Et in Arcadia ego, el secreto

Alsur de Francia, en una colina, se encuentra el pequeño pueblo deRennes-le-Château.Y fue en este lugar donde las brumas de la religión y las teoríasde la conspiración se unieron para crear un misterio que aún hoy,siglos después, sigue fascinando y pide a gritos una respuesta.Parece mentira que un lugar tan pequeño sea considerado un lugarsagrado, escondite de tesoros ocultos y un enigma que se resiste aser develado.

Torre deMagdala en la imagen incrustada

En1885, un sacerdote llegó al pueblo. Su nombre era Francois-BérengerSaunière (no es coincidencia que sea el mismo apellido del curadordel Museo del Louvre en El Código Davinci), y su vida en el lugartranscurrió sin ningún tipo de sobresaltos. En ese tiempo era unjoven con grandes inquietudes y le tomaba sabor a los estudios de lahistoria de la región. Pasaba mucho tiempo revisando los archivosantiguos del pueblo.

Corríael año de 1891 y la vieja iglesia donde daba sus sermones requeríaalgunos arreglos por lo que decidió echar andar sus planes parahacer reparaciones. Mientras hacía los menesteres necesarios,encontró en una de las columnas del altar cuatro pergaminos con unaescritura críptica que le interesó sobremanera, por lo que decidiódescifrarla.

Dosde los documentos hablaban de linajes de sangre, pero los otros dostenían mensajes en latín. En uno de ellos encontró que el códigoera sumamente simple, pero el otro era muy complejo. Éste último loenvió, junto con los demás, a Emile Hoffet, prestigioso lingüistay criptólogo.

BérengerSaunière fue enviado a París donde se la pasó muy bien. Atendiófiestas de sociedad y bailes durante su estadía. Cuando el mensajefue descifrado esto es lo que se encontró:

“Pastora,ninguna tentación que Poussin, Teniers guardan la clave; paz 681.Por las cruces del caballo de Dios, completó o destruyó estedemonio del guardián a medio día. Manzanas azules.”

Elotro mensaje era del mismo tipo:

“ParaDagoberto II, rey, y a Sión pertenece este tesoro y él está allímuerto”.

Resolviendoel acertijo

Porlo que sucedió posteriormente, era obvio hasta para el más obtusode los investigadores que Saunière pudo descifrar el mensaje y esplausible que haya tomado en cuenta el texto: “Poussin,Teniers guardan la clave”.Antes de retornar al pueblo, compró tres reproducciones cuyosoriginales se exhibían en el Louvre; una de ellas era “Lospastores de Arcadia” (Les bergers d’Arcadie), en la cual muestra elpueblo de Rennes-le-Château al fondo. Su autor era NicolásPoussin (1594–1665). Del mismo modo, adquirió otra reproducción,pero esta vez de David Teniers ¿el joven? (1610-1690). El otrocuadro por el que pagó, sigue siendo un misterio de qué trataba osu autor.

Enlos cuadros de Poussin y Teniers se puede leer el mensaje queencabeza este artículo: “Et in Arcadia ego”, mostrado sobre unagran lápida rodeada por pastores. Ya en casa, Saunière empezó unalabor de investigación titánica. ¿Qué era lo que buscabaespecíficamente? Sólo él lo sabía. Lo que sí es cierto es que enel cementerio de la iglesia encontró una tumba con un mensaje queera un perfecto anagrama de aquél que se lee en los cuadros.

Essólo a partir de este momento que la vida de Saunière dio un girode 380 grados. De pobre pasó a carecer de problemas de dinero. Másaún, se convirtió en un personaje tan influyente que el mismoarchiduque de Austria Francisco José lo visitó en su hogar. Se diceque el papa se codeaba con él. ¿Qué fue lo que sucedió? ¿Cómoes que un cura con una economía que sólo le daba para comer, depronto se convierte en un adinerado potentado? Con parte de su dineromandó edificar un castillo que se bautizó con el nombre de Torre deMagdala (después veremos el porqué de este nombre) y una residenciaa la que nombró Villa Bethania. Saunière tomó como pasatiempo lafilatelia, pero curiosamente, los sellos siempre portaban la efigiede los miembros de las casas reales.

Undato verdaderamente desconcertante es que nuestro querido cura ordenócolocar en la puerta de la iglesia el texto “Terribilis est locusiste” en cuya base se encuentra lo que parece ser una mitra papal.

Foto cortesía de Mariano Tomatis

 

Todoiba como miel sobre hojuelas hasta que llegó la fecha 17 de enero de1911. Ese día, Saunière cayó fulminado por una enfermedad que nopudo ser curada por los médicos de la época. Lo verdaderamente raroes que el día 12, su ama de llaves, María Denarnaud habíaencargado un féretro para su amo. ¿Sabía Saunière de su destinofatal? Pero otra curiosidad es que el 17 de enero es también lafecha del fallecimiento del Marqués de Hautpoul. Esa misma fecha esel día de la festividad de San Sulpicio, día muy apreciado porSaunière.

Cincodías después, Francois-Bérenger Saunière falleció. Una leyendacuenta que el sacerdote que fue a darle la extrema unción, entró ala recámara del párroco agonizante para escuchar su confesión.Minutos después, el hombre de Dios salió del lugar visiblementealterado, temblando y sudando. ¿Qué habrá escuchado como paraponerlo así? Eso es materia de especulación aún en estos días.

