Frikilandia: Preocupándose por la salud de los jugadores

Japón, como siempre esta a la vanguardia de los inventos completamente absurdo, atención al ultimo de la empresa Datel:

El trasto, llamado Health Control Game Timer se introduce en la ranura de juegos de GBA, y tras un tiempo de juegoprogramado por nosotros nos apaga la consola en nuestras narices.Además, si nos acercamos demasiado a la pantalla, supongo que con elobjetivo de proteger nuestra vista, el cacharro nos mete un flash rojoen toda la cara a la vez que se pone a pitar como un descosido.

La verdad es que un sistema similar, como por ejemplo escupitajo en el ojo si juegas a imagina ser… habria quedado mas que interesante.

Pero tampoco hay que ser el mas listo de la clase para darse cuenta deque arrancando el dispositivo y reventarlo con un martillo podemos seguir jugando comolocos de la vida.

Aquí sus dejo un vídeo demostrativo del aparatito de marras, por cierto, esta maravilla cuesta unos 3.990 yenes (poco más de 30 euros).

 

Fuente: AnaitGames