El Priorato de Sión y los Merovingios

Llega información de todas partes anunciando que Jesús no murió en la cruz. Que fue salvado por su hermano Santiago y llevado a un lugar seguro donde él y María Magdalena tuvieron descendencia. Se tiene la creencia de que estos niños se convirtieron en los Reyes de Francia allá por los siglos quinto y sexto.

La historia es larga y está documentada en libros como "Holy Blood, Holy Grail", "The Messianic Legacy" de los autores Michael Beigent, Richard Leigh y Henry Lincoln. Poco después apareció "Guardians of the Grail" por J. R. Church, posteriormente se edita "Pandora’s Box" de Alex Christopher, y más recientemente sale a la luz pública el libro "Bloodline of the Holy Grail" por Lawrence Gardner. Cuando se leen estos libros en conjunto, la historia es muy convincente cuando se considera estudiarlos. Todos están escritos por personas diferentes e incluyen básicamente la misma información y la misma palabra: “linaje”. Dan Brown, el escritor, se basó, sobre todo en el primero mencionado para crear su thriller El Código Da Vinci.

Francmasones
Los francmasones trazan su historia hasta los Caballeros Templarios. Los Templarios, sin embargo, fueron creados por el Priorato de Sión, establecido supuestamente para proteger el linaje de los Merovingios. ¿No sería agradable y conveniente para los masones decir que han heredado las enseñanzas y el linaje de Jesús? Entonces si cometieran crímenes podrían salirse con la suya. Si uno se pone a investigar, en materia de conspiraciones, es difícil evitar en cierto punto, rastrear hacia atrás y toparse con los Caballeros Templarios y el Priorato de Sión.

Existe evidencia contundente de que hubo una herencia recibida, ya sean riquezas o simple información (importante información, tal vez). Podemos tener casi a certeza que el Priorato obtuvo la riqueza del oro de Salomón. Que fue puesto en manos de los Templarios para ser salvaguardado y la disputa es si ese oro fue almacenado en Rennes Le Chateau al sur de Francia.

Los documentos más importantes descubiertos por los autores, concernientes al Priorato de Sión, vinieron de la Gran Logia Alpina, la suprema logia madre de Suiza. Estos documentos se conocen como los “Expedientes Secretos”, según un sacerdote católico de nombre Berenger Saunier, quien también fue francmasón. Saunier se unió a la orden de los Rosacruces que fue fundada en 1873. El 1º de junio de 1875, Saunier fue apostado en una pequeña parroquia en la iglesia de una villita de Rennes Le Chateau en el Sur de Francia. Ocho siglos antes, en 1059, la villa fue consagrada a María Magdalena, la Santa Patrona del Sur de Francia. En el tiempo de la asignación de Sauniere, la iglesia requería de reparaciones y en 1891, hizo el intento de restaurarla.

Los Merovingios y el Priorato de Sión
En ese tiempo descubrió cuatro pergaminos preservados en cilindros de madera sellados; dos de los cuales se supone tienen genealogías, una que data de 1244 y el otro de 1644. Estos pergaminos contenían una lista de los Grandes Maestros tanto de los Caballeros Templarios como del Priorato de Sión, así como también la historia del linaje de los Merovingios. La cabecera de uno de estos pergaminos estaba cifrada, pero al traducirse se leyó: “A Dagoberto II, Rey y a Sión pertenece este tesoro y él está ahí muerto”.

De acuerdo a los principios del Priorato de Sión, Jesucristo no falleció, sino que fingió su muerte. Fue bajado de la cruz y posteriormente extraído del sepulcro para después casarse con María Magdalena, para incluso llegar a tener descendencia. La misma fuente de información menciona que cuando los romanos destruyeron el Templo en Jerusalén en el año 70 D de C, María Magdalena huyó con sus hijos en un bote para cruzar el Mar Mediterráneo y llegar a Francia donde recibió ayuda y refugio de la comunidad judía.

El  Rey Merovee
Las futuras generaciones, dice la fuente, se matrimoniaron con la Familia Real Franca y en el siglo V nació un Rey de nombre Merovee, que fue el primero de una serie de reyes que hoy conocemos como el linaje de los Merovingios. La tradición dice que los descendientes de Merovee se distinguían por una marca encima del corazón: una pequeña “cruz roja”.

 

Éste símbolo se convirtió en el emblema del Priorato de Sión. La Cruz Roja fue llevada por los Rosacruces (Cruz rosa). Los Rosacruces se crearon tras la batalla de Gisors en 1188. Aquí es donde los Caballeros Templarios y el Priorato de Sión se separan. La Ordre de Sion (Orden de Sión) cambio su nombre a Prieure de Sion (Priorato de Sión) y seleccionó a Jean de Gisors como el primer Gran Maestro, un vasallo del Rey de Inglaterra.

Ormus era un sabio egipcio, un místico y gnóstico adepto de Alejandría, que combinó el Cristianismo con el Mazdeísmo, que era una forma grecorromana de zoroastrismo. Ormus y sus iniciados se apropiaron de la Cruz Roja como su símbolo identificativo cuatro siglos antes de que Merovee hubiera nacido portando la supuesta Cruz Roja como marca de nacimiento. Los Caballeros Templarios adoptaron la Cruz Roja de Merovee seis siglos después. Para emular a los templarios, el Priorato tomó la Cruz Roja de Ormus y la usó como su propio emblema y después adoptó el título de "L’ Ordre de la Rose Croix Veritas"  (La Orden de la Verdadera Cruz Roja).

Si Ormus es la fuente de la “Cruz Roja”, y el linaje que salió de Jerusalén (o de esas áreas) usaron la “Cruz Roja” como emblema, entonces debemos considerar el significado de esta “Cruz Roja”. ¿Qué es realmente? O más apropiadamente: ¿Qué es lo que representa en realidad? Según mi muy particular punto de vista, representa el “Conocimiento”. Pero no cualquier clase de conocimiento, sino uno muy especial acerca de la historia de la religión y sus significados. Debemos tener en mente que a los Caballeros Templarios se les conocía en un principio como "Milice du Christ" (Soldados de Cristo). ¿Es la Cruz Roja un símbolo secreto que representaba algo más? Es difícil saberlo y no creo que alguien salga con las respuesta en el corto plazo.


Basado en un artículo de Freedomdomain.com