Doubt

DOUBT

Interrumpiendo el repaso a la saga Disgaea (¿quién dijo que fueran aser las tres entradas seguidas? Además, la segunda se me estáresistiendo un poquillo, así que voy presentando otras cosas), hoy ostraigo una entrada en la que recomiendo el último manga que he leído,Doubt.

Doubt es un manga creado por Yoshiki Tonogai y publicado en la ShonenGanGan, la revista de Square Enix, que finalizó Febrero del pasado año2009 con veinte capítulos. Es una historia de misterio/terror, con unplanteamiento quizás algo usado ya en este tipo de series, como es elpresentar a un determinado grupo de personajes entre los cuales haya unasesino, o un traidor. Esta premisa, que ya hemos visto en series detelevisión recientes como Harper’s Island o que llevamos toda la vidaexperimentando con Cluedo o juegos similares, funciona a las milmaravillas, haciéndonos rápidamente pensar que uno de los personajespresentados es el malo, por lo que, inevitablemente, terminaremoshaciendo nuestras apuestas. Sin embargo, no confiemos demasiado enellas, ya que tras el cliffhanger al final de cada capítulo, lo másprobable es que terminemos por cambiar de sospechoso.

El argumento de Doubt es brillante, el pilar fundamental sobre el quese erige, al igual que debería serlo en cualquier manga. Recientementepor japón se ha extendido un juego multijugador a través del móvilllamado Rabbit Doubt, que consiste en tener que descubrir a un lobo quese ha infiltrado en un grupo de conejos. Si se acusa de ser el lobo aun conejo, que tendrá que ser colgado, y se acierta, los conejosvivirán una larga vida tranquila, con lo que termina la partida, perosi se llegara a equivocar, serían devorados por el lobo.

Los jugadores de una partida de este juego, Yuu, Rei, Hajime, Eiji y Harukadeciden reunirse para conocerse en la realidad, y tras una reunión queparece estar yendo bien y en la que todos se están divirtiendo, inclusocon la inclusión de Mitsuku, una amiga de Yuu en el grupo y a pesar dela ausencia de Hajime, ocurre algo.

Cuando Yuu, claramente el protagonista de la historia, decide ir albaño a buscar a uno de los del grupo, que parecía estar tardandodemasiado. Al abrir una de las cabinas, se encuentra con un hombre quelleva una máscara gigante en la cara con forma de conejo y que legolpea con una llave inglesa.

De izquierda a derecha y de arriba a abajo:
Hajime, Yuu, Haruka, Mitsuku, Rei y Eiji

Lo siguiente que vemos es a Yuu despertándose junto a Mitsuku y aHajime, el único que no había asistido a esa reunión. Poco a poco, amedida que van apareciendo el resto de miembros del juego, se dancuenta de que cada uno de ellos lleva grabado un código de barras, conel que podrán ir abriendo puertas en un complejo laberíntico querecuerda bastante a los que ya hemos podido ver en la sagacinematográfica Saw.

Pero eso no es lo malo, sino que, poco a poco, van desapareciendo,muriendo uno a uno, y tras explorar el complejo por completo, se dancuenta de que están solos. El juego es real, y uno de ellos es el lobo,que va deborando a los pequeños e indefensos conejos, escondido trasuna máscara de conejo gigante.

Sin duda, es un argumento atractivo a simple vista, y con un desarrollofantástico y un ritmo que no se queda corto, dotando al manga de unahistoria sobresaliente durante todos y cada uno de sus capítulos, algoidéntico a lo que parece estar ocurriendo con Judge, la nueva obra delautor, empezada este 2010 y con un único capítulo, que además recuerdapoderosamente a Doubt y todo el tema de las máscaras.

El dibujo es fantástico. Quizás algo típico, sin elementosdiferenciadores, pero se nota que todos los personajes son personas,sin cortes de pelo que impliquen usar lacas milagrosas o musculaturasque se tardan cien años de gimnasio en conseguir. Son personasnormales, como cualquiera de nosotros, a las que les ocurre unadesgracia que realmente podría ocurrinos a cualquiera de nosotros, yque reaccionan de maneras humanas e instintivas, sin heroicidades quevalgan. Y es que, si un personaje tiene algún error en Doubt, lo pagarácon la vida.

