TOP 20: Juegos NDS (1era Parte)

 Y otra entrada más. Esta vez, tras haber pensado sobre ello, me dispuse a realizar un top20 de juegos para la NDS, y la verdad es que no fue tan fácil como el otro top que había escrito, en parte porque en esta ocasión solo diez títulos se me antojaban muy pocos para abarcar el gran catálogo que tiene esta consola.
 
Antes de proceder con el top, avisar a todos de que este se basa en mi opinión personal sobre los juegos, me da igual que sean mejores o peores que otros, simplemente es el orden de los juegos que más he disfrutado y obviamente no he jugado a todo el catálogo, por lo que lo más probable es que no estéis de acuerdo con muchos de ellos.
 
Dicho esto, procedo con los diez primeros (o últimos, según como se mire) de mis juegos favoritos de NDS:

20: Draglade

Uno de los mejores juegos de lucha quehay para la DS, y el más entretenido, en mi opinión. Además, de lo mássencillo que hay, con un sistema tremendamente cómodo y ágil. Además,la mezcla entre las fases beat ‘em up y las batallas puras esfantástica, con un buen número de enemigos y unos gráficos más queaceptables. Por último, la posibilidad de crear nuestros propioscombos, con un editor bastante libre, es muy interesante. Encabeza eltop.

19: Zookeeper

Sihay algo que ha conseguido sin duda la DS es que géneros que no sehubieran imaginado siquiera en consolas de sobremesa, vean la luzdebido a su cómodo control, con atractivos planteamientos y grandesresultados, como es el juego que nos atañe. Posiblemente, sea el juegomás enviciante de cuantos he probado en esta consola, y ya es muchodecir. La agilidad de los puzles y la facilidad de su control, añadidoal hecho de que apenas te cansas, hace de una de las mejoresinversiones que se pueden hacer en la consola.

18: Hotel Dusk: Room 215

Laaventura gráfica era otro género más en decadencia en los últimos años,hasta la llegada de la DS, que ha sacado un buen número de ellas, lamayoría de gran calidad. Y entre ellas, podemos encontrar este HotelDusk, una historia negra de gran calidad, que bien podría ser unanovela en vez de un videojuego, con una ambientación mágica que nosmantendrá pegados a las pantallas durante las horas que dure supropuesta.

17: Mario & Luigi: Compañeros en el Tiempo

¡Un RPG protagonizado por la mascota de la gran N! Sabiendo eso,solo quedaba probarlo, y tras robárselo cogérselo prestado a mihermanastra, quedé encandilado. En realidad es uno de los RPGs mássencillos que podremos encontrar en la consola, pero el sistema decombate es innovador, y es uno de los pocos juegos del bigotudofontanero que tienen historia, por simple que pueda ser.

16: Final Fantasy IV

Unremake de la cuarta fantasía final de cuando Square todavía era Square.Uno de los mejores RPGs de la DS, que por el hecho de haber jugado yaen su día (a pesar de lo mucho que me encanta) le hace perder puntosfrente a otras sagas como Dragon Quest, a los que no jugué en su día, oel tercero de su propia saga, que a pesar de parecerme, objetivamente,peor, me sorprendió gratamente al jugarlo, ya que nunca había tenidoocasión de catarlo.

15: Tetris DS

Creoque no hay gran cosa que decir del Tetris. El que es, para mí, el mejorvideojuego de la historia, que, se ve extremadamente potenciado aquí,sigue alcanzando altas cotas de adicción conmigo. Sin embargo, eso noquita que sea un juego que haya visto mil y una veces, por lo que nocreo que merezca el primer lugar de la lista.

14: Trauma Center: Under the Knife

Delas propuestas más interesantes que hay en la consola. Este simuladorde medicina, que ha sigo seguido por otros muchos, que mezcla las fasesdel quirófano, divertidas y retantes, con las de aventuraconversacional en las que nos cuentan una historia que, sin ser la grancosa o alcanzar las cotas de otras aventuras para la consola, esinteresante y un buen hilo conductor entre operación y operación.

13: New Super Mario Bros

En el momento en que cogí este juego, había pasado bastante desdela última vez que había jugado a algo en 2D, y el fontanero me devolvióun sentimiento que había experimentado por primera vez en la NES.Experimentar un plataformas en 2D después de tanto tiempo fuefantástico, y además si es un juego de la gran mascota de Nintendo, másque mejor.

