Skins

No son los británicos los másprolíficos en cuanto a series se refiere. Y menos, si es calidad lo quebuscamos. Que yo haya visto, hay únicamente tres series del país de Shakespeareque pueda recomendar sin miedo o dudas, y esas son el incombustible Doctor Who, la bizarra y violenta Dead Set o esta Skins. También he oído de otras como Merlin o Robin Hood, queno deja de recomendar la gente, pero que, debido a la enorme cantidad dematerial de los últimos años, no merece la pena.

Transgresora, cruda y realista.Quizás esos tres sean los mejores adjetivos para describir a la serie de la E4, la única cadena de televisiónbritánica que a los que siguen el mundillo de las series puede interesar. Y esque esta serie que en un principio puede recordar, y lo hará por momentos, a laespañola Física y Química (serie queyo, personalmente, detesto), es de lo mejorcito que podemos encontrar si buscamos una trama con adolescentes.

Y es que Skins trata temascomo el amor y el desamor del mismo modo que cualquier otra serie adolescente,pero esta recrea a la perfección todos los otros aspectos de la vida de losprotagonistas, yendo más allá y tratando de hacer un retrato de losadolescentes en Gran Bretaña.

Se van de farra, beben y sedrogan con total impunidad y mantienen relaciones sexuales, pero al mismotiempo se preocupan por sus problemas familiares, afrontan diversos retossociales y que están a las puertas de un futuro desesperanzador en el quetendrán que olvidarse de todo lo que conocen y de sus vidas en esos momentospara madurar y enfrentarse al duro mundo real.

Y es bajo esta premisa ygracias a su repertorio de personajes (quienes, por cierto, renuevan cada dostemporadas; detalle que explicaré un poco más adelante) que Skins logratriunfar y llegar lejos donde otras series se quedan en mera telebasura simpley facilona.

Esta serie se centra única yexclusivamente en sus personajes. Todo lo que les ocurre: susdesgracias, sus pasiones, sus alegrías, como les afecta su entorno o susituación familiar… En general, un retrato bastante bien elaborado de lo quesignifica ser adolescente en los tiempos que corren.

Los personajes son un grupobastante completo de diferentes personalidades que, además, cambiacompletamente cada dos temporadas. Esto se hace para que la serie siga tratandode adolescentes, ya que sigue a los personajes durante sus dos últimos años deinstituto, y nos despedimos de ellos en su llegada a la edad adulta, su entrada(o no) en la universidad… En definitiva, cuando van en busca de sus sueños. Porlo menos yo aplaudo esta decisión de BryanElsley y Jamie Brittain, creadores de la serie, ya que mantiene así toda suesencia. Y además, la sorpresa que nos llevamos todos al pasar de la segunda ala tercera temporada fue mayúscula, al ver a nuestra primera generacióncambiada por esa segunda que se despidió el mes pasado.

 

La primera generación quizáses la más interesante de todas. Con ella se da el pistoletazo de salida a laserie, y es con la que muchos nos hemos encariñado más.

Cada uno de los capítulos dela serie se centra en un personaje, lo explora y, en muchas ocasiones, lollevará al límite. Así, nos encontramos con varias situaciones bastantedramáticas y duras, al mismo tiempo que vemos otros momentos felices.

Antes de continuar, aviso. Apartir de aquí haré una pequeña descripción de cada personaje de cada una delas dos generaciones de Skins. Yo no considero nada de lo que voy a comentarcomo spoilers, pero como siempre hay gente muy sensible… No digáis que no se osha avisado.

 

Primera Generación:

De izquierda a derecha y arriba abajo:Anwar, Tony, Sid, Michelle, Cassie, Jal y Maxxie.

 

-Anthony “Tony” Stonem (NicholasHoult): Si hubiera un personaje clave, un protagonista, en la primerageneración de Skins, ese sería, sin duda alguna, Tony. Un manipulador,mentiroso y prepotente que no duda en manejar a sus amigos para conseguir susobjetivos o simplemente divertirse un poco. Es, quizás, el personaje másinteligente de toda la generación, y sin duda el más influyente y sobre el quese carga gran parte del peso narrativo.

-Sidney “Sid” Jenkins (MikeBailey): Es el mejor amigo de Tony, y, sin duda, mi personaje favorito deesta primera generación. Está enamorado en secreto de Michelle, la novia deTony desde que eran niños, pero nunca se ha atrevido a confesarlo. Además, Sidse enfrenta a ciertos problemas sociales y personales, siendo un mal estudiantey buscando desesperadamente perder su virginidad. Al inicio de la primeratemporada, Sid conoce a Cassie, hacia la que empezará a sentir cosas pese a loque ocurra con Michelle.

