Análisis – The Punisher (Arcade)

Sin duda, la placa CPS-1 fue el mayor éxito de Capcom en muchos aspectos. Por un lado, fue la máquina en la que empezaron a mostrar su poderío en los arcades, por otro, fue la placa que albergaba éxitos comerciales de la talla de Final Fight o Street Fighter II, y lo más importante: prácticamente todos los juegos programados para dicha placa tienen una calidad indiscutible.
El juego que hoy nos ocupa es uno de los más aclamados beat’em ups de Capcom, hoy en día no muy recordado, ya que Capcom no se decide a sacarlo en recopilatorios o tiendas virtuales. Veamos si su leyenda es merecida:

Gráficos
La calidad de detalle no sorprende después de ver otros juegos anteriores, pero en lo que sí que destaca es en sus animaciones, fluidas y diversas. Y no solo en el personaje protagonista, sino que cada enemigo tendrá una animación sumamente cuidada hasta para el más insignificante de sus movimientos. Impresiona ver como Frank levanta un barril con esa fluidez.
Los decorados son bastante buenos pero repetitivos, no como los enemigos, muy variados, nada común en este tipo de juegos. Punkis, karatecas, tipos enormes, navajeros, cyborgs, tíos con bates de baseball, tíos con lanzallamas, tíos con espadas, tíos con hachas, ninjas…
Diseño artístico: 70/80
Diseño de escenarios: 69/70
Calidad gráfica: 39/40
Nota: 178/200

Sonido
Nada más y nada menos que Yoko Shimomura es la encargada en la banda sonora es este juego, una persona que por aquel entonces no era muy famosa, pero que unos años después se haría famosa por componer las bandas sonoras de sagas tan famosas como Parasite Eve o Kingdom Hearts.
La calidad melódica del juego es notable, pero queda muy eclipsada por los fx, los cuales son un poco molestos en muchos momentos, por culpa de su repetición y excesivo volumen. Las escasas voces digitalizadas tienen un carisma interesante.
Banda sonora: 85/100
Efectos: 35/50
Voces: 41/50
Nota: 161/200

Argumento
El argumento es bastante simple: el vengador se venga a unos hombres malos que le han hecho cosas malas. Está claro que el punto de partida no es muy esperanzador, pero eso tiene una importancia mínima en un juego como este.
El problema viene en que nos cortan el ritmo de juego para mostrarnos unas precarias cinemáticas, y estas no cuentan nada interesante. Por si fuera poco, no hay ningún personaje especialmente carismático además de Kingpin y los protagonistas.
Eso sí, tiene un momentazo bestial: el autobús. Maravilloso.
Historia: 25/50
Narrativa: 10/25
Personajes: 18/25
Nota: 53/100

Duración
Otro punto negro, pues es lo más simple que podría ser un Beat’em up en este aspecto: personajes sin diferenciación, sin caminos alternativos, sin estrategias nuevas para atacar…
La duración de la aventura no ayuda, ya que se puede completar en 30-40 minutos perfectamente. No pido mucho más en un juego de este estilo, pero se hace corto.
Aventura principal: 40/50
Rejugabilidad: 9/30
Extras: 1/20
Nota: 50/50

Jugabilidad
Cuidadísima y depurada por momentos, algo liosa en otros. Por lo general el control será el tradicional de estos juegos: pegas hostias a todo lo que se mueve, y punto. Dentro de lo que cabe, hay bastante variedad, ya que hay varios tipos de ataque aéreo, varios ataques especiales y muchas armas blancas, cada cual con su control.
Habrá algunos momentos en los que nuestro protagonista sacará automáticamente un arma de fuego para combatir a otros enemigos armados. Al principio estos momentos se agradecerán, ya que viene bien para dar variedad, pero por la parte final estos momentos se hacen muy caóticos, pues básicamente todo se reduce a pulsar el botón de disparo muy rápido, a la vez que tienes que pegar a enemigos cuerpo a cuerpo.
Hay que destacar la gran cantidad de armas existentes y la variación entre ellas, ya que es muy diferente usar un hacha a una katana, por ejemplo.
Las peleas contra jefes finales destacan porque estos tienen una IA bastante mayor a la de los enemigos ordinarios, algo que se nota sobre todo si piden refuerzos.
Sistema de juego: 98/100
Jodidómetro: 45/50
Vicio: 90/100
Diversión: 144/150
Nota: 377/400

Conclusión: Un gran beat’em up de la época dorada de Capcom, muy recomendado para los fans del género y del cómic.

Nota final: 819/1000
Lo mejor:
•    Cada arma es completamente distinta a las demás.
•    Gran variedad de enemigos.
•    Animaciones fantásticas.
•    Buena banda sonora…
Lo peor:
•    …aunque no se oye cómo debería.
•    Sin incentivos para ser rejugado.
•    Argumento simple y narrativa pesada.

Te gustará si te gustó…