Silent Hill y los Espiritus Olímpicos

Cuando llegas a la zona denominada Nowhere, te habrás dado cuenta que algunas puertas, y las llaves que las abren, están marcadas con nombres extraños. Denominaciones como Bethor, Aratron, Phaleg, Hagith y Ophiel, son nombres que designan a espiritus olímpicos, en el sentido de seres celestiales con poderes intrínsecos, y cada uno posee características místicas y atribuciones especiales. El lugar de donde se extrajeron estos nombres es una obra esotérica de magia llamada Arbatel De magia veterum: Arbatel de la Magia de los Antiguos, publicada por vez primera en Basilea Suiza.

Arbatel se compone del hebreo ARBOThIM que se traduce como cuatro veces + EL = Dios. Es un término que indirectamente alude al tetragramaton o las 4 letras que designan el nombre de Jehová: YHWH (de derecha a izquierda yode, hay, waw, hay). Dado que el nombre de Dios no debía ser pronunciado, se ponían solo estas letras.

El tratado Arbatel, que data de 1575 y que fue escrito en latín, es un grimorio compuesto de Nueve Septenarios con 49 aforismos, siete por septenario. Se cree que su autor, que es desconocido, era de Italia. En el tercer septenario, aforismo XVI se lee la siguiente descripción:

Siete son las potencias u oficios propios de los espíritus a quienes Dios ha confiado la dirección de la máquina del mundo. Sus astros visibles son en lengua olímpica:

 

  • Aratron
  • Bethor
  • Phaleg
  • Hagith
  • Ophiel
  • Och (no incluído en el juego)
  • Phul (no incluído en el juego)

Cada uno tiene bajo sus ordenes un numerosos ejércitos del firmamento.

El gobernador Aratron manda en 49 provincias visibles y tiene en su poder las cosas naturales que produce, aquello que le corresponde en el medio considerado, lo que la astronomía de la gracia atribuye a las virtudes saturninas.

Bethor manda en 42 provincias visibles. Gobierna lo que se atribuye a Júpiter; acude en cuanto se le invoca. Quien es digno de trazar su carácter es elevado por él a las más altas dignidades y puesto en posesión de sus tesoros.

Phaleg preside las cosas atribuidas a Marte, príncipe de la paz. Aquel a quien da su carácter es elevado a las más altas dignidades en el arte de la guerra. Comanda en 35 provincias visibles.

OCH manda en 28 provincias visibles.

Hagith gobierna las cosas de Venus; vuelve hermoso al que es digno de poseer su carácter y lo orna con toda clase de nobleza. Cambia el cobre en oro y el oro en cobre; procura espíritus que obedecen fielmente a sus amos. Gobierna en 21 provincias visibles.

Ophiel es gobernador de las cosas de Mercurio. Comanda en 14 provincias visibles. Sus espíritus forman 100.000 legiones: da fácilmente espíritus familiares, enseña todas las artes y quien es honrado con su carácter, puede cambiar instantáneamente la plata viva
en piedra filosofal.

PHUL manda en 7 provincias visibles.

Cada uno preside 490 años. El primer ciclo, el de Bethor, comenzó el año 60 antes de Jesucristo y ha durado hasta el año 430; Phaleg, desde el 430 hasta el 920; Och hasta 1410; y Hagith reinará hasta 1900.

Referencia: //www.esotericarchives.com/solomon/arbatel.htm

 

Si gustan de opinar….