-Michelle Richardson (AprilPearson): Es la novia de Tony, la cara bonita del grupo. Atrae a Sid, y apesar de que es consciente de ello, dice que lo quiere como a un hermano y nocomo nada más. Pese a la impresión que pueda dar a primera vista, Michelle esmuy inteligente y considerada, y se preocupa enormemente por su relación conTony y por mantener su amistad con el resto del grupo.

-Cassandra “Cassie” Ainsworth (HannahMurray): Es una chica con problemas relacionados con desórdenesalimenticios que estará constantemente sufriendo por ello y tratando deevitarlo. Se siente enamorado de Sid desde que lo conoció, por mediación deMichelle, y por tanto, se deprime cada vez que éste le habla de susaspiraciones amorosas con la novia de Tony. Cassie es el personaje mejorrecreado de la serie, sus claros problemas psicológicos, su comportamiento…Todo está cuidado con un mimo pocas veces visto y digno de elogio.

 

-Christopher “Chris” Miles (JosephDempsie): Es el personaje más fiestero de la serie. En apariencia, es unchico superficial que vive por y para salir de fiesta con sus amigos que estáenamorado de su profesora de psicología. Pero en realidad Chris es bastante másque eso, sobretodo por su dramático pasado, que le ha obligado a escondersetras esa faceta para no parecer débil.

-Jalander “Jal” Frazer (LarissaWilson): La más aburrida de la generación. Sin duda alguna, el punto flaco.No digo que esté mal, en absoluto, ya que posiblemente sea la más creíble detodas; la más normal, pero eso no quita que prefiramos enormemente capítulos deTony o Sid en vez de los suyos. Vive con su padre, un famoso y rico cantante dehip-hop, y dos hermanos que desean ser raperos, mientras que ella toca elclarinete, teniendo bastante talento para ello. De entre toda la pandilla, esla más seria de todas, la que demuestra más madurez y sacrificio.

-Maxxie Oliver (Mitch Hewer):Maxxie es el personaje que mejor entenderemos durante toda la generación, conel que más nos sentiremos identificado. Es homosexual declarado, y pese a ello,sigue en el grupo por su personalidad, simpática y amable, y su tendencia aayudar allá donde se lo necesiten. Pese a todo, su condición lo hace objeto deburlas externas al grupo que son inevitables y nos dan una visión de lorechazado que se siente el chico.

-Anwar Karral (Dev Patel):Porque tenemos al grandioso JJ en la segunda generación, que si no Anwar selleva el título al personaje más adorable. No hace nada de importancia en latrama general en ningún momento, de hecho, sus aspiraciones no van más allá depoder seguir saliendo de fiesta con sus amigos en el futuro… Es musulmán, yademás un firme creyente que reza todas las mañanas, muy respetuoso con sufamilia y afectivo con Maxxie, su mejor amigo. No tiene prácticamente ningunacualidad, ni es un gran estudiante ni un buen trabajador, pero seguramente nosdejará los momentos más entrañables de la generación.

 

Segunda Generación:

De izquierda a derecha: JJ, Naomi, Emily,Katie, Cook, Effy, Freddie, Pandora y Thomas.

 

-Elizabeth “Effy” Stonem (KayaScodelario): Es el equivalente a su hermano en esta segunda generación. Lagran protagonista sobre la que giran las dos temporadas. Casi todos lospersonajes masculinos están enamorados de ella, y los femeninos la envidian. Esguapa, muy inteligente y popular… Y la hermana de Tony. La familia Stonem tieneuna relevancia tremenda en Skins, y de entre ellos, Effy es la más interesante.Además, es consciente de su condición de chica guapa, y adopta una actitudprovocativa en casi todo momento.

Pandora "Panda"Moon (Lisa Backwell): Esimposible no hacer comparaciones entre esta segunda y la primera generación deSkins. Así, igual que Effy viene a ocupar el lugar de Tony, Pandora lo hace conCassie, convirtiéndose en el personaje más extravagante de la serie. La mejor(y, realmente única) amiga de Effy, la admira en exceso y trata de hacerlo todoigual que ella. Pandora es un personaje que ve el mundo en tonos blancos yrosas, todo es perfecto y sale bien para ella, hasta que se enfrenta a la crudarealidad en un momento bastante emotivo de esta cuarta temporada.

