Crítica de manga – DragonBall

 

Seguramente, muchos de vosotros penséis: ¿pero a qué vieneesto, en pleno 2011, que hasta las abuelas se emocionan con la transformaciónde Goku en Super-Sayan?

Hace poco me volví a leer el manga entero de esta míticaserie. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que disfruté de lahistoria de las bolas de dragón, y aunque tenía muy buenos recuerdos, no meesperaba gran cosa. Con lo años, he odiado el “síndrome DragonBall”, ese dondelos mangas siempre derivan a combates con bolas de energía, protagonistas quesiempre son los más fuertes y demás mandangas propias de series como Naruto oBleach.

Pero DragonBall tiene dos cosas que lo hacen único: fue elprimero de su especie (al menos el primero con éxito comercial) y tienepersonajes hiper-carismáticos.

El argumento no es gran cosa, pues se podría resumir en quees un niño con cola y mucha fuerza que viaja por el mundo y por el espacio, ypor el camino se hace más fuerte. A pesar de que parece simple y limitado, a sufavor tiene una gran cantidad de personajes con mucha carisma cada uno (creoque no hay ni un solo personaje olvidable en toda la historia) que le danconsistencia al manga.

El comienzo es bastante humorístico, el cual es más bien infantil,habiendo hostias, pero lo que importa es hacernos reír con las situaciones humorísticas.Por la parte final de la primera época se va volviendo un poco más serio, perosin nada muy complejo.

Cuando llega la segunda parte (la que sería donde empiezaDragonBall Z) la historia se vuelve casi de golpe bastante más oscura ycompleja, añadiendo una gran cantidad de personajes, niveles de energía,planetas, bolas de dragón y gente que muere sin parar.

Esto hace que se haga bastante más interesante y viciante,siendo en mi opinión uno de los mejores mangas de la historia. Eso sí, laúltima saga (la de Bu) se empiezan a inventar niveles, fusiones, reglas sobrela gente que muere… Bu mola, pero no tanto como Célula o Freezer.

Poco puedo decir, además de  que ya estás tardando en leerlo. Si, he dicholeerlo, ya que el anime está llenísimo de relleno mierdoso y combatesasquerosamente largos. Manga=mola. Anime=mola a cachos, y poquitos.

Nota: 9’5/10

Lo mejor:

·        Sentido del humor muy agradecido.

·        Llenísimo de momentos épicos.

·        Diseños bastante buenos, lástima que Toriyamalos reutilice desde entonces.

·        Mitología realmente interesante.

Lo peor:

·        La saga de Bu no mola tanto como las otras.


Te gustará si te gustó…