Objetivos de un barbudo

 

Mi barba es más o menos así, pero no tan abuntante.

 

Hoy a sido un día con ironía. Día tranquilo. Sin deberes pendientes del ciclo de grado medio que estoy cursando, ni he quedado con mis amigos. No tengo que hacer limpieza en casa, y no tengo ningún videojuego a mitad. Así que he decido tener un día tranquilo.

Entre las cosas tranquilas que hago, he revisado y mirado algunas de mis antiguas entradas, y entre ellas he visto de la que estoy más orgulloso: "Reflexiones de un barbudo que se afeita". La escribí un día que estaba enfadado por el trato tan irrespetuoso que tiene la gente con mi barba. No voy a soltar ningún discurso, ya lo solté en el susodicho artículo y me quedé bien a gusto.

La cuestión es que hoy, a pesar de que se lo tengo muy dicho a la gente, una persona a la que quiero mucho, con toda mi alma, me ha repetido por enésima vez que me afeite. Me he enfadado, pero al menos no le he respondido con malas palabras. Una vez he llegado enfadado a mi habitación maldiciendo a mis adentros, me he dicho la frase más típica que pueda existir: "Si me dieran un céntimo cada vez que me dicen que me afeite, sería rico".

Pues amigos, me temo que he dado con la fórmula para no enfadarme cada vez que me dicen la palabra "afeítate". Si un día que tuve problemas barbuleos me salío el texto del que más orgulloso me siento, debo potenciar eso. La idea es simple, cada vez que me digan que me afeite, la apunto, le doy una puntuación dependiendo de lo humillante que sea la situación y cada vez que llegue a los 10 puntos, escrubiré un relato, un artículo de opinión, un guión para una película, la letra de una canción, un plan para dominar el mundo, o lo que sea, pero debo escribir algo.

¿Cúal es el objetivo de todo esto? Pues que la persona que se crea superior a mí por darme consejos de asquerosa moda no solo no consiga su objetivo de enfadarme, sino que alimentará mi ego. Es más, si resulta que la vida me va bien, le restregaré este texto que estáis leyendo, para enseñarle una lección de respeto y humildad.

Para dejarme claro a mí mismo el sistema de puntuación, lo pondré aquí mismo:

  • Si simplemente me dice que me afeite en privado una única persona, 1 punto.
  • Si me lo dice en privado pero insultando a mi personalidad y aspecto, 2 puntos.
  • Si me dice que nunca tendré novia, ni trabajo, ni ná de ná, 3 puntos.
  • Si en un grupo de personas una única persona me dice que me afeite, 4 puntos.
  • Si el grupo por completo me insiste, 6 puntos.
  • Si me dan un discurso sobre lo mala que es mi barba para la sociedad, 8 puntos.
  • Si se burlan de mi barba, aunque sea de broma, 10 puntos.
  • Si me dicen cosas como "pareces un vagabundo" o "con lo guapo que tú eras de pequeño", 15 puntos.

Es posible que la escasa gente que lea esto por completo se pregunte a que cojones viene este texto, si se supone que es algo totalmente personal. La razón es simple amigos: para que lo vea y así no sea una de las típicas auto-promesas que se hace la gente en fin de año. Pretendo que sea serio, y desde aquí vereís lo que iré escribiendo. Y porque no decirlo: para que se lo pueda enseñar a alguien muy pesado con el tema de mi barba.

Hasta aquí todo esto amigos, espero de todo corazón que nunca llegue a contar ni un solo punto, pero sé muy bien que de aquí saldrá una buena cantidad de manuscritos.