Análisis y Repaso: Red Faction (PC, 2001)





Por el año 2001, llegó al mercado un juego que revolucionó el panorama existente, trayendo una innovación que, pensándolo en frío, no se me ocurren motivos por las que a nadie se le ocurrió antes ¿Cuál fue esa innovación? Destruir el entorno en un first person shooter.

Ahora, con Battlefield 3 eso puede parecer normal, pero en 2001 no había ningún juego en primera o tercera persona en el que se pudiera destruir el entorno, y esto afectase a la jugabilidad. Red Faction dio un puñetazo sobre la mesa, y dejó claro el hecho no solo, de que tenía un inicio prometedor como marca, sino que sus creadores, Volition, venían como un estudio a tener en cuenta. Pasemos a ver si este juego sigue manteniendo la línea.

Historia:

Encarnamos a Parker, un minero de Marte procedente de la tierra en búsqueda de una vida mejor en el planeta rojo. Pero una vez llegó al mismo, vio que los anuncios eran algo más que publicidad engañosa: Los mineros estaban siendo tratados como poco menos que despojos humanos. Las condiciones de trabajo eran horribles, estaban totalmente incomunicados con el exterior (Para que no dijeran la verdad de su situación), trabajaban como negros y para colmo, una extraña enfermedad conocida como la plaga, estaba matando lentamente a mineros sanos.

En medio de todo esto, surge una mujer llamada EOS, líder de un grupo minero llamado Red Faction, el cual llama a los mineros a levantarse en armas contra la corporación ULTOR, responsable de todo lo que está aconteciendo en Marte. Parker no lo duda y se une al movimiento. Tomaremos su control cuando empiece la revuelta.

La historia es sorprendentemente muy buena. Tenemos unos cuantos personajes principales y secundarios bien establecidos, a los que se les coge cariño (U odio) casi al instante. Mención a Parker, un minero cualquiera que le echa un par de narices, pero sin llegar a ser exagerado. Asimismo, la trama nos tiene reservadas unas cuantas sorpresas y giros de guión, algunos bastante escalofriantes.



Antes de Battlefield 3, había un juego en el que no te sentías a salvo tras una pared…

Gráficos:

El apartado gráfico sigue siendo un referente a día de hoy. No en el detallismo, ni en su fotorrealismo, sino en la capacidad destructiva de su motor GeoMod.

Los que tengan el juego sabrán que en la sección de extras, venía un nivel conocido como Casa de Cristal (Glasshouse). En este nivel se nos dan explosivos ilimitados para que hagamos túneles por todos lados y veamos la capacidad de destrucción del motor gráfico. Aquí nos podíamos pasar un buen rato simplemente haciendo pasadizos y cuevas (Y también según potencia de nuestro PC podíamos hacer más o menos, aunque a día de hoy cualquiera tiene PC de sobra para moverlo).

Lo único que a día de hoy se nota algo anticuado, son las animaciones de ciertos personajes en las cinemáticas (Que usan el propio motor del juego) y algunos escenarios que dan algo de sensación de vacío. Pero nada preocupante.

Sonido y FX:

La música es bastante variada, pero personalmente no me acaba de gustar por, en mi opinión, no cuadrar mucho con la ambientación de Marte. Los FX por otra parte son estupendos. Los sonidos de las armas intimidan, incluso las silenciadas. Mención especial al sonido de la Railgun.

La versión que yo tengo tiene las voces en inglés, de modo que no puedo decir si la versión distribuida en España está en castellano. En el caso de las voces, el trabajo de los actores es muy bueno, nada que destacar para mal en este aspecto.

Jugabilidad:



Parker y EOS, juntos contra la plaga.

Imagínate ese típico juego en el que te hacen buscar el puñetero botón o la puñetera llave que abre esa jodida puerta. Ahora, imagínate no solo que no te da la gana buscarlo/a, sino que sacas tu lanzacohetes y abres un boquete en la puerta, o por los lados de la misma. Eso, es el principal atractivo de Red Faction.