Como el manga no ha sido ni siquiera licenciado en nuestro país, elúnico modo de leerlo ha sido recurrir a un fansub. Es una serie pococonocida, por lo que hay bastantes menos fansubs que si buscamos algunaserie seguida por mucha gente, como Naruto o Bleach, que tienendecenas. Que yo sepa, el único que ha terminado el manga, y además conun buen nivel de traducción, sin ninguna chapuza, es Crazyscanlations,en colaboración con Paradise Library no Fansub.

En definitiva, si queréis leer un manga muy entretenido, con muchomisterio y ciertas dosis de terror, y más si sois fans de Saw, no ospodéis perder este manga.

Repaso a la saga Disgaea (1): Disgaea: Hour of Darkness

REPASO A LA SAGA DISGAEA (1):

DISGAEA: HOUR OF DARKNESS 

Hay que reconocer que, si hay un género con poca acogida en nuestropaís, ese es el rol japonés. El JRPG, a pesar de sus muchas virtudes,apenas puede competir contra otros géneros como los Shooter o los deConducción, o incluso con los deportivos, franquicias que sacan unjuego cada año, tratando de venderlo como nuevo.

Y ya si un género como el JRPG no triunfa, es normal que muchas desus variantes tampoco lo hagan. El caso más sangrante es el SRPG,juegos de corte táctico que en este país tienen ventas prácticamentenulas, motivo por el cual muchas desarrolladoras se niegan a traerjuegos o, de hacerlo, lo hacen en perfecto inglés, limitando aún máslas ventas. El caso más reciente ha sido el exclusivo de PS3 ValkyriaChronicles, que a pesar de ignora  uno de los mejores juegos de laactual generación y mi exclusividad favorita de la consola de Sony.

Hoy (y durante mis próximas entradas) hablaré de otra saga deS-RPGs, quizás no demasiado famosas aquí en nuestro país pero con unbuen número de ventas en tierras niponas, y es que es una saga quedestila carisma y entretenimiento por sus cuatro costados. Estoyhablando de Disgaea, desarrolladas sus tres entregas por Nippon IcchiSoftware (NIS a partir de ahora), una de las principales impulsoras deeste variante táctica de los RPGs, caracterizada por dotar de unparticular estilo gráfico a todas sus obras y por contar con un ácido ygamberro sentido del humor que, en más de una ocasión nos hará soltaralguna risotada.

Su obra magna, su principal trilogía, es la saga Disgaea,desarrollada para las consolas de Sony en exclusiva (excepto un remakede la primera parte que apareció en NDS), y que han sido, hasta elmomento, el acercamiento más satisfactorio que un servidor ha tenidohacia los juegos de esta índole.

 

En esta primera entrada me centraré en la primera entrega de lasaga, Disgaea: Hour of Darkness, y sus remakes (Afternoon of Darknesslanzado para PSP y Disgaea DS, que salió, como su propio nombre indica,para la portátil de Nintendo).

La historia de Disgaea: Hour of Darkness es, cuanto menos,fantástica, y con uno de los sentidos del humor más ácido y absurdo quese pueden encontrar en un videojuego. Laharl es el príncipe delNetherworld, hijo del Overlord y heredero al trono. Lo primero quevemos al inicio del juego es como su lacaya, Etna, trata de despertalede la siesta que ha estado durmiendo durante 2 años mediante el empleode útiles en absoluto agradables. Así, nos encontraremos desperdigasdospor el suelo mazas, taladros, lanzas y demás.

Será común ver este tipo de escenas por parte de Etna, sobretodocuando se refiere al trato con los Prinnys, sus mascotas y siervos.Estos curiosos y divertidos pingüinos han llegado a convertirse tambiénen la seña de identidad de NIS, y han llegado a protagonizar su propiojuego en la PSP: Prinny, Can I Really Be The Hero??