James Cook (Jack O’Connell):Es la locura personalizada. Una versión del personaje de Chris sin valoresmorales ningunos y carente de cualquier tipo de control. Durante la terceratemporada de la serie lo odié, pero a lo largo de la cuarta llegué a sentiraprecio por el “Cookie Monster”. Posiblemente,lo que más destaque de este personaje sea su bipolaridad y sus cambios dehumor. Sin embargo, es valiente como pocos y está dispuesto a darlo todo porsus amigos, a los que respeta y valora más que a nada, y por Effy, de la queestá enamorado.

Frederick "Freddie" Mclair (Luke Pasqualino): Éste es el que tiene la personalidad más fiel detodos los personajes. El más “bueno”, complacente, y amable… En ocasiones,Freddie Mclair recuerda a una mascota. Aunque posiblemente sea el personaje sobreel que veamos un mayor número de sentimientos, lo cierto es que Freddie esinsulso a más no poder. Sus capítulos son estupendos, sobretodo por suponer unavance en la trama que afecta a todos los personajes, pero no se acerca ni porasomo a los de Cook o Effy, los capítulos con más fuerza narrativa de la seriesin duda alguna. Al igual que Cook, está enamorado de Effy, y eso dará lugar aun buen número de peleas entre ambos personajes.

 

Jonah Jeremiah"JJ" Jones (Ollie Barbieri): Este sí. Este es elpersonaje más querido de la serie. Para aquellos que vean perdidos, JJ es elequivalente a Hurley. No conozco ninguna persona que vea la serie y a quien lecaiga mal este personaje. Es el mejor amigo de Cook y Freddie, el eterno segundónque siempre está en medio de sus peleas, sobretodo en lo que se refiere a Effy.JJ es un genio, muy culto y trabajador, pero que necesita ayuda psicológica,cosa de la que se avergüenza constantemente y que lo hacen todavía más retraídode lo que es por naturaleza.

-Naomi Campbell (LilyLoveless): Es la más solitaria del grupo. De hecho, durante la primeratemporada de esta generación (recordemos que es la tercera de la serie) apenastiene relación más que con Emily. Es además acusada de lesbiana por Katie, lahermana de Emily, por haber besado a su hermana cuando ambas estaban en laprimaria. Es el único personaje que pasa sin pena ni gloria, sus capítulossuelen estar faltos de sustancia.

-Emily Fitch (KathrynPrescott): Una de las dosgemelas. Es la versión recatada de su hermana, menos directa y extrovertida.Posiblemente, por ese motivo sea la que más llama la atención. Con verlasdurante un par de capítulos, será suficiente para distinguirlas ya por suaspecto físico, pese a que al principio el único indicativo que tendremos sobrecuál es cuál será como las llaman, o por cómo actúan.

 

 

Katherine"Katie" Fitch (MeganPrescott): La otra gemela. Katiees mucho más interesante que su hermana, al menos en lo que a primera impresiónse refiere. Es la ligona, indiscreta, y la niña mimada de las dos… En general,la “mejor” de las dos hermanas. A pesar de eso, los capítulos de Emily sonmucho más interesantes y tienen una mayor carga narrativa que los de ésta.

Thomas Tomone (MerveilleLukeba): Otro personaje entrañable. Es un joven congoleño que ha ido aBristol para ganar algo de dinero y poder ayudar a su familia. Sin embargo,Thomas no tardará en meterse en problemas con un mafioso de poca monta, dueñodel apartamento deshabitado en el que Thomas se hospedaba. Es de los que mássufre durante toda la generación, sino el que más, y también el más humilde ysencillo. Sin embargo, igual que muchos en esta segunda generación, aburrido.

En líneas generales, la primera generación es muy superior a lasegunda, sobretodo por su variado número de personajes importantes(mientras que en la primera todos tienen cierta relevancia, en la segunda haydos grandes protagonistas, Effy y Cook, y el resto son bastante de relleno).

 

 

No sé si la serie ha llegado a traspasar las fronteras británicas, por lo que desconozco su doblaje al castellano, si es que existe, pero la verdad es que el inglés es muy bueno, y ese acento británico tan característico que tienen los personajes seguramente se perdería al traducirlo. Por tanto no sabría decir si recomiendo más la versión orginal que la española, si existe, pero sin duda las interpretaciones son muy buenas, y eso se nota también en todo lo relacionado con la voz… 

 

En conclusión: Skins es una buena serie, bastante mejor que muchas seriesamericanas y que todos esos intentos de series adolescentes españolas, y es unaopción muy interesante que se ve bastante rápido: cuatro temporadas de entrediez y ocho capítulos cada una. Sin embargo, si no has visto otras series como FridayNight Lights o Breaking Bad, por nombrar algunas de las reseñadas en elblog, no malgastes tu tiempo.

