La verdad acerca del Horror de Amityville

Aún hay dudas de si el fenómeno que se ha dado a llamar el Horror de Amityville es en realidad  un evento fantasmagórico. Sin embargo, casi todas las discusiones modernas sobre el tema de fantasmas tarde o temprano tocan este sensacional y conocido caso. Parte de este documento proviene de la página web El Fraude de Amytiville de Kevin L. Wagner y en datos de Daniel Cohen. Veamos como comenzó todo ese asunto.
El 13 de noviembre de 1974, un sujeto de 24 años llamado Ronald DeFeo hizo honor a su apellido y “de feo” mató a balazos de rifle a sus padres y a sus cuatro hermanos: dos hombres y dos mujeres, en su casa de Amityville, Long Island. Fue el más horrible crimen que el acaudalado suburbio de Amityville haya presenciado. DeFeo se declaró demente, pero fue encontrado culpable y condenado a seis cadenas perpetuas. Durante el juicio, DeFeo sostuvo que meses antes de cometer los asesinatos había escuchado “voces” (al muy puro estilo del Hijo de Sam) que le ordenaban matar.
Poco más de un año después, la casa donde ocurrieron las muertes fue adquirida por George y Kathy Lutz. Probablemente por su horrible historia la casa fue ofrecida a menor costo que otras similares, aún así costaba 80 mil dólares, mucho más de lo que el matrimonio Lutz podía pagar. La casa estaba en el 112 de la Avenida Ocean.
Un mes después de mudarse junto con sus tres hijos, corría el año de 1975, los Lutz de pronto abandonaron el lugar y se fueron a vivir con unos amigos sin decir dónde. El rumor que empezó a correr fue que habían sido ahuyentados de la casa de Amityville por una serie de extraños y aterrorizantes sucesos.
Un mes después, el relato de los Lutz fue presentado en un noticiero de televisión que estaba haciendo una serie sobre Percepción Extrasensorial (PES) y casas embrujadas. Según el programa de televisión: “Varias veces se refirieron a voces extrañas que parecían venir de dentro de ellos mismos, de una embestida de fuerza que de hecho arrojó a la señora Lutz contra un armario detrás del cual había un cuarto que no aparecía en ningún plano”. 
Corrieron rumores de que la policía había confirmado parte del relato, que el lugar estaba siendo investigado por prominentes parapsicólogos, y que la Iglesia Católica también llevaba a cabo su propia investigación. El informe de televisión indicó que otras personas que habían poseído la casa antes de que se cometieran los asesinatos tuvieron experiencias extrañas ahí y que mucho antes de que la casa actual fuera construida, ese sitio había tenido mala fama de ser “visitado por fantasmas”. El abogado de Ronald DeFeo, William Weber, se basó en esta información y pensó que podría ser evidencia suficiente para solicitar un nuevo juicio para su cliente, pero gracias al buen juicio del juez, no fue así.
El relato, sin embargo, obtuvo bastante publicidad, como sucede a menudo con relatos de este tipo. Pero a diferencia de la mayoría de relatos sobre casas embrujadas, este no se desvaneció en pocas semanas. Los Lutz contrataron a un escritor profesional llamado Jay Anson para preparar un informe en forma de libro sobre lo sucedido durante el mes que el matrimonio pasó en la casa.
 El libro pasó a llamarse El Horror de Amityville: Una Historia Verdadera y era un horripilante relato de voces diabólicas, visiones del rostro del multiasesino y todo desde una plaga de moscas hasta una plétora de demonios. Este relato sensacionalista fue publicado en 1977 y se convirtió en un best seller. En 1979 se realizó una película con el mismo nombre que presentó los sucesos todavía de manera más cinematográfica que resultó ser un éxito taquillero. Las secuelas, tanto del libro, como de la película no fueron tan afortunadas.
El atractivo del relato es que supuestamente es verdadero. Para muchas personas, el libro es un buen relato de horror, pero de ahí a que sea una sólida prueba de la directa influencia demoníaca sobre este mundo hay un gran abismo. Muchos se siguen preguntando: ¿Pero ese relato es real?
