Yo veo Águila Roja

Ayer terminó la primera temporada de la serie Águila Roja que emite Televisión Española (TVE).

Me ha encantado.

La primera vez que escuché hablar de laserie tuve cierto recelo a verla. Un encapuchado, con una katana,vestido con ropas típicas asiáticas y en pleno Siglo de Oro español.Características anacrónicas en todo su esplendor que provocaron que losque nos gusta el mundo audiovisual sintiéramos resquemor cuando seprodujese su emisión. Pero como a todo en esta vida, había que darleuna oportunidad.

Aguila Roja

Aguila Roja

La serie venía avalada por un gran presupuesto y un gran equipo:

La preproducción ha llevado nada menos que dos años, y el rodaje de los 13 primeros capítulos 30 semanas. Para grabar esta serie han hecho falta tres platós de televisión, la construcción de una calle del siglo XVII, 3.500 figurantes y otros 15o actores de figuración especial, y localizaciones en exteriores en una decena de pueblos y ciudades españolas. Además, más de 1.000 personas trabajan gracias a esta ficción, y que se espera rentabilizarla a medio o largo plazo, con la venta y explotación del formato en el extranjero.

Bajo este increíble amalgama de dineroy preproducción, la historia narra la vida de Gonzalo de Montalvo, unsimple maestro de escuela, y su álter ego, el justiciero Águila Roja,dedicado a combatir las injusticias sufridas en un mundo de miseria,decadencia, caciques, duquesas y reyes.

Me senté delante de la televisión. Alfinalizar el episodio pude decir: me ha gustado. Qué más da que lleveKatana y pinta de ninja, luego nos traen una americanada con un negrovistiendo ropa ancha en la Edad Media y lo vemos. ¿Cómo? Comiendo. Yencima luego hablamos bien de ella. El problema radica cuando la seriees española, porque hay gente que la ficción española le apesta,entonces sin ver nada, ya da su veredicto y dice: “como todaserie/película española, será mala”. Hay muchas malas, pero también lashay muy buenas, pero nuestro prejuicio está en nuestro cerebro, y ya esimposible borrarlo.

Reparto de la serie

Reparto de la serie

Los aspectos que provocaron mi ‘enganche’ a la serie fueron varios.

Uno de ellos fue la realización. Contal presupuesto, se suponía que la realización, el montaje, y demásaspectos no afines al guión, serían buenos. Así fue y es. La seriemuestra planos rápidos en las batallas para acentuar el drama,travellings de persecuciones o carreras, barridos de cámara máspropicios de las series americanas, etc. En definitiva, un conjunto dereferentes audiovisuales que en las series españolas no se habíanvisto, o se había visto muy poco.

El segundo de los aspectos, y el másimportante a primeras, es su historia. Olvidaos de folleteos, drogas,yo me lío con este y me lo tiro; no es como las otras series españolas,es una serie para la familia. Es cierto que existen momentos de besos,¡de besos! pero los momentos de cama se cuentan con una mano y nuncasale nada, siempre es el postcoito.

¿Por qué es también una serie para lafamilia? Cada vez que A. Roja lucha, las batallas muestran escenasrápidos de combate, pero en poquísimas ocasiones salen escenasdesagradables, es más, la única que recuerdo de los 13 capítulosemitidos, ocurrió ayer.

La serie está protagonizada por DavidJaner (Águila Roja), Javier Gutiérrez, Francis Lorenzo, Miryam Gallego,Inma Cuesta, Pepa Aniorte y el niño Guillermo Campra -además de otrospersonajes- y creada por Juan Carlos Cueto, Daniel Écija, Pilar Nadal,Carmen O. Carbonero y Ernesto Pozuelo.

Para que os hagáis una idea delreconocimiento que está teniendo, ayer alcanzó el minuto más visto alas 22:55, con 5.879.000 espectadores, equivalentes al 31,6% de laaudiencia que en ese momento veía la televisión. En total, más de 10millones de personas (10.244.000) contactaron en algún momento con eldecimotercer capítulo de la serie. Ha sido la reina indiscutible de losjueves con más de 4 millones y medio de espectadores de media.

Por eso, desde mi blog, os invito atodos a que veáis la serie. Olvidaos de los anacronismos y disfrutad lahistoria de intriga, emoción, lucha, venganza, amor, giros inesperados(no hago spoilers). Dejaos llevar por la imaginación.