Los videojuegos, otra vez, en el punto de mira

Pues nada.

Otra vez, mis amados videojuegos, en el punto de mira.

Todos habréis escuchado durante estosdías que un JODIDO zumbado ha matado 15 personas en un colegio. ElSUBNORMAL se llamaba Tim Kretschmer y tenía 17 años. El otro día, elmuy tarado, fue a su antiguo colegio y asesinó a 15 personas, para así“hacerse notar y que la localidad de Winnenden (Alemania) fueserecordada toda la vida”.

Y yo digo: si tiene problemas; ¿en qué piensan sus padres? Existe un oficio que se llama P S I C Ó L O G O.

Perdonad por aire exaltado pero es queahora viene lo mejor. La policía, al inspeccionar el PC de su casa, haencontrado juegos instalados como el “Counter Strike”. ¿A quién echamosla culpa? A los videojuegos.

Hoy este ha sido el comentario de mimadre: “si lo tengo dicho, tanta pantallita os deja locos” (y sabe quevivo de ellos, pero como si nada). Podría pensar que mi madre es unadescerebrada que lo dice sin pensar, pero no, es química y, hacedmecaso, lo dice muy en serio. Y es que la gente que recibe todo de losmass-media, como el 99% de la población, siempre ve asociada la palabra“videojuego” a un prejuicio debido a eso, los medios.

Si os fijáis, nunca han salido noticiasbuenas en los periódicos sobre los videojuegos, todas son malas,catastróficas. Ayer abría el informativo nocturno de cuatro diciendoque “el asesino jugaba a juegos violentos en su casa”. Y ahora os hagoel esquema de Saussure (genio de la lengua):

Noticia Negativa -> Estímulo Negativo -> Formación del prejuicio

Y ahora intenta borrad un prejuicio, que es prácticamente imposible.

Menos mal, que hay periódicos que nodestacan sólo ese aspecto. Uno de ellos es Público. Es, posiblemente,el periódico más transgresor que existe hoy en el mercado español, deahí que lo compre. Su director, Ignacio Escolar -desde aquí un saludotocayo- es uno de los bloggers más influyentes del panorama español y,además, es un buen geek que adora los videojuegos. Sin ir más lejos,dedicó una portada a GTAIV; que estuve buscando hace poco y os la puseen la entrada anterior.

Pues Ignacio Escolar publica hoy, rompiendo normas, justo a la vera de la noticia, una columna de opinión titulada: “Ya tenemos culpable: el videojuego es el asesino”. Os pongo el enlace y el texto completo.

Al fin apareció el culpable. “Hemos examinado su ordenador y encontramos videojuegos típicos de este tipo de loco, incluyendo el juego Counter Strike”, asegura Ralf Michelfelder, un responsable de la policía local. De cumplirse el diagnóstico, la situación es aterradora; acopien alimento y armas para sobrevivir al Apocalipsis. Counter Strike es uno de los videojuegos de más éxito de los últimos años y ha vendido más de nueve millones de copias. Si cada uno de estos típicos locos asesina a 15 personas, la matanza que nos espera es superior a la Segunda Guerra Mundial. Yo mismo, que confieso haber jugado a Counter Strike, me miro inquieto al espejo mientras espero que aparezcan las trazas del asesino; tal vez algo terrible esté creciendo dentro de mí.

Pero puede ser peor, mucho peor. En el ordenador de Tim Kretschmer también había acceso a Internet, lo típico en este tipo de locos. ¡Incluso chateaba! Y en el mundo moderno hay sueltos nada menos que mil millones de internautas, asesinos en potencia de los que habría que desconfiar. Digo más: es probable que en la casa de Tim Krestchner también hubiese una televisión. De ser así, la humanidad entera está perdida, pues ya salen más asesinos en potencia que víctimas posibles.

No quiero ponerme trágico, pero lo mismo en el cuarto de Tim Kretschmer también había algún libro, y eso sí que lo explicaría todo. Está documentadísimo, desde hace cinco siglos, que la lectura provoca la locura, pues el ser humano no está preparado para discernir entre realidad y ficción; la vida y el sueño. Y si la verdad y la mentira se confunden de forma tan realista como puede hacerlo un libro, una película o un videojuego, es probable que el sujeto sometido a tan poderoso embrujo enloquezca y tome los molinos por gigantes. Y no lo digo yo, lo dice Cervantes en El Quijote.

Se puede decir más alto pero no más claro.

Dejad de manchar mi cultura por favor.

Gracias

Edit: Edit: Gracías a Elías por corregirme. Nacho Escolar ya NO es directorde Público. Fallo mío al no fijarme detenidamente. Muchas gracias denuevo.