Para cerrar la entrada, os dejo un vídeo con los créditos de inicio de la segunda temporada de Skins. He de señalar que al final de cada “opening”, aparecen una serie de escenasrelacionadas con el capítulo que igual alguno sensible puede considerar spoiler,motivo por el cual he escogido esta introducción, que apenas dice nada.

 

________________
Y hasta aquí ha llegado esta review. En ella, se presentan un cambio de presentación que no sé que os parecerá a los habituales del blog, espero comentarios acerca de ello (igual era más fácil poner imágenes tal cual se encontraban en Google, pero creo que así queda mejor)… 
Por otro lado, decir que aunque lleve tres entradas seguidas sobre series (y estoy escribiendo dos más), no quiere decir que vaya a abandonar otras temáticas. Todavía tengo que abrir el libro de visitas, y tengo tres entradas sobre juegos también a medio escribir. 
Y con esto me despido por hoy. Espero que hayáis disfrutado de la elctura de la entrada y os haya servido para algo. ¡Un saludo! 

 

Breaking Bad

BreakingBad

 

 

Se está haciendohabitual ver entradas sobre series de televisión en el blog. Quizássea que es, de cuantas aficiones tengo (y que son unas cuantas, sinduda) a la que más atención estoy poniendo últimamente. Y es quetras descubrir un gran número de bombazos, tanto pasados comopresentes, durante este año, uno no puede permitirse perder eltiempo.

Tras el análisis de lamaravillosa Friday Night Lights, serie grande donde las haya,traigo otro peso pesado de la actualidad, que ya va por su terceratemporada y se mantiene en idénticas cotas de calidad desde elprincipio, algo harto difícil de conseguir estos días, donde lanorma es irse desinflando con el paso de los capítulos; solo hay quemirar el caso de Prison Break o Heroes, ambos conprimeras temporadas sobresalientes pero que el hecho de seguir haempañado su buen nombre.

No pasaba con otras que,pese a haberse finalizado muchas de ellas hace poco o no haberlohecho, se han convertido en clásicos indiscutibles. Son el caso deThe Wire, Dexter oThe Sopranos. Especialmente a esta última recuerda la serie quehoy recomiendo, no tanto a nivel argumental sino en cuanto a mimo porel detalle y excelente factura. Breaking Bad cuida hasta elúltimo fotograma de cada uno de sus capítulos como aquella serie demafiosos de la HBO hacía en su día. Y, como resultado, obtenemosseries con unas cotas de calidad que rozan la perfección y un pulsofuera de lo común. En definitiva, obras maestras.

 

 

Breaking Bad esuna serie creada y producida por Vince Gilligan y emitida enla AMC, una cadena de cable americana no tan conocida como laHBO, Showtime o FX pero para la que seguro que muchosseriéfilos se quitarían el sombrero al decir que es también laresponsable de otra gran serie, Mad Men. Y es que, comoocurría al comparar Breaking Bad con The Sopranos, anivel argumental poco tienen que ver esta serie con la de losperiodistas de la Gran Manzana, pero sí que alcanza idénticosniveles de excelencia.

 

La serie sigue a WalterWhite (interpretado por el brillante Bryan Cranston, quiénademás ha recibido varias nominaciones a premios importantes poresta serie y que interpretaba al padre de familia en Malcom in the Middle), un profesor de química al que diagnostican un cáncerde pulmón inoperable. Hasta ese momento, la vida de Walter habíasido dura. Con un hijo discapacitado, Walter Jr. (RJMitte), y una esposa, Skyler White (Anna Gunn),que se muestra en el principio del embarazo y que se dedica porcompleto a ser una excelente ama de casa.

Desesperado tanto por elpoco tiempo de vida que le queda como por el negro futuro de sufamilia, Walter se propone ganar dinero de cualquier forma para nodejar a sus seres queridos sin nada una vez haya muerto él. Para talfin, aliándose con un ex-alumno suyo, Jesse Pinckman (AaronPaul), un narcotraficante oculto bajo el sobrenombre de “CapitánCook”, y cocinarmetanfetaminas. Y, gracias a sus conocimientos de química, WalterWhite cocina la más pura metanfetamina del mercado.