Tras esta introducción, se nos cuenta que el Overlord, padre deLaharl, murió al inicio de la siesta de su hijo, atragantado con unguisante durante la comida. Y, durante esa larga siesta, han idosurgiendo diferentes aspirantes al trono del Netherworld. Por lo queLaharl se decide a conquistarlo y a reclamar el trono que es suyo enuna larga epopeya que lo llevara a enfrentarse a ángeles, demonios eincluso a robots y humanos a la par que recluta nuevos siervos para supropósito.

 

Sin embargo, y a pesar de lo bien desarrollado que estará elargumento a lo largo del juego, no es esa la principal baza de Disgaea,sino su jugabilidad, basada en el uber-levelling.

El sistemade combate es sencillo, que no simple. Se divide el escenario en el quenos encontremos en distintas celdas cuadradas, por las que moveremos acada una de nuestras unidades, de un total de 10 que podemos desplegar,por norma general.

Para desplegar a nuestras unidades contaremos con una base en unextremo del escenario, una especie de portal del que saldrán nuestrosdiferentes personajes. En otros puntos del escenario encontramos a losenemigos, ya desplegados, y a la mayor incorporación a nivelestratégico del juego, y realmente lo que distingue su sistema decombate del de otros juegos del mismo género como Fire Emblem o AdvanceWars, los geo paneles.

Estos geo paneles son en realidad celdas en el escenario dedistintos colores, originados por un panel en el que hay una pirámideque indica el efecto que tendrán. Las hay de todo tipo, desde darbonificadores o penalizadores a los atributos tanto de nuestrospersonajes como de los enemigos, hasta clonar, aumentar niveles obloquear el paso, incluso de invencibilidad. Para que el efectodesaparezca, se pueden hacer dos cosas, o levantarlos del suelo ylanzarlos en otro panel, o destruyéndolos atacando directamente a lapirámide. A pesar de que la principal baza de Disgaea sea su grancantidad de niveles, saber dominar estos hará que nuestra efectividaden el campo de batalla se multiplique, facilitando enormemente loscombates y, por tanto, ayudándonos a subir antes de nivel.

 

Y es que, como ya he repetido más de una vez en este repaso, subirde nivel es fundamental, y con tal fin repetiremos misiones en muchasocasiones, ya que podremos volver a librar cualquier batalla quehayamos completado las veces que queramos.

A esas batallas accederemos a través de un portal dimensional, através del que iremos a cualquier localización en la que tengamos quecombatir, pero mientras no estemos en combate, podremos movernoslibremente por nuestro castillo, donde hay una respetable cantidad decosas interesantes.

Por un lado tenemos el hospital, al que acabaremos yendoprácticamente al término de cada misión y en el que restauraremosnuestra salud y nuestra magia, ganando premios cuanto más lo empleemos.

También están las tiendas, tres, como en casi todo RPG. Unapara armas, otra para armaduras y una última para objetos. Alprincipio, los productos y sus precios serán irrisorios, pero a menudaque los aumentemos (algo que es completamente opcional y de lo quehablaré más adelante), las tiendas tendrán verdaderas armas dedestrucción, con precios desorbitados que, sin duda, acabaremos pagandopara equipar a nuestros personajes.

Pero no es esa la única forma de obtener equipamientos potentes.Una vez comprada un arma, o armadura, siempre se pueden subir de nivelpara aumentar su eficacia. Y para esto tenemos el Item World, unaespecie de mundo en el interior de cada objeto en los que tendremos queescalar pisos y pisos (de 10 en 10 y hasta un total de 100), superandobatallas (que no están prediseñadas, sino que se formanaleatoriamente). Sobra decir que, cuanto más potente sea el objeto, másduros serán los enemigos. Esta es una de las estrategias más comunespara subir de nivel una vez hayamos alcanzado los niveles más altos, yaque no vamos a encontrar a enemigos más fuertes que en el Item World.
Además, al llegar a la centésima planta, tendremos un confrontamientocon el Item God, el enemigo más poderoso de todos, que en muchasocasiones es indispensable para obtener los equipamientos más poderososdel juego.

