Silent Hill: El Juego Diabólico

Un aficionado me pidió  que entrara a un foro cristiano donde se cocinaba una teoría en la que se tachaba al juego de Silent Hill como una obra hecha por el Diablo mismo. De hecho, encontré la referencia y pude notar que de lo primero que lo califican es de espiritista. He aquí algunos de los comentarios más notables (se corrigió la ortografía para mayor claridad).

KorAsion dice: “[El juego de Silent Hill] pienso que tiene un significado sumamente espiritista.”

Careli dice: “…Empecé a experimentar terror, y algo que te produzca terror y miedo no puede venir de Dios”. Más adelante escribe: “…Este juego tiene connotaciones espiritistas”.

Leo_on dice: “…Tengo entendido por una fuente que Samael es un diablo”.

Careli contesta: “…es el mismo Satanás. Y te digo algo, aunque muchos de los fanáticos de este juego se sientan aludidos, este juego no tiene algo de malo, tiene TODO de malo. Ensalza y exalta la maldad, el terror y los demonios”.

Fuente: Foros Cristianos Evangélicos Ekklesia Viva

Al final, se dan pautas acerca de cómo entender el juego y un resumen sobre el uso de la simbología empleada dentro del juego.

La realidad de las cosas es que los cristianos y católicos llegan a confundir lo que no conocen con prácticas satanistas. El juego maneja temas esotéricos, no espiritistas. Todas las cuestiones iniciáticas y de ocultismo, para ellos son obra del mismo Satanás, Lucifer, el Ángel caído, etc. Todo conocimiento hermético no son más que materia de personas que están contra Dios.

El espiritismo si está condenado por la Biblia. En el capítulo XVIII de 1Reyes se menciona cómo Saúl pide a una mujer, célebre por sus dotes adivinatorias, que invoque el espíritu de Samuel. Sin embargo, nada de esto se trata en el juego. La giromancia, método  adivinatorio empleado por Dahlia para predecir la llegada de Harry Mason a Silent Hill, es solo eso, una técnica de adivinación, no de espiritismo. Lo curioso es que los adivinos y pitonisas si están declarados anatema en la religión católico-cristiana, empero no se menciona nada de esto en el foro.

No tengo nada en contra de cristianos, católicos, protestantes o evangélicos, cada quien puede construir su propio camino hacia Dios como lo vea adecuado. En lo que estoy en contra es que den opiniones infundadas y sin conocimiento de causa que no hacen otra cosas que hacerlos ver más como fanáticos que como personas que saben discernir.