12: Scribblenauts

Posiblemente,el más original de cuantos juegos haya podido probar. Tiene muchosfallos, como un control bastante tosco y algunas palabras que no acabande ser lo que necesitamos, pero tiene prácticamente infinitasposibilidades. Y es bastante retante el intentar superar las misionesque ya hemos pasado usando distintas palabras, sobretodo en algún casoconcreto.

11: Wario Ware Touched!

Desde que probé el Wario Ware de Gameboy, soy un fanático seguidorde esta saga, y los he jugado a todos. Este, como cuenta además con laposibilidad de usar la pantalla táctil, por lo que la diversidad de losminijuegos y la diversión que tendremos aumenta muchisimo. Un buennúmero de minijuegos que nunca nos cansaremos de jugar, con esos tressegundos de tiempo para superar cada una de las pruebas que nos pongan.

 

 

Y hasta aquí hemos llegado. Reitero que cualquier comentario tocanarices, que falte al respeto o se crea poseedor de la verdad absoluta será eliminado sin contemplación. 

¡Un saludo! 

Impresiones Iniciales: Demon’s Souls

El lunes de la pasada semana llegó al fin. Desde dos semanas atrásestaba esperándolo, y Niponia cumplió con lo dicho y me presentó elDemon’s Souls en la puerta de mi casa. Y no podría estar más contentocon la inversión, de las más inteligentes que he hecho en estageneración de consolas.

Demon’s Souls, como imagino que muchos sabran, es un action-rpgdesarrollado por From Software (encargados del reciente Ninja Bladeentre otros), caracterizado princpialmente por su alta dificultad.

Yes que Demon’s Souls tiene esa dificultad que no experimentaba desde elNethack (descubierto gracias al fantástico análisis que hizo de élZerael en su blog), y quienes hayan jugado al Nethack sabrán de loretante que puede llegar a ser.

El inicio del juego es bastante abrupto. Comenzamos creando la carade nuestro personaje, con un editor bastante al uso, muy parecido a losque hemos visto en otros juegos como Oblivion. Tras hacerlo, escogemosla clase de nuestro personaje, y nos sueltan en la primera mazmorra deljuego.

Decir que la curva de aprendizaje es muy muy fuerte, empezamos deun tutorial bastante sencillo, en el que bastará con avanzar recto parallegar hasta el final, donde se nos mostrarán los tres comandos básicosde combate (las teclas de ataque, fijar el objetivo y los usosdistintos del botón círculo (esprintar o rodar por el suelo)), sinenemigos demasiado poderosos o complicados (a mí no me tocaron más dedos veces), a llegar al primer jefe del juego, que nos matará de uno odos golpes. Sí, el jefe del tutorial eliminandonos, algo bastanteextraño, sobretodo para lo que estamos acostumbrados, juegos en los quelos jefes de un tutorial no son más fuertes que enemigos regulares dela segunda o tercera misión.  

Yo llegué a preguntarme si había hecho algo mal, pero no, se suponeque nos tiene que matar. De ese modo, accederemos al Nexus, lugar alque llegaremos tras haber perdido nuestro cuerpo físico (con unareducción del 50% de los puntos de salud), y ya estaremos perdidos.

No, en realidad perdidos no, porque no es difícil descubrir quehacer, pero sí que nos chocará entrar a la segunda mazmorra (1-1), yque nada más empezar podamos perder la vida. De hecho, mi personajefalleció ocho veces hasta que alcancé al jefe de nivel, el cual sí queresultó sencillo y sin demasiada complicación.

También nos resultará extraño ver como, a pesar de ser la primeramazmorra que haremos en solitario, si damos un paso en falso, morimos.Ver enemigos como dragones, a los que apenas quitaremos uno o dospuntos de vida, mientras que una llamarada suya nos eliminará, olanceros acorazados que arremeterán contra nosotros sin que tengamosocasión de bloquearles… para algunos puede ser una experienciatraumática, (sobretodo porque no hay checkpoints que valgan dentro delas mazmorras, y a poco que nos maten tendremos que volver a hacerlotodo) y es aquí donde uno descubrirá si le gusta realmente este juego,o es demasiado desesperante y estresante como para su gusto, y lodejará tirado, habiendo malgastado los cuarenta euros que vale(cincuenta y cinco en su edición especial, que incluye un asombrosolibro de ilustraciones y una guía de estrategia oficial).