 

Por último, encontramos la Dark Assambly en el castillo, en la quepodemos acceder a diferentes solicitudes con las que podemos mejorarlos productos de las tiendas, aunque ampliando también su precio,acceder a fases especiales o desbloquear cosas tan simples como botas,cinturones o gafas para que estén a la venta. Sin embargo, el principalreclamo de la Dark Assambly, y con lo que más horas pasaremos, es conla creación de personajes, sin ningún límite.
A pesar de que los personajes son más bien poco configurables (Nombre,Clase y stats iniciales), la enorme cantidad de clases que hay,monstruos incluídos ya que podremos crearlos una vez derrotados, noecharemos la personalización en falta en ningún momento. Así,distinguimos a nuestros personajes por sus afinidades con determinadasarmas, lo que, obviamente, resulta en distintos árboles de habilidades.

Pero para hacer uso de la Dark Assambly, necesitamos maná. El manáse gana al eliminar enemigos, y nos sirve para pagar las distintassolicitudes que hagamos a la asamblea, o los propios personajes. Cadapersonaje tiene su propio maná, por lo que no será lo mismo pedir algocon Laharl que hacerlo con uno recién creado, además de que se pone enmarcha el sistema de maestros – pupilos. Esto es que un maestro sebeneficia de los progresos del pupilo en experiencia, stats e inclusoen habilidades, ya que puede aprender las que su tutelado aprenda. Así,si tenemos un curador con el que creamos un mago de fuego, con esecurador podremos llegar a aprender la magia de fuego para ser másefectivos en combate.

Y influye además otro factor en la Dark Assambly, que son lossenadores. Como bien dice su nombre, la Dark Assambly es una asamblea,y para que las solicitudes se acepten, tenemos que obtener laaprobación de la mayoría de los senadores, para lo que podremos inclusosobornarlos con objetos para que estén a nuestro favor, cuanto másraro, mejor.

En definitiva, las opciones son muchas, y sin duda, harán deDisgaea: Hour of Darkness uno de los juegos más largos que hayáisprobado nunca.

Gráficamente no es nada del otro mundo. De hecho, es un diseño extremadamente sencillo y simple, pero que se ha convertido en la marca de identidad del resto de SRPGs de la compañía. Con todo el resultado final es resultón y nada desdeñable, se deja ver y es bastante agradable y colorido, y con un buen número de secuencias de vídeo para cada una de las técnicas que ejecutemos, que no serán pocas. 

Otro apartado destacable es el del sonido,con una banda sonora bastante pegadiza y simple y con un doblaje al inglés sobresaliente. 

 

 

Además de esta entrega, tenemos dos remakes deeste juego, prácticamente idénticos, uno para PSP (Disgaea: Afternoonof Darkness) y otro para NDS, llamado simplemente Disgaea DS. Losúnicos añadidos que he podido encontrar, a parte de los obvios como sonel uso de la doble pantalla en el de NDS o la reducción de resolución,han sido la posibilidad de jugar en red local (no online) con otrosjugadores y el Modo Etna, una interesante historia de seis capítulos enlos que se cuenta que hubiera pasado si, al intentar despertar aLaharl, Etna por equivocación lo hubiera matado. Desternillante y muyrecomendado el intentar conseguirlo.

NOTA: 9

Y hasta aquí hemos llegado. Esta es la primera entrega de tres,de este repaso a una de las mejores sagas de SRPG que han visto la luz.Espero que os hayan gustado y que igualmente disfrutéis de las queestán por venir. ¡Un saludo!

Nip / Tuck (A golpe de bisturí)

 

"Dígame,¿qué es lo que no le gusta de su cuerpo?" De esta forma comienza cadauno de los capítulos de Nip / Tuck, traducido en nuestro país como Agolpe de bisturí, serie producida por una de las más presitigosascadenas por cable, FX (y junto a Showtime y HBO, artifices de lasmejores series del momento).

