





Los casos son todos interesantes y no caen en tópicos. El guión de cada capítulo esta muy bien hilvanado y más de una vez nos sorprenderán las ramificaciones que tomarán los casos. Asimismo, la evolución de las historias personales es correcta y natural, y en todo momento dan ganas de saber como va a continuar.

Por no mencionar el hecho de que la serie cuenta con uno de los mejores villanos del mundo de la televisión, Wayne. Sin entrar en Spoilers diré que este personaje se ha ganado un puesto en mi top particular de villanos, ya que es un hijo de la grandísima puta y no dudará en hacer lo que sea con tal de salir libres (Y cuando digo lo que sea, digo lo que sea).

Aún a día de hoy no se sabe realmente porque se canceló la serie. Las razones oficiales de la productora era que no conseguía captar más audiencia pese a contar en estados unidos con un share de más de 3 millones de personas en cada capítulo. La primera temporada esta completa y a la venta en DVD, mientras que si queremos ver la 2º tenemos que tirar de Internet o encargarla en inglés.

Conclusiones:

No sé que tienen las series o películas de abogados que siempre atraen y muy mal han de estar para aburrir. Pero Shark es una serie que brilla con luz propia y consigue alzarse entre sus homogéneas para brillas con luz propia. Recomendada al 100% tanto si te gustan los juicios, como si no, ya que no solo hay abogacía en esta serie, sino casos que resolver.



Un villano cojonudo, perfecto antagonista de Stark.

Eso sí, lo único que no me gusta (Y parecerá una tontería pero para mí no lo es) es que durante la 1º temporada no se contó con una cabecera fija, sino que era bastante irregular (La cabecera es cuando al principio sale la típica canción presentando a los personajes). Un detalle que el productor debería haber concretado desde que el episodio piloto salió victorioso.

Nota final: 9’5