 

Esta mazmorra será nuestra prueba de fuego, pero hasta que lasuperemos y eliminemos al primer jefe, no podremos acceder a laverdadera experiencia de Demons Souls. Y es que, hasta entonces (quenos puede llevar facilmente tres horas), las almas solo servían paracomprar armas o armaduras, pero ahora también las necesitamos parasubir de nivel y aumentar nuestros stats, por lo que las tendremos enmucha más estima, del mismo modo que la libertad aumentaexponencialmente, pues de 1-1 podemos acceder tanto a 1-2, como a 2-1,3-1, 4-1 y demás mundos.

A nivel jugable, es, como ya he dicho, infernalmente difícil. Elsistema de combate es sencillo de comprender, y se desarrollarácompletamente en tiempo real. Los botones R1 y L1 están destinados aluso de las distintas armas, mientras que el resto son bastantepredecibles.

Así, encontramos el "círculo" para esprintar (si lo mantenemosapretado) o rodar por el suelo, el "cuadrado" para usar los diversosítems, que encontraremos a montones, el "triángulo" para cambiar elmodo de sujetar el arma (de una mano, que nos permite usar tanto ladiestra como la zurda, a dos manos, que impide el uso de la zurda peroaumenta bastante el daño de nuestros ataques) y la X para interactuarcon casi todos los elementos que nos encontremos, mientras que losgatillos estarán reservados a los golpes poderosos, ataques quetardarán más en realizarse y que de los que le costará más a nuestropersonaje recuperarse, pero quitarán prácticamente el doble del daño deun ataque normal.

 

En pantalla, encontramos tres indicadores en forma de barra. Laprimera, la de color rojo, indicará los puntos de salud de nuestropersonaje; la segunda, azul, será para los puntos de magia que nosqueden; y, por último, la verde indicará la stamina de nuestropersonaje, es decir, cuánto puede esprintar o los ataques que puederealizar enlazando un combo sin cansarse.

A nivel argumental, decir que Demon’s Souls no es la gran cosa. Dehecho, a pesar de que el juego se encuentra en un perfecto inglés, nohará falta dominar la lengua de Shakespeare para poder jugarlo, ya queel argumento no es uno de sus puntos fuertes, con un desarrolloprácticamente nulo, y es bastante sencillo dominar el combate, así queprácticamente cualquiera puede jugar al juego.

El apartado sonoro cumple. Todos los efectos tales como el ruído delas armas, las explosiones y demás son más que aceptables, y la bandasonora es un buen acompañamiento en nuestros periplos por lasmazmorras. Sin embargo, en donde realmente destaca el juego es en susvoces, que en la versión inglesa son fantásticas, a falta de escucharla versión japonesa.

Gráficamente el juego es bastante bueno. No llega a la altura de losgrandes exponentes gráficos de la generación, por lo que no esperemosla espectacularidad de Call of Duty o de Uncharted, pero cuenta con unmodelado de personajes bastante bueno (a excepción de algunosenemigos), y un diseño de escenarios fantástico, con algunas zonas alaire libre más que aceptables y un gran interior de las mazmorras.

En definitiva, la elección de Gamespot (y otras revistas más) de alzara este juego como el mejor del año pasado no es del todo descabellada,y es que tiene la gran virtud de enganchar y mantener al jugador horasy horas en vilo, tratando de subir de nivel o de eliminar a este oaquel enemigo. Con "solo" diez horas de juego a mis espaldas, que ya esbastante más que la mayoría de los shooters de la generación, puedoafirmar que Demon’s Souls es un juegazo con todas las letras, yrecomendable a todos aquellos con un mínimo de paciencia para aguantarel reto.

 

Y en otro orden de cosas… ¡Ya van 10.000 visitas!  ¡Y casi 90 comentarios! No voy a hacer celebración, seré optimista y esperaré a llegar a las 50.000 para celebrarlo en condiciones, pero solo daros a todos los que habéis visitado el blog las gracias por ello, y en especial a los que habéis comentado, que siempre dáis una alegría a quién aquí suscribe.

¡Un saludo!