La serie sigue ados prestigiosos cirujanos plásticos de Miami, Sean McNamara yChristian Troy, amigos desde la universidad y socios en su clínicaprivada de cirujía estética, McNamara/Troy. A ella acude la élite de laciudad de la costa este en busca de "arreglar" diversos defectosfísicos o, simplemente, cumplir los estándares de belleza que unasociedad como en la que viven ellos exige para no ser marginados.Estiramientos faciales, rinoplastias, aumentos de pecho están a laorden del día en McNamara/Troy.

Los dos personajes son arquetipos claramente distinguidos. Mientrasque Sean McNamara es el típico bonachón, padre de familia y perfectocirujano, que busca reparar errores con su trabajo, y no solo cumplirlos caprichos de modelos consentidas, motivo por el cual llegan aaceptar trabajos sin cargo si el fin es bueno. Por otro lado, ChristianTroy es un mujeriego, adicto a la cocaína, que va de cama en cama sinprácticamente ningún lazo emocional, a parte de la amistad que compartecon su socio y su familia.

Es curioso ver como, debido a los diversos (y, en muchas ocasiones,estrambóticos) casos a los que se enfrentan, tanto en su vidaprofesional como en su vida personal, los dos personajes evolucionan deuna forma tan realista y relajada que es apenas apreciable, de modoque, seis temporadas después, echamos la vista atrás y apenasreconocemos a esos dos cirujanos en la cumbre de sus vidas y suscarreras. Y no deja de ser interesante ver el cariz que toman lospersonajes, evolucionando cada uno hasta asemejarse a lo que era elotro, viendo Sean su vida destrozada y sin sentido y experimentandoChristian una repentina madurez. A pesar de esto, y en palabras deambos personajes, no hacen más que vender su alma por el negocio.

Si esto no os lo ha dejado claro, cabe decirlo ahora. Nip/Tuck esuna serie de personajes. Y además, es una serie adulta, no solo por laviolencia de cada una de las operaciones, que no escatiman en litros dehemoglobina en pantalla, ni por su gran cantidad de sexo, que no sonsino complementos que le quedan como anillo al dedo a los temas quetrata o la personalidad de los distintos secundarios, fantásticamenterecreados todos ellos y perfectamente creíbles.

Apartir de aquí, es posible que encontréis varios spoilers, aunque seránsimplemente unos esbozos de los protagonistas y todos los personajes ytramas que les rodean. Tras esta advertencia, continúo:

-Sean McNamara: El cirujano plástico con más habilidad y talento deMcNamara/Troy, de fuertes convicciones, defensor de la ética y lamoral. Es padre de familia, y todo lo que hace, lo hace para ayudar ala misma. Con problemas en su matrimonio y un hijo conflictivo, Sean vecomo, a medida que las cosas le van mejor económicamente, cuánto más seacerca a la cumbra de su carrera, más aumentan sus problemas, llegandoa alejarse por completo de su familia, e incluso a tener una aventuracon una ex-paciente cancerígena.

 

-.-Julia McNamara: La esposa de Sean. Vive por y para sus hijos y aellos dedica su vida. Abandonó su carrera con motivo del embarazo de suprimogénito, Matt, y desde entonces ha estado intentando volver a launiversidad en reiteradas ocasiones. Tuvo un romance con ChristianTroy, el socio de su marido, justo antes de casarse con Sean, lo que esmotivo de varios enfrentamientos entre ella y cada uno de loscirujanos.

-.-.-Matt McNamara: Fruto del matrimonio de Sean y Julia (SPOILERIMPORTANTE – SPOILER IMPORTANTE – SPOILER IMPORTANTE aunque másadelante resulta ser el hijo biológico de Christian Troy FIN DELSPOILER – FIN DEL SPOILER – FIN DEL SPOILER), es uno de los personajesmás interesantes de la serie, sobretodo debido a alejarse del resto delas tramas de la historia, ofreciendo un punto de vista completamentediferente de todo lo que ocurre.

