Crítica literaria – Canción de fuego y hielo: Juego de tronos

 

El retorno de los dragones", escrito por los célebres Tracy Kickman y Margaret Weis, compuesto de 473 páginas. Hasta hoy, ese era el libro más largo que he leido, seguido de cerca por su continuación, "La tumba de Huma", con 443 páginas. Posteriormente, los pocos libros que he leído tenían una longitud más moderada, ya que no dispongo de paciencia para leerlos. Pero ahora, con "Juego de tronos", esa barrera psicológica ha sido superada con creces, ya que este libro tiene ni más ni menos que la escalofriante cantidad de 778 páginas.

Canción de fuego y hielo, la saga a la que pertenece el susodicho libro, está considerada tanto como por la crítica como por el público el heredero de El señor de los anillos, lo cual no es poca cosa precisamente. Gracias a su éxito se ha filmado una serie de gran calidad, y esta también a tenido una buena acogida, además de haber elevado la popularidad de los libros como la espuma. Yo ví la serie, y me gustó lo suficiente como para que comprara el primer volumen de la saga y le diera una oportunidad. Así que he leído el libro después de ver la serie, lo que hace que me visión sea muy diferente, pues ya conocía su historia y sus personajes.

La historia nos traslada a un mundo de fantasía medieval, pero no al típico. En las típicas novelas de este género habría magia, profecías, una amplia diversidad de especies y héroes invencibles. Juego de tronos tiene todo esto, pero a diferencia de otras obras, todo será tan realista que parecerá el mundo real si no fuera por los dragones. Los reyes serán borrachos, las reinas no serán frágiles doncellas serviciales, los hombres de honor no serán tan honorables como puede parecer. Cada personaje parecerá verdaderamente humano, y no un héroe salido de las fantasías de un niño.

Y hablando de personajes, una de las cosas que más alabanzas se ha llevado la novela es la enorme cantidad de personajes que aparecen, cada uno con sus intenciones, sus parientes, amigos y hechos. Alejándose de otras historias de fantasía donde tenemos que memorizar los nombres y habilidades de cada una de las criaturas fantásticas, en esta debemos pensar en la mente humana de cada uno de los personajes. Podremos no acordarnos del nombre de algún personaje (lo cual no es de extrañar, ya que la cifra de personajes puede ascender perfectamente al centenar, y eso siendo solo la primera novela de una saga de 7), pero si que recordaremos su personalidad y su poder monárquico.

Nuestra mente debe de funcionar al 100%, y eso es algo muy difícilmente alcanzable para cualquier producto de ocio.

Todo esto no serviría si no hubiera una buena historia detrás, y por supuesto la hay. Desde el comienzo las intrigas políticas serán extremadamente intensas, ya sea por las historias "del presente", por las próximas guerras, o por las guerras del pasado. Y por supuesto, no se queda en lo superficial, ya que como en la vida real, cada cosa importante se decide por los pequeños detalles.

Por último, queda lo más importante: la calidad narrativa, y puedo decir sin miedo a equivocarme que es de las mejores que he podido ver en muchísimo tiempo, tal vez la mejor que he visto nunca. La premisa es simple: dividir la historia en capítulos cortos, de unas 7 u 8 páginas cada una, habiendo en cada una distintos protagonistas.

De esta manera,veremos los hechos en diversos puntos de vista, siendo muy diferente tener como protagonista a un niño, a un lord o a una adolescente pija. Cosas como un coito serán vistos como "una pelea" por un niño, y esas cosas no tienen precio. En este magnifico estilo narrativo se ha notado la anterior experiencia de su escritor (George R. R. Martin) como guionista en series de televisión, lo que también ha hecho posible que tuviese más en cuenta "lo que quiere ver el espectador", sin cortarse ni un pelo en las referencias sexuales y violentas.


 
Conclusión: Largo de cojones, pero como entra. El lenguaje utilizado es exquisito, las descripciones magnificas, el realismo escalofriante, la historia intrigante y el ritmo narrativo excelente. A falta de leer por completo el resto de libros, puedo decir sin que me tiemble la voz que supera a Las crónicas de Dragonlance y a El señor de los anillos.

Nota:9’5/10


Te gustará si te gustó…