El cambio se acerca

 
Mucha gente se queja de los DLC’s, los juegos fáciles y su corta duración. Es casi un dicho popular que los shooter como Halo o Call of Duty han destrozado el mágico mundo de los videojuegos. Y yo soy el primero de esa gente, dispuesto a tener acaloradas discusiones sobre el tema durante horas.
Pero al igual que esa genial novela que es Juego de tronos, estoy notando que los videojugadores no nos damos cuenta del verdadero problema que se acerca. Antes de nombrar el problema en sí, prefiero poner como ejemplo otro tipo de ocio: la música.
Hace varias décadas, los grupos con mayor éxito eran entre otros The Beatles, Led Zepelin y Michel Jackson, música que te podía gustar más o menos, pero que indudablemente tenían un trabajo y calidad detrás.

Pero con la llegada masiva de internet (más o menos desde finales de los 90 hasta la actualidad), los grupos que tenían éxito cada vez eran de una calidad mucho más cuestionable y mucho más simples musicalmente.Aunque hay muchas teorías al respecto, una de las más aceptadas es quela gente que usa internet para escuchar música no la aprecia, ya que “como es gratis” no para de bajarse música con el objetivo de “estar a la moda musical”.