-.-.-Annie McNamara: A pesar de no ser más que un personaje secundariocon apariciones puntuales a lo largo de la serie, la hija menor de losMcNamara no deja de ser una gran figura en la familia, una luz en laoscuridad que alumbra tanto a su madre como a su padre, siendo deapariciones esporádicas pero con algunas con verdadera importancia enel desarroyo del resto de personajes.

-Christian Troy: Es el vendedor de McNamara/Troy, la cara bonitaque se pone delante de las cámaras, con una ligera adicción a lacocaína y una mujer distinta en su cama cada noche, Christian es elcontrapeso de Sean, buscando la máxima rentabilidad en cada una de susoperaciones, siendo su máxima prioridad el dinero, por encima de laética y la moral.

Aparte de estos, hay un gran abanico de secundarios, todos ellos tanbien recreados y con una evolución tan grande (o mayor incluso enalgunos casos) que los personajes principales, como pueden ser Liz, laanestesista de la clínica que cobra un papel de gran importancia másadelante, Kimber, una de los cientos de romances de Christian con laque mantuvo una relación más personal, o los distintos empleados quepasan en algún momento por McNamara/Troy, como Quentin Costa o,terminando la quinta temporada, Teddy, interpretada por Katte Sackhoff,a la que algunos recordaran de Battlestar Galactica.

Nip/Tuck cuenta con seis temporadas, estando la sexta a poco determinar, dando el colofón final a la serie en su centésimo episodio.Esperemos que FX no se entretenga en sacar spin-offs o historiasalternativas una vez cerrada, pues Nip/Tuck tiene todas las tramas quenecesita en sus propios capítulos, y no hace falta más.

En definitiva, una de las series más infravalorada de los últimosaños, y totalmente recomendable, que demuestra el buen saber hacer deFX y que lo superficial puede ser, al mismo tiempo, profundo.

 

InvesBook 600

¡Es mío! ¡Sí!

Si solo con la imagen no loidentificáis, lo que véis en la foto es una imagen de un e-reader, másconcretamente el Inves Book 600, comercializado por El Corte Inglés ycon el que estoy más que contento. El dispositivo cuenta con unapantalla de 6 pulgadas conresolución de 800 × 600 píxeles y 8 niveles de gris, memoria de 512 MB,almacenamiento extra en tarjetas SD de hasta 4 GB (no acepta SD HC) ysolo 174 gramos de peso, que se quedan en unos 400 si añadimos la fundaprotectora.

Comotodos los libros electrónicos, el principal reclamo de éste es que loque aparece en la pantalla es e-ink, tinta electrónica, que actúa comosi fuera tinta de verdad dibujada en pantalla, lo cual además de nocansar la vista, ya que la sensación es infinitamente diferente a la deleer en el ordenador, permite que la batería dure muchísimo, ya quesolo se gasta durante los cambios de página,y el Inves 600 acepta hasta8000 antes de agotarse, además cargándose bastante rápido una vezconectado a la corriente.

No he realizado un estudio de mercado, ni leído comparativas, porlo que no sé hasta cuanto dinero se podría ahorrar uno comprando otrosmodelos, pero a pesar de lo caro que es (300 €, todavía no sé comoagradecerle a mi chica el regalazo), uno cuenta con el respaldo ygarantía de El Corte Inglés, y los chicos de Inves se toman muy enserio al público, contestando a los mails en menos de dos horas ysiempre dispuestos a ayudar con cualquier problema que surja alconsumidor.

Obviamente, este es un aparato para lectores. Y además, lectoresasiduos, porque si no, no merece el desembolso. Pero aquellos quecarguemos con libros cada vez que viajamos, solo por no tener quellevar eso merece la pena.

Entre sus numerosas virtudes se cuenta la de reproducir numerososformatos, echando en falta únicamente .doc, pero con lo simple que esexportar a .pdf (tanto en Open Office como en el Microsoft Office 2007se pueden exportar los documentos abiertos desde el propio menú deinicio). Además, viene con una fantástica funda protectora como regalo,que se adapta fantásticamente al lector y, sin añadir apenas pesoextra, lo protege de cuantos problemas (tipo golpes, manchas y demás)pueda sufrir.

