Administración Bush = ¿Delitos?

Hoy me ha tocado analizar en clase un artículo de opinión y construir otro en base a éste. El artículo en cuestión es del diario El Paísdel 18 de marzo de 2009, es decir, ayer. Escrito por Jorge Heine,recoge las irregularidades que vivió el gobierno de la administraciónBush.

Una vez leído te pueden asaltarnumerosas dudas. Y es que es cierto que había que encontrar una cabezade turco de los atentados del 11-S, pero no a cualquier precio.

Durante los años posteriores a losatentados, los Estados Unidos vivieron en un clima de histeriacolectiva buscando culpables; los interrogatorios de la CIA y lasFuerzas Armadas se dedicaron más a sacar información que sabían que noiban a encontrar, que interrogar específicamente a los “supuestosterroristas” mediante técnicas de la dialética -y no la fuerza comousaron finalmente-.

Pero entonces, si pienso así, tambiénpuedo llegar a pensar que en España tras los atentados del 11-M sevivió una persecución de igual índole, buscando a alguien a quiénculpar y violando los derechos humanos -igual que en Estados Unidos-.

¿Qué haríais vosotros? Todos sabemosque Bush y sus secuaces fueron unos hijos de puta, pero poneos en elpapel de España tras los atentados. La gente estaba deseosa deencontrar un culpable de las víctimas y seguro que se cometieron muchosactos en caliente que ahora podemos calificar de atrocidades (que loson, no cabe duda, pero que muchos apoyaron).

¿Abriríais un proceso de Comisión de laVerdad? Yo SI. Obama se lo está pensando, pero yo no lo dudaría tanto.Eso sí, siempre haciendo un ejercicio de empatía histórica.

Y es que hay que aprender del pasado para no cometer los mismo errores en el presente.