¡300.000 visitas! ¡Chúpate esa, 299.000!

300.000 visitas. Aunque en realidad estos números no son más que eso, números, no puedo evitar el estar requetefeliz por llegar a semejante cifra con un blog tan normalucho y raro como el mío. Para dar las gracias, pondré la mejor tira cómica de la historia. Esto es un final inesperado, y no el del club de lucha.