Además, ahora que un establecimiento como El Corte Inglés lo estácomercializando, los e-readers empezarán a crecer desorbitadamente, loque llevará a una mayor oferta en libros descargables en formatodigital, de los que otras tiendas como Amazon ya están haciéndose on unbuen surtido.

Desde luego, la compra de esto no quiere decir que dejemos decomprar libros en papel, o al menos no por mi parte, que seguiréhaciéndome con aquellos libros que me hagan ilusión, pero la comodidadcon la que contamos usando el e-reader es impresionante.

En definitiva, tras haberlo probado desde el día 6, puedo decir quees una compra excepcional, y si eres lector habitual o escritorocasional, esto merece la pena. Yo, por el momento, me retiro a seguirdándole uso y a leer la primera parte de Geralt de Rivia, que ya estácargada en la memoria interna.

Aprovecho la entrada para preguntaros: ¿qué opináis de este tipo deaparatos? ¿Qué créeis que representa el formato digital para el mundode la literatura? ¿Desaparecerán en un breve periodo de tiempo los libros en papel debido al auge de estos aparatos?

Ahora que lo pienso, esta es la primeraentrada que posteo relacionada con el mundo de las palabras. A ver sipronto caen más. ¡Un saludo!

Balance 2009: Juegos Terminados (Tercera Parte… y final)

Y aquí la última parte de la entrada, algo más tarde de lo que había planeado, ya que he tenido algunos problemas con el texto. Algo fuera de tiempo, pero no quería dejar este balance sin terminar. Así que, allá va:

 

-Wanted: Weapons of Fate:

El juego más corto decuantos he jugado este año. Una tarde me ha llevado superar sus treshoras y media de duración. Muy muy corto, pero intenso. No me heaburrido en ningún momento de la partida, con algunas fases bastantedivertidas (especialmente en las que se controla a Cross, el padre deWesley), y, desde el momento en el que conseguimos la espectacularhabilidad de curvar las balas, el mayor y verdadero incentivo jugabledel programa, es bastante disfrutable. Además, gráficamente no es nadadesdeñable, y a nivel argumental continúa la trama donde se quedó lapelícula.

 

-Borderlands:

Se me llena la boca cada vez que hablo de estejuego, que es, en mi más sincera opinión, el juego del año, mucho másdivertido y entretenido que otros como Modern Warfare 2 o AssassinsCreed 2. Una gran simbiosis entre shooter y RPG, aunque en esta ocasióninclinado más a la acción que al rol. Gearbox, una de mis compañíasfetiche, lo ha vuelto a conseguir: tras la fantástica trilogía Brothersin Arms, la mejor saga bélica ambientada en la Segunda Guerra Mundial,aunque insisto en que no es más que mi opinión. Durante las 30 horasque me ha durado el juego, pasándolo en cooperativo, no he queridosoltar el mando en ningún momento, sobretodo en el último tramo deljuego, que tras un pobre tratamiento anterior del guión, me haemocionado e impulsado a seguir.

-Call of Duty: Modern Warfare 2:
 

Posiblemente, el mejor Callof Duty hasta la fecha. La historia más épica de toda la saga, conmomentos realmente impresionantes, como esa última fase final, basadacasi por completo en QTE, o la primera vez que visitamos la nieve, conla impresionante escalada y la no menos espectacular carrera con lasmotos de nieve.

-X-Men Origenes: Lobezno:
A pesar de no llegarle ni a lasuela de los zapatos al Batman: Arkham Asylum, este juego es un claroejemplo de lo que se puede hacer con un superhéroe si se hace bien. Esun Hack & Slash bastante notable, con un ligero componente de RPG yuna historia interesante, sobretodo para los que disfrutaron con lapelícula. Además, las secunecias cinemáticas CGI demuestran una granmaestría por parte de Raven Software, con momentos realmenteimpactantantes.