La respuesta es negativa. Cada investigación independiente del caso encontró que todas las evidencias de los sensacionales acontecimientos presentados en el libro y la película de 1979 sólo dependen de las declaraciones de los esposos Lutz. Gran parte de lo que pudo ser verificado a la luz de las evidencias palpables resultó ser equivocado. Incluso el escritor Jay Anson admitió que no sabía si lo que escribió era verdad o no; él sólo se limitó a tomar apuntes de lo que los Lutz le dijeron. Los actuales propietarios de la casa (que dejó de portar el número 112) recalcaron uqe las únicas malas experiencias que han tenido con respecto de la casa es la cantidad de visitantes que llegan para verla.
Entre las personas que están seriamente interesadas en los fenómenos paranormales y la investigación psíquica, el Horror de Amityville es considerado un engaño audaz y lucrativo. Esto no hace más que recordar la copia mexicana barata hecha por el charlatán Carlos Trejo y su magna obra Cañitas.
 
Y ahora sí, pasenle a comentar. 
 

Silent Hill y sus Símbolos

¿Qué es el simbolismo?
Una respuesta es que el simbolismo es un lenguaje del inconsciente. Es un lenguaje dinámico en el cual, una imagen, un simple símbolo puede conjurar conceptos y/o significados complejos más que ser un lenguaje estructurado cpn el cual se necesitan muchas palabras para juntar un concepto o significado equivalente. Puede servir como un metalenguaje que posee dos o más niveles de significaciones. Cada símbolo o conjunto de símbolos puede tener un significado para los iniciados; y otro muy distinto para los profanos. Para los iniciados, los símbolos pueden tener significados diferentes dependiendo de la forma en que se presentan o si estos están junto con otros símbolos.
El primer uso obvio del simbolismo es en la comunicación de ideas, ya sean estas escritas, habladas o percibidas por uno o más de los sentidos. Basándonos en la idea de que un simple símbolo puede tener una miríada de significados, es necesario tener grandes habilidades de comunicación para poder usar y conocer los símbolos en su adecuado contexto.
En base a lo anterior, puedo decir que el Team Silent supo exactamente lo que hacía cuando enriqueció el juego de Silent Hill de símbolos. Muchos, como me he dado cuenta, se contraponen frente a otros, sin embargo, esto no desmerece la calidad del trabajo de esos muchachos, muy a mi forma de ver.
Análisis de símbolos
Las ideas y suposiciones básicas que nos permiten concebir el “simbolismo”, junto con la creación y vitalidad de cada símbolo, son las siguientes:
(a) Nada carece de significado o es neutral: todo tiene una razón de ser. 
(b) Nada es independiente, todo está relacionado, en alguna medida, a otra cosa. 
(c) Lo cuantitativo se convierte en cualitativo. 
(d) Todo es serial. 
(e) Los componentes de una serie están relacionados unos con otros en cuanto a posición, y los componentes de cada serie se relacionan en cuanto a significado. Esta característica de las series es un fenómeno básico que es verdad con respecto del mundo físico (en rango de color, sonidos, texturas o paisajes), y del mundo espiritual (en sus virtudes, vicios, humores, sentimientos, etc.)
Mariposa (en el cuarto de Alessa)
Entre los antiguos, era un emblema del alma y de la atracción inconsciente hacia la luz. La purificación del alma por el fuego, representada en el arte romanesco por una ascua colocada por el angel en la boca del profeta, es mostrada visualmente sobre una pequeña urna Mattei por medio de una imagen de amor sosteniendo a la mariposa cerca de una llama. Los gnósticos representaban al Angel de la Muerte como un pie alado aplastando una mariposa, por lo que podemos deducir que este insecto volador era equiparable a la vida y no tanto al alma, en el sentido de espíritu o ser trascendental. Esto también explica porqué el psicoanálisis considera a las mariposas un símbolo del renacer. En China, las mariposas simbolizan la alegría y la felicidad conyugal.
