Mis Joyas del cine: Amanece, que no es poco

TITULO ORIGINALAmanece, que no es poco

AÑO1988

DURACIÓN110 min.

PAÍS España

DIRECTORJose Luis Cuerda

GUIÓNJosé Luis Cuerda

REPARTOAntonio Resines, Cassen, Luis Ciges, Aurora Bautista, Enrique San Francisco, José Sazatornil, Pastora Vega, Chus Lampreave, Manuel Alexandre, María Isbert, Miguel Rellán, Guillermo Montesinos, Rafael Alonso, Antonio Gamero, Gabino Diego

 

 

 

 

Analisis

Su especial realización la ha convertido en película de culto tantoen algunos círculos de cinéfilos, como entre fans específicos de estefilm, que llegan a recitar de memoria párrafos enteros. Algunos deellos han pasado al acervo popular "Alcalde, que todos somoscontingentes, pero tú eres necesario", "Pues es una pena que mepregunten a mí, porque yo soy un hombre muy primario…. A mí todo loque no sea follar… ¡con putas, eso sí!", o cuando Luis Ciges, padrede Antonio Resines, comparten cama y diálogo: — Tú me respetarás, ¿nohijo? — ¡Hombre padre!. Que usted es mi padre… — Ya lo sé hijo, pero unhombre en la cama siempre es un hombre en la cama".

También es famosa la escena en que el médico (Paco Cambres) leexplica al hijo de un paciente: — ¡Se te está muriendo divinamente, telo juro! Tenía ganas de que vinieras para poder decírtelo. Puedes estarorgulloso, ¡de verdad!, de los años que llevo de médico nunca habíavisto a nadie morirse tan bien como se está muriendo tu padre. Quéirse, qué apagarse, con qué parsimonia. Estoy disfrutando que no te lopuedes ni imaginar… — ¿Y él sufre? — Por fuerza, seguro que sí, ¿noves que se le está yendo la vida?

               

 

Los campesinos van a trabajar al bancal cantando madrigalescastellanos del Renacimiento, bancales en los que, qué mala suerte, tepuede salir un hombre, la peor de las malas hierbas, pero estoshombres, si se dan al sexo con desmesura antes de haber salido delbancal, se agostan; antes de ir a trabajar, los borrachines del pueblotienen que cumplir como tal, por lo que guardan ordenada cola paraentrar a la taberna, donde una soprano les canta arias de Haendel ydonde el camarero les sirve hasta que se empiezan a tambalear; donde uninmigrante argentino que es escritor acaba siempre escribiendo novelasfamosas, pero lo que no le perdonan en el pueblo es que la ultima seauna de Faulkner,"con la devoción que hay en este pueblo por Faulkner ", como le recalcael guardia civil; donde los hijos del adulterio obran en diez minutos,seguramente por causa del placer sexual proporcionado -a la señora delmédico-; donde se practica flash-back en la plaza del pueblo pormandato municipal; donde hay elecciones para elegir quien va a ser eltonto del pueblo, la adultera, la bollera, la puta (que se ofrecevoluntaria por que en el corriente ejercicio le ha ido muy bien y no leimporta repetir en el cargo, después de que la señora del alcalderemarque que las esposas de los guardias civiles quedan exentas depresentarse a adúlteras…); donde el párroco del pueblo realiza un"alzamiento de hostia" que nadie se quiere perder en el pueblo; dondelas madres reciben a los niños cada día a la vuelta del colegio -adonde acuden en trajes regionales- como si hiciera años que no los veno se hubieran ido a la guerra "Ángel mío, Paloma blanca, carne de miscarnes"; donde los exiliados de la política unos días montan enbicicleta y otros huelen a lomo de ángel…

Fue grabada en las localidades albaceteñas de Molinicos, Ayna,Liétor y Férez, entre otras localidades de la Sierra del Segura, y encuya idiosincrasia popular se basa su línea argumental. Varios de sushabitantes tuvieron la oportunidad de aparecer en la película comoextras.

 

Fuentes: Wikipedia, Filmaffinity