Saunièrefue enterrado previa ceremonia en la Torre de Magdala. Lo sentaron enun trono, ataviado con una extraña túnica muy costosa y adornada.Las personas que atendieron el velorio se hallaban igualmentevestidas. Para muchos estudiosos, esa ceremonia es un anacronismo sitomamos en cuenta que ocurrió a principios del siglo XX.

Secretollevado a la tumba

En1946, María Denarnaud vendió la Villa Bethania. Tiempo después, labuena mujer falleció y hasta la tumba fue a dar el secreto, quepermitió a su amo lograr una riqueza inexplicable, y que ellatambién guardaba.

Estasdos muertes dejaron muchos misterios sin explicar. Uno de ellos,aunque no el principal, fue el interés que Saunière tenía por elcuadro de Poussin. Acerca de este pintor el Abad Louis Fouquet dijoen 1656: “Ciertascosas te darán a través de Monsieur Poussin, ventajas que incluso aun rey le sería muy difícil conseguir para sí mismo, y las cualeses posible que nadie más vuelva a redescubrir en los siglos porvenir. Cosas que nada, en estos tiempos, puede traer mejor fortuna nisiquiera igual”.

Seacual fuera el secreto dentro del cuadro de Poussin y que se abrazabaen el texto “Et in Arcadia ego” hubo un hecho que llamó laatención. Hasta la fecha en que se demolió en 1988, había unatumba con la misma inscripción ubicada en la provincia de Arques. Loraro es que era un sepulcro vacío y en uno de los bloques lateralesaparecía el texto de marras.

Posiblessoluciones al enigma

“Etin Arcadia ego” se traduce literalmente por "Tambiényo en la Arcadia (estoy)",o"Inclusoen Arcadia (estoy) yo".La interpretación sería: "Yo,la muerte, reino incluso en la Arcadia".Sin embargo, Andre Felibien, el biógrafo de Poussin, afirmó que elverdadero sentido de la frase es que "lapersona enterrada en esta tumba ha vivido en la Arcadia";en otras palabras, que "ellostambién en un tiempo disfrutaron de los placeres de la vida sobre latierra".Se considera normalmente que la interpretación correcta es laprimera. De cualquier forma, el sentimiento pretendía establecer uncontraste irónico al representar la sombra de la muerte por encimadel usual entretenimiento y alegría que se supone que disfrutabanlas ninfas y demás habitantes de Arcadia. Tradicionalmente, seconsidera un símbolo de la caducidad de la vida, incluso en susmomentos más idílicos.

Muchosconspiranóicos creen que la frase es un anagrama de esta otra: “Itego arcana dei” (¡Aléjate! Yo oculto los secretos de Dios).¿Pero de qué secretos se habla? Es en este momento en que la tramase complica y han salido muchas personas con la supuesta solución alacertijo. Muchas de estas “soluciones” han sido de lo másdescabellado que no merecen la pena ser tratadas aquí. Sin embargo,hay una teoría sacada a la luz por los investigadores MichaelBaigent, Richard Leigh y Henry Lincoln.

Estosinvestigadores creen firmemente que la clave a todo el misterio estáen la posesión del Santo Grial, secreto que, según ciertaspersonas, también conocían los Caballeros del Temple. Un secretotan terrible que provocó la caída y aniquilación de la Órden.Recordemos que los Templarios fueron acusados de brujería, sodomíay practicar ritos herejes. Fueron Baigent, Leigh y Lincoln quienesdurante sus indagaciones se toparon con la existencia de la sociedadsecreta llamada el priorato de Sión, la que como buen maestro detíteres, estaría moviendo los hilos del destino de del occidenteeuropeo durante los últimos 15 siglos.

Muchosse preguntarán, si han estado leyendo hasta aquí, si hay muchassociedades secretas, ¿qué hace al Priorato de Sión tan poderosocomo para poder poner y reemplazar presidentes, reyes e inclusopapas? Lo que se sabe hasta hoy, y esto es otra teoría deconspiración, es que al Priorato tiene como meta establecer en cadauno de los países del mundo monarcas. Pero no cualquier reyecito,tiene que ser uno que sea descendiente por línea directa de laDinastía de los Merovingios.

Sangreal

¿Peroqué tienen que ver los Merovingios en todo esto? Seguimos con losconspiranóicos: existe la posibilidad de que el secreto oculto enRennes-le-Château y que fuera descubierto por los Templarios,primero; y los del Priorato de Sión, después, tenga que ver con laprueba de que Jesucristo no murió en la cruz, sino que sobrevivió,sanó de sus heridas y llegó a tener una hija con María Magdalena(Magdalena significa “quereside o nació en Magdala”,un paraje de la antigua Palestina citado en el Nuevo Testamento y enel Talmud. Se dice que María Magdalena nació en esa localidad). Lapalabra Magdalena es parecida a Nazareno (nacido en Nazaret), ambostérminos son gentilicios. No extraña ha estas alturas que Saunièrehaya bautizado una torre con el nombre de Magdala, lugar donde nacióMaría, la esposa de Jesús.

Tambiénhay que tomar en cuenta, como lo menciona Dan Brown, que las palabras“Santo Grial” esconden una deformación de la palabra Sangreal, osea Sangre Real, refiriéndose al linaje de Jesucristo. Es por estarazón que se piensa que entre nosotros se halla caminando uno de susdescendientes y que el Priorato de Sión se ha echado a cuestas lamisión de encontrarlo. Nadie está en posición de saber si estosucederá o no en el futuro inmediato y si será para bien o paramal, sin embargo debemos confiar en que algún día la verdad, pormás bizarra y turbia que parezca, salga finalmente a la luz.

Esta entrada está dedicada al buen Alfredo Hernández