PLAYSTATION 3:

Este es mi segundo añocon la consola de Sony, y he de reconocer que la he tenido bastanteparada. Tres juegos, nada más que tres juegos son los que he terminadoeste año, a falta de una misión de los DLCs del Valkyria Chronicles, unpar de capítulos del Disgaea 3 o dos capítulos del Killzone. Sinembargo, este 2010 se plantea apasionante, con juegazos de la talla deGod of War 3, Heavy Rain, The Last Guardian o MAG, que caerán seguroseguro, y otros que tienen altas posibilidades de caer, como el DCUniverse Online o The Agency. Además, estas navidades también caenDemon’s Souls y Ratchet: A Crank in Time… En definitiva, el año queviene será mucho mejor que este para mi PS3 (pero miedo me da mibolsillo).

-Uncharted: Drake’s Fortune:

El mejor cazarrecompensas de laactual generación de consolas. Uncharted: El Tesoro de Drake no hacemás que realzar la figura de Naughty Dog como una de las mejores firstpartys de Sony, si no la mejor, y uno de los títulos con mejoresescenarios de la historia, con unos gráficos que, para ser de hace dosaños, se mantienen al pie del cañón, con una solvencia tremenda y unacalidad lejos de toda duda.

-inFamous:

 

Posiblemente el mejor sandbox del año, incluyendoel GTA EFLC o Prototype, con una historia interesante, un desarrollotremendo y una duración más que notable. Para más datos, al análisisque le dediqué en su momento me remito.

-Uncharted 2: Among Thieves:

 

La segunda parte de una de lasmayores sorpresas de esta generación, bajo el sobrenombre de AmongThieves (no, paso de poner la traducción española, carente desentido), que lleva a la maravillosa primera parte un paso más alláen todos los aspectos, argumento, gráficos, jugabilidad, duración…Todo es mejor en este Uncharted 2, el mejor juego del presente año sin duda alguna.

NDS

 

-Phoenix Wright: Ace Attorney:

¡Protesto! Esta frase, quesiempre sale de la boca, tanto de abogados como de fiscales, se haconvertido en una insignia en el mundo de los videojuegos, y en lamarca representativa de esta saga de aventuras conversacionales. Contramas que en principio parecerán autoconclusivas, y luego iremosdescubriendo lazos de unión entre ellas; está claro que el apartado enel que más se ha esmerado Capcom es el argumento, una verdadera deliciapolicial, a pesar de lo infantil que pueda parecer en algunos puntos.

-Draglade:

Potencia beat ‘em up 2D al ritmo de la música.Uno de los mejores, sino directamente el mejor, beat ‘em up de scrolllateral que tiene la portátil de Nintendo, con las peleas 1vs1, ya seacontra el cartucho o contra otra persona, bastante interesantes. De lomás recomendable de la DS, sin duda alguna.

PS2:

Esta sí que ha estadoparada. Teniendo las dos consolas de la actual generación y unordenador para jugar, la PS2 se me quedaba obsoleta, a pesar de laenorme cantidad de juegos del catálogo que me faltan por probar (y queespero poder hacer algún día).

-.hack//Infection:

 

La primera parte del conjunto .hack, jugado a "pasamandos" con mi hermano, y a pesar de su repetitividad, es bastanteentretenido, pero el único motivo por el que seguiremos adelante en eljuego es para poder descubrir más cosas del enreversado argumento de.hack, que ya cuenta a sus espaldas con cantidad de productos endiferentes ámbitos, como estos videojuegos, series de anime, mangas…

 

Y hasta aquí hemos llegado. 36 juegos, si no he contado mal, han sido los superados durante el pasado 2009, esperemos que el 2010 sea tan fructífero como este y con mayor número de joyas. De momento, el futuro, aunque negro para mi bolsillo (y el de mis colegas, que más de la mitad de los juegos son prestados), parece ser de lo más interesante en materia videojueguil, con juegos como Heavy Rain, Mass Effect 2 o Final Fantasy XIII, por nombrar unos pocos…

Una vez terminadas estas tres entradas, empiezo por fin el ciclo del 2010 del blog, esperando tener esta vez un ritmo más constante y ágil y comentar más, que últimamente he tenido poco tiempo. ¡Un saludo y a disfrutar de las entradas!