James, el Necrófilo

¿Se han preguntado alguna vez por qué James ve a los maniquíes? Al fondo alguien menciona que es, al igual que con la imagen de las enfermeras, una visión perversa de su sexualidad reprimida. Otro más allá dice que es muy probable que sean manifestaciones del sentimiento de culpa por tener sexo con objetos inanimados con forma de mujer.

Bien, muy bien…. ahora. ¿Por qué el buen James ve a esos maniquíes como si tuvieran piel de muerto? Si se observan bien, parecen cuerpos en descomposición. Y esa voz cuando los matas, se oye como un suspiro amplificado, o mejor dicho, un “exhalar su último aliento” con eco. Son las únicas criaturas con esa particularidad.

(Ya sé que esos seres en realidad son diseños de un artista) pero en el universo de Silent Hill, hay una razón más macabra para su existencia; y no sólo es el de perseguir a James. Esos seres tienen un origen como lo tienen las demás criaturas. Algo más profundo y tenebroso nada en las turbias aguas de la mente de James y hoy trataré de demostrar, más allá de la duda razonable, que James no solo tiene el cargo de asesinato, si no también el de… violador.

Un compañero de trabajo, al que llamaremos Alan Wake Hernández, el “Zombiemeister”, me comentó acerca del video sin censura que dio la vuelta al Internet desde hace tiempo donde se mostraba el sonido original de la muerte de Mary. Yo tenía ese video, mas sin embargo, nunca presté bien atención a los sonidos ya que la copia que descargué tenía errores. Me lo habían recomendado ya que tiene el sonido de la voz de Mary mientras la vida se le escapa.

El buen Alan, quien pronto tendrá sus teorías acerca del gran juego Dead Space en este cuchitril de blog, me comentó que si ponía atención, había algo más en ese video que debía ser analizado mejor. Y es acerca de ese sonido extra del que nos ocuparemos en los siguientes párrafos.

Fui rápido al Internet y bajé una nueva versión del video desde el Canal de Fungo en Youtube. Me decidí por esta versión porque Fungo pudo ripear el sonido directo del DVD (que no aparece en ninguna de las versiones del juego) y lo empalmo magistralmente en una copia de la cinemática que vemos cuando James reproduce la cinta de VHS. Este video es de mayor calidad y el sonido es más nítido, lo cual es muy grotesco para mi gusto.

Mientras se reproduce la cinta, podemos escuchar los gemidos de Mary mientras James la estrangula. Los sonidos guturales de Mary son estremecedores. Sin embargo, en el segundo 54 a 56 podemos escuchar un extraño sonido que no se supone debería estar ahí. Es el sonido de una hebilla como cuando uno se trata de aflojar el cinturón. Al minuto se escucha como si se bajara los pantalones y al minuto con 15 segundos casi podemos escuchar el desfogue de James. ¿Qué diablos sucedió aquí? ¿Qué conclusiones podemos sacar de este video?

1.- Tal vez cansado de hacer el amor a juguetes para adultos, James aprovecha que Mary ha regresado a su casa y decide hacerle el amor a la fuerza (violándola y matándola en el proceso)
2.- Es bien sabido que algunas personas obtienen un orgasmo extático cuando son sofocadas. Incluso hay un episodio de CSI donde se menciona esto y en la película Rising Sun de Wesley Snipes y Sean Connery ambos trabajan alrededor de una escena así. ¿James lo quiso poner en práctica para Mary y el asunto se salió de control?
3.- Por lo corto de la acción, podemos deducir que James era de eyaculación precoz o gustaba de terminar muy rápido.
4.- ¿Existe quizá la posibilidad que lo que verdaderamente James extraña de Mary es el sexo animal y no tenía para ella un verdadero amor sublime?
5.- ¿Que James era un adicto al sexo y se descontroló al ver a Mary indefensa?

Lógico es suponer que esa afección se le borró de la mente en el juego, ya que en sólo una ocasión se le calienta el rabo y es cuando María se le insinúa en la celda  del cuarto del laberinto provocando que sea justo en ese lugar donde ella sea “muerta” por fuerzas desconocidas. Los siquiatras dicen que los adictos al sexo tienen eso en la psique, por lo que se puede, aunque se batalla un poco, desprogramar.

Ahora James tiene una razón más para dirigirse al final Agua. Dos cargos de conciencia. Dos culpas. Dos Cabeza de Pirámide.