La Biblia de Gutenberg

La imprenta, reinventada por Johannes Gutenberg (hacia 1398 – 1468), nació en su cenit, puesto que el primer libro impreso, la Biblia, está considerada por muchos como la obra más hermosa jamás publicada. Se imprimieron 300 ejemplares, cada uno con cerca de 1300 páginas, con 42 líneas líneas en latín por página. Las Biblias de Gutenberg siguen siendo los libros más valiosos del mundo. Solo existen 48 Biblias, incluyendo dos que se encontraban en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial; estas Biblias están extraviadas, sin embargo los bibliófilos confían en que están a salvo.
 
Se compró una Biblia de Gutenberg en una almoneda en 1898 por la cantidad de 15,000 dólares, y fue entregada al Seminario General de Teología en la ciudad de Nueva York. Permaneció encerrada en una bóveda hasta 1978, año en que fue vendida en otra subasta por 2 millones de dólares. El precio que más se había pagado por una Biblia de Gutenberg era, hasta la fecha, de 2.5 millones de dólares en 1970.
 
Gutenberg había contraído deudas con la finalidad de poder producir la Biblia y fue demandado por la suma que debía. Perdió la demanda y fue obligado a entregar sus instrumentos y prensas; pero recibió la distinción de ser el editor del libro más famoso del orbe.