 

 

Porsupuesto, la cosa no podía ser sencilla para el bueno de Walter. Yes que resulta que, además de todo este embrollo en el que se hametido, su cuñado HankSchrader (DeanNorris) es un policía de la DEA(Drug Enforcement Administration),lo cual quiere decir que está detrás de todos los narcotraficantesdel estado, y que resulta estar casado con MarieSchrader (BetsyBrandt), hermana de Skyler ycleptómana.

Comose ve, Walter no tiene la mejor de las suertes. Y si a eso leañadimos todos los problemas que arrastra como novato en el negocio,como la falta de distribuidor o lo poco que le pagan por cada tratorealizado, mientras además debe ocultar su secreto a toda sufamilia.

 

Perocomo en todo en la vida, en el negocio uno va progresando. Walter notardará en darse cuenta de que, debido a los peligros que acarrea elnegocio de las drogas tanto para él como para su familia, deberádejar de ser el modoso, tímido y políticamente correcto profesor dequímica de instituto para convertirse en el salvaje y oscuroHeisenberg,su propio Mr. Hide.

 

 

Dehecho, es bajo esta identidad que se ve obligado a crearse a símismo cuando Bryan Cranston nos deja los mejores momentos de laserie, con citas como “Stay out of my territory!”,o las intervenciones que nos deja.

Sinembargo, es preocupante ver como Walter White es claramente consumidopor su alter ego,cada vez más, mostrándose frío y arisco con todoel mundo, en especial cuando le preguntan en donde ha estado tras unaausencia larga.

Paraque mantenga los pies en la tierra y piense con la cabeza, muchasveces necesitará de Jesse, que se convertirá en una parteindispensable del dúo. Es él quien más se preocupa por laseguridad, o quien más nervioso se muestra cuando van a tratar conlocos o maníacos del calibre de Tuco (Raymond Cruz),uno de sus distribuidores.

 

 

Y esque un personaje que protagoniza escenas como la que tiene lugar enel primer cara a cara entre Heisenberg y Tuco demuestra que el buenode Walter no está del todo bien de la cabeza, o al menos deja deestarlo cada vez que se convierte en el gran capo de la droga.

Eldesarrollo de la historia es maravilloso. Con pulso firme perodelicado, retratando tanto a los personajes como la propia trama amedida que avanzan las temporadas, la dedicación de los guionistases loable. Y su capacidad para sorprendernos, mayor todavía, conescenas que se convertirán en míticas. ¿O acaso alguien se esperaver una cabeza encima del caparazón de una tortuga? No es una visiónfácil de olvidar, y es, cuanto menos, inesperado.

Esverdad que la principal motivación que tienen los protagonistas alprincipio es el dinero. Pero el hecho de que la monótona vida deWalter de un giro de 180º, sumado a las descargas de adrenalina que,sin duda, sufren los protagonistas se convierten en una especie dedrogas para él, convirtiendo al profesor de química en una personaambiciosa y deseosa de obtener más y más cada vez.

 

 

Todoesto deriva en una falta de atención hacia su familia. Desconocecómo está Walter Jr. y en muchas ocasiones no presta la debidaatención a su esposa, algo que todos los de su entorno advierten yse dan cuenta, menos el propio Walter.

Demanera paralela a esto, que se podría decir que es la gran tramaprincipal de Breaking Bad, ocurren unas cuantas subtramas, historiassecundarias que si bien la gran mayoría no tienen demasiadarepercusión en la principal, siempre son bienvenidas.

 

Hablo,por ejemplo, de todo lo que le ocurre a Hank, que está desesperadopor encontrar a Heisenberg y descubrir quién es. O los problemas decleptomanía de Marie. Incluso los problemas sociales a los que seenfrenta Walter Jr. y todo lo que tiene que encarar Skyler en suembarazo mientras trata de descubrir por qué su marido está tancambiado.

 

 

Todoestá tratado con un realismo y una madurez dignos de elogio, ymuchas veces querremos saber más de lo que le ocurre a Hank en laDEA, o si van a pillar de una vez a su esposa robando… Muchas vecesllamarán nuestra atención, sin duda.

Laserie está doblada a nuestro idioma con una calidad bastantedecente, pero como en la mayor parte de las ocasiones, yo recomiendo,si se puede, verla en su versión original, ya que gana muchosenteros.

Además, es una serie con cierto éxito. Y es que Breaking Bad va ya por su tercera temporada,  está igual de brillante que siempre y sin duda no parece querer acabar pronto.

Trasesto, ¿todavía no habéis empezado a buscar Breaking Bad?Sinceramente, los que no lo hayáis hecho deberíais, vais aencontrar una joya de esas que perdurarán y que casi todo el mundoadora.