Fuego
En el juego de Silent Hill hay varias referencias al fuego: La inmolación por fuego de Alessa, usas el fuego de un fósforo para iluminar el camino en el prólogo del juego, hay fuego en el área de la pelea contra el primer jefe, un extraño fuego enciende el polvo del cáliz en el cuarto oculto de la Tienda de Antigüedades, usas fuego para quemar unas enredaderas en el Hospital Alchemilla, y hay una lluvia de fuego cuando vences al jefe final.
Para los egipcios, el fuego está relacionado con el simbolismo solar de la llama y se asocia con los conceptos de vida y muerte (derivado esto de la idea de “calor corporal”). El fuego simboliza también la energía espiritual.
Para los alquimistas, el fuego retenía el concepto de Heráclito de agente de la transmutación ya que para ellos todas las cosas provienen del fuego y a él regresan. El fuego es un símbolo de la transformación y la regeneración. Para muchos, el fuego es un agente purificador y de destrucción.
Marius Schneider distingue dos tipos de fuego dependiendo de su dirección (o su función). El fuego en el eje fuego-tierra representa el erotismo, el calor solar y la energía física; en tanto que el fuego en su eje fuego-aire se vincula al misticismo, la purificación o sublimación y la energía espiritual. El fuego, en consecuencia , es una imagen de energía que puede ser hallado al nivel de la pasión animal así como también en el plano de la fortaleza espiritual. La idea de Heráclito sobre el fuego como agente de destrucción y regeneración se halla reproducida en la Puranas hindúes y en el Apocalipsis bíblico.
El fuego abraza tanto el bien (el calor vital) como el mal (destrucción y conflagración). Implica el deseo de aniquilar el tiempo y hacer que todas las cosas sean exterminadas. El fuego es la imagen arquetípica de los fenómenos mismos. Pasar a través del fuego, como lo hace Harry al final del juego, simboliza trascender la condición humana.
Garland (Lisa) 
Se ha dicho que todo en el universo está unido como en una guirnalda (tal es la traducción de Garland). Esta observación nos puede dar indicios acerca del verdadero significado simbólico de la guirnalda. Está relacionada a la escarapela, a los listones y a cualquier otro tipo de ataduras o conexiones. Los antiguos colgaban guirnaldas en las entradas de los templos en sus tiempos de festividades para indicar que eran parte de una comunidad. Así mismo las usaban para colocarlas en las cabezas de los prisioneros. Aquí, en el caso de las coronas usadas por los huéspedes en los banquetes egipcios, griegos y romanos, es el simbolismo de la flor lo que prevalece (con el significado de la belleza efímera y la dualidad vida y muerte).
Lago (Toluca)
En el sistema egipcio de jeroglíficos, la figura esquemática de un lago expresa lo oculto y misterioso, quizá por la alusión al lago subterráneo por el que tiene que pasar el Sol durante su “recorrido nocturno”. Un lago tiene el significado de nivel dado que el agua siempre alude a la conexión entre lo superficial y lo profundo. El hecho de que el simbolismo de agua esta íntimamente conectado con el simbolismo del abismo nos sirve para corroborar las fatales implicaciones del simbolismo del lago, porque el papel que juega el elemento líquido es el de proveer la transición entre la vida y la muerte, entre lo sólido y lo gaseoso, lo que tiene forma y lo que no. Al mismo tiempo, la superficie del lago tiene el significado de espejo, que presenta una imagen de auto-contemplación, consciencia y revelación.
Verde (por el León verde)
El color verde está asociado con la vegetación, pero también con la muerte y la vitalidad. Por lo tanto, el verde es el punto de conexión entre el negro: los minerales; y el rojo: la sangre y la vida animal, la descomposición y la muerte.
Búho (en una de las casas)
En el sistema jeroglífico de los egipcios, el búho (o lechuza), era un símbolo de la muerte, la noche, el frío y la pasividad. También pertenece al reino del sol muerto, esto es, del sol que se ha puesto tras el horizonte y se halla cruzando el lago o mar de la oscuridad.
Referencia:
Un Diccionario de los Símbolos (J. E. Cirlot, 2a edición)