Y los derivados de ese caos: Por ejemplo, hacer que caigan piedras sobre un enemigo a cubierto, matándolo (Si, los cascotes y los escombros duelen si nos caen encima). La destrucción del escenario se aplica también a cuando llevamos excavadoras, tanques,… cualquier explosión o herramienta lo suficientemente potente puede reventar el escenario y hacerlo añicos. Hay gente que ha llegado al final del nivel haciendo un túnel por el escenario, sin tener que ir por el camino prefijado. Así de grande, es Red Faction.

Pero esto no serviría de nada sin unos tiroteos y un gunplay a la altura, y Red Faction cumple con nota. Tendremos un arsenal de lo más variado (Y lo digo en serio), pero no muy original. Esto no importa desde que vemos que cada arma es un mundo. Por ejemplo, tenemos un rifle de asalto y una SMG que en modo secundario de fuego disparan la misma munición. La SMG nos irá mejor para enfrentamientos a corta distancia mientras que el rifle usará mejor la munición a media distancia (O en momentos en los que necesitemos algo más de cargador). Asimismo, hay que aprender a usar algunas armas como el lanzallamas, arma que puede ser mas peligrosa para nosotros, que para nuestros enemigos.

Quiero hacer una mención especial a la Railgun de este juego: Este arma ha sido la causante de que muchísima gente se baje del modo de dificultad, o de por imposible el juego. Porque estés en el nivel de dificultad que estés, y tanto para ti mismo como para los enemigos, esta arma mata de un disparo. Incluso a Jefes Finales. Y no solo eso, sino que atraviesa paredes. De cualquier grosor. Y claro, en niveles de dificultad altos los enemigos tienen muchísima puntería ¿Consejos? Abusa del F5 y no te quedes quieto ni un solo segundo. Y si es mucho para ti póntelo en fácil y respira un poco. No es ninguna deshonra.

El control de Parker es bastante normal, exceptuando que al haber menos gravedad en Marte que en la tierra, los saltos y las caídas van algo más largas y lentas respectivamente. Tenemos nuestra vida, y la integridad del traje, de 100 unidades cada una. Ambos se recargan mediante botiquines y cajas de reparación de traje, es decir, nada de escudos recargables.

Las fases son muy variadas, pasando de las típicas de ir del punto “A” al punto “B” (Con diferentes caminos aparte de los que nos podamos hacer nosotros). Por ejemplo, podemos entrar a una base enemiga a lo bestia por el frente, o buscando un camino menos transitado. Tenemos también fases de vehículos (Que podemos hacer a pie, pero no es muy recomendable), y fases en las que tenemos que pensar, antes de actuar. Por ejemplo, una fase en el espacio, podemos cagarla sin darnos cuenta ¿Cómo? Si no desbloqueamos las cápsulas de escape antes de establecer la autodestrucción, no podremos escapar a tiempo.

Hay que añadir, que este juego no dispone de checkpoints, pero podemos guardar cuando queramos. Por ello, es recomendable hacer un savegame cada vez que nos sintamos a salvo, por si la liamos pulsando F5.



ADORO esta arma. Muy mucho.

Un detalle curioso, es que tanto los vehículos como las armas fijas, disponen de munición limitada. Así que nada de subirte en un tanque y disparar como un poseso. La munición es la justa, y si la usas bien, te irá bien, pero si no tienes buena puntería o mantienes el dedo en el ratón, puede que tengas que finalizar el nivel a pie.

Multijugador:

Irónicamente, no he podido probarlo. En su salida, no tenía ADSL y ahora que tengo una conexión decente no conozco nadie que lo siga jugando. Si puedo probarlo en profundidad actualizaré este análisis con este apartado en detalle.

Conclusiones:

Incluso a día de hoy, Red Faction sigue siendo todo un clásico y una obra maestra. Este juego puso en la mesa lo importante que era el que un entorno tuviese un comportamiento realista en torno a explosiones y modificación del entorno. Pero eso no es lo único que lo hace grande. Cualquier otro juego se habría limitado a ser una demo técnica. Red Faction no se limitó a presentar el GeoMod, sino que puso una buena historia de por medio, variedad de situaciones y una jugabilidad a prueba de bombas que lo eleva un paso por delante de lo que salió aquel año.

Un juego que tanto a veteranos como a novatos en la saga, encantará.

 
Nota: 9’5