Dos tetas tiran más que dos carretas (y hablo de Bayonetta)

Vaya cacho de pareado que me ha salido -será que es domingo-.

Me he pegado todo el fin de semana jugando a Bayonetta, ya que SEGA me ha enviado el material para review unas cuantas semanas antes de que llegue a las tiendas -gracias Diana por el regalo anticipado de Reyes :) ; hacer una review con tiempo es más gratificante-. Debido a esto, no he podido ir a ver Avatar, mientras que Carlos ya está haciendo la crítica para la web.

No voy a hablaros del juego en sí, paraeso ya está el análisis que, si no me falla la memoria, está programadopara el martes -aunque auguro una nota de 8 para arriba en ambasversiones; eso sí, la de 360 le da tres patadas a la de PlayStation 3,al menos en la versión debug, la final lo desconozco-, voy a hablarosde la estética que Hideki Kamiya ha otorgado al juego.

Bayonetta hace uso de un humor muy japonés. Para empezar, nuestra protagonista es una mujer que está muy buena.Así de sencillo. Las medidas intuyo que estarán cercanas al conocido90-60-90 (mentira, de tetas tiene una 100). Además de su cuerpo, tieneuna cara guapa que se complementa con unas gafas de pasta estilointelectual que otorgan un morbo absoluto a Bayonetta.

¿Por qué una mujer con grandes senos ymedidas espectaculares? Pues porque a los japoneses estas cosas lesencantan -especialmente el tema relacionado con los pechos-.Si a lo salido que están los japoneses le añadimos un toque de humorfino y sarcástico, muy cercano al de Devil May Cry, tenemos un contextoideal para ser un superventas en el país nipón.

Sigo. Medidas espectaculares, guapa yhumor fino, ¿qué falta? Pues que todo esto esté combinado en lasbatallas. Estas características no sólo estarán presentes en lasescenas, sino que también aparecerán en la lucha. Podremos hacer combosdonde nos reímos de nuestro oponente, al estilo Dante, aunque losmejores son unos donde nuestro protagonista se queda en bola y se tapa,medianamente como puede, con su pelo. Sí, su pelo…

¿Por qué escribo esta entrada? Porquelo que más he visto este fin de semana ha sido este grandioso culo queestá encima de este párrafo.

Amén dude.