Análisis – Crash Bandicoot 2

Si hay una saga que se ha prostituido hasta el extremo de que lasrevistas especializadas ni siquiera publiquen noticias sobre ella esasaga es Crash Bandicoot.

A mediados de los noventa Sony necesitaba algo explosivo paraganar a Nintendo. Tekken, Final Fantasy y WipeOut son tres de losjuegos que ayudaron a la primera PlayStation a dominar el mercado.Pero hubo un juego de plataformas que estaba pensado como un juegoúnico, que no inventaba nada, del que no se esperaban grandesventas. Ese juego fue un éxito de crítica y ventas, tal vez por elabandono de Sonic por parte de Sega, o tal vez por la tardía llegadade Mario; pero el caso es que mantuvo durante años el récordmundial de copias vendidas de un mismo juego.

Ese juego era Crash Bandicoot. Fue una bomba en su día, y hoyveremos lo que nos ofrece su secuela. Dicen que segundas partes nuncafueron buenas, pero también es sabido por todos que en losvideojuegos es otra historia…


Gráficos

El diseño recuerda a las películas de dibujos animados, con suspersonajes cabezones, animales con aspecto amigable y un grancolorido. Muy bien conseguido, y lo mejor es que tiene ese aspecto,pero no resulta nada ñoño.

Las animaciones simplemente espectaculares, tienen una fluidez yuna rapidez impropia de un juego de aquella época. Incluso hoy endía sigue siendo todo un espectáculo disfrutar de esas huidas delos osos gigantes. Excelente en este apartado. Como nota curiosa, hayuna gran cantidad de formas de morir, cada cual más graciosa que laanterior.

La calidad gráfica tampoco se queda atrás, vemos unos personajesenormes, unos fondos muy detallados y decenas de objetos en pantallay funciona sin ningún tirón. No es foto realismo, ni intenta serlo.

Diseño artístico: 79/80

Diseño de escenarios: 75/80

Calidad gráfica: 39/40

Nota final: 193/200


Sonido

La música de juego es difícil de describir, solo puedo decir quees muy simpática y da alegría y buen rollo solo de escucharla.

El juego viene doblado al castellano, con las voces bien escogidasy todo eso, en especial el Doctor Cortex. Los demás actores dedoblaje les podría haber puesto un poco más de énfasis.

Los efectos acompañan al estilo de dibujos animados del juego.Muchísimos efectos, variados y no se hacen nada cansinos. Inclusoalgunos son graciosos, como el sonido que se oye al tirar las frutas.

Banda sonora: 92/100

Doblaje: 43/50

Efectos: 49/50

Nota final: 184/200


Argumento

Muy sencillo, no cambia prácticamente desde el inicio de laaventura. La gracia de la historia está en el carisma de lospersonajes, y eso está muy conseguido.

Gracias a los graciosos gestos que hace Crash antes de montar a unoso, o las rabietas de Cortex, el juego es muy gracioso.

Personajes: 24/25

Narrativa: 19/25

Historia: 42/50

Nota final: 85/100


Duración

Hay 5 mundos con sus respectivos 5 niveles cada uno, lo que da aun total de 25 niveles con sus respectivos cristales. Además deconseguir estos cristales, también podemos conseguir muchos otrasgemas.

Para pasarse el juego hay que conseguir los 25 cristales, lo quepuede llevar unas 5 horas si no te matan nunca, pero la elevadadificultad del juego lo alarga hasta por lo menos 7 horas.

Si solo vemos “el final malo” es muy corto, pero si reunimostodos los cristales tenemos que repetir muchas veces los niveles, loque alarga muchísimo la duración, por lo menos el doble.

Aventura principal: 42/50

Extras: 28/30

Rejugabilidad: 10/20

Nota final: 80/100


Jugabilidad

El juego es en 2’5 D, pero bastante raro. No es simplemente unajugabilidad en 2D con gráficos tridimensionales, sino que eldesarrollo de los niveles es de dos formas: todo recto haciaadelante, o todo recto hacia la derecha. Este estilo tan único haceque sea muy divertido jugar, la frescura jugable no es común en losvideojuegos.

Además de los niveles “típicos de plataformas”, hay variedadpara que no se haga cansino. De vez en cuando veremos niveles en losque el suelo se cae, o en los que hay que elegir varios caminos. Perolo mejor, para mí, los niveles “off-topic”, es decir, los dehuida y en los que vas montando a un oso que corre solo. Estosniveles además de espectaculares, tienen una jugabilidad distinta,lo que hace que por momentos pensemos que jugamos a otro juego.

Como nota negativa, decir que los niveles en los que controlamosun jet-pack son bastante incómodos e incontrolables, sobre todo elúltimo nivel en el que lo controlamos.

Los combates contra jefes son bastante fáciles, pero se arreglangracias al sentido del humor de estos.

Sistema de juego: 96/100

Jodidómetro: 43/50

Vicio: 97/100

Diversión: 144/150

Nota final: 380/400


Conclusión: Un juego muy divertido, tanto por su mecánica de juegocomo por el sentido del humor de derrocha.

Nota final: 922/1000

Lo mejor:

·        Animaciones increíbles, muchos juegos de hoy en día deben deaprender de este en variedad y rapidez.

·        El carisma de Crash, sin duda uno de los mejores personajes deesa época, por no decir el mejor.

·        Es un juego difícil, pero no imposible.

·        Gracioso hasta decir basta, sobre todo por las cómicasmuertes.

Lo peor:

·        La historia es bastante simple

·        Los personajes secundarios no tienen el mismo carisma de Crashy Cortex.

·        Aunque tiene una buena cantidad de extras, es bastante corto.

 


Te gustará si te gustó….