Stanley Coleman: El Cadáver Número 7

En otro artículo de este extraño blog mencioné acerca del significado místico del número 7 en el primer juego de Silent Hill. Sin embargo, me di cuenta que en Silent Hill 3 el siete ha sido sutilmente incrustado en los eventos del juego y solo unos pocos iniciados han podido sacarlo a la luz.

Cuando llegas a la morgue del hospital, Heather escucha un lamento de agonía proveniente de una de las tantas camillas mortuorias cuyos ocupantes esperan turno para ser cremados. El número de la camilla es el 7. Este número no sólo es cabalístico, sino que también juega un papel preponderante -y sin explicación aparente- en el juego. El cadáver que se encuentra en la camilla 7 no es otro que Stanley Coleman.

Los nombres de todos los personajes principales tienen cada uno 7 letras:

Vincent
Claudia
Leonard
Heather
Douglas
Stanley

Incluso el apellido Coleman tiene siete letras.

En la puerta cerrada del segundo piso del Hospital Brook Haven, el código para abrirla en dificultad normal es 8634 (8+6+3+4 = 21, o sea tres veces siete). Que dicho sea de paso, es un anagrama de 6843.

Las claves numéricas de los acertijos en el crematorio son series de dígitos donde siempre hay un 7 sin importar el nivel de dificultad del acertijo. Pero hay algo en particular en el séptimo poema de “¿Quién mató al gallo Robin?”. En la dificultad máxima se lee:

7 (La Canción del Pardillo)

"Él buscaba el alma de ella,
por su propia negra ambición
Aterrorizándola
Susurrándole canciones de amor al oído.
Lo que el cruel pardillo ansía, lo obtiene.”

En este poema, el pardillo es Stanley y recuerda mucho la relación entre Laura Palmer y Bob en Twin Peaks.

Pero aún hay más…
Al momento en que ocurren los eventos del juego, Heather tiene 17 años. Y las relaciones con el número siete las puede explicar RikkuInTheMiddle mejor que yo:

Alessa es quemada y encerrada con 7 años, momento en que su alma se "separa". Cuando Cheryl vuelve al pueblo (7 años más tarde), se supone que Alessa tiene 14. Esto queda ratificado por la extraña llamada que recibe Heather (SH3) en el Brookhaven: "Feliz 24 aniversario (7 de Cheryl+17 de Heather) y 31 aniversario (7 de Alessa + 7 de Cheryl + 17 de Heather).

 
En el mundo de los símbolos, del esoterismo y demás parafernalia mística, existen los septenarios, es decir, grupos de siete elementos:

Siete días de la semana
Siete planetas (antiguos)
Los siete dioses planetarios
Siete mares
Siete años de lapso para que los atenienses entregaran siete vírgenes al Minotauro,
Siete virtudes
Siete pecados
Siete notas musicales
Siete vocales griegas
Siete colores del arco iris
Siete grados de perfección
Los Siete velos de la danza de Salomé.
Siete direcciones del espacio (seis direcciones existentes, mas el centro)
Los siete lados del monte Meru en India
Los siete brazos del candelabro del Templo de Salomón.
Los siete santos que acompañan a San Jorge a matar al dragón.
Siete Hespérides
Los Siete enanos, que en sí encierran su propio simbolismo
Siete reyes que atacaron Tebas
El zorro de siete colas de los chinos
El setenta veces siete bíblico.
Siete cabezas del dragón del Apocalipsis (Apocalipsis XII, 3)
Las Siete Jerarquías celestiales
Los Siete agujeros que los santos y los sabios tienen en el corazón.
Los Siete espíritus animales
Los Siete pétalos de la flor de loto en China
Las siete vueltas a la Meca caminadas por los peregrinos
Las Siete tierras según el Islam.
Las Siete substancias elementales que componen el hombre.
Los Siete emblemas de Buda en el Tibet
Las Siete vueltas de la serpiente legendaria sobre el cuerpo de Buda
Los Siete metales del ritual Mitráico

El siete es el símbolo del dolor y la aflicción. Según Ludwig Paneth, está relacionado con la luna: 4 fases X 7 días de la semana = 28. El siete se representa gráficamente con la unión del triángulo y el cuadrado, ya sea colocando el triángulo sobre el cuadrado o dentro de este. William of Saint-Thierry describe las siete gradaciones del alma que permiten llegar a la vida celestial.