Tostadora PlayStation, la última frikada

Estoyen época de exámenes, es decir, mi tiempo para actualizar el blog concontenidos de calidad [jajajajaja, nadie se lo cree esto] esprácticamente nulo. Pero claro, leer blogs sigo leyendo, y ayer en elblog de Raquel [yonosoyfreak] vi una tostadora de PlayStation que era la HOSTIA.

Ni corto ni perezoso, porque a mí mecriaron sin vergüenza -que no sinvergüenza, aunque también de esto unpoco- llamé a Pablo de lastlap y le dije: “Pablo, quiero una tostadora como la que tiene Raquel, que aquí a la redacción no nos ha llegado“. Su respuesta ha sido de las mejores que hay: “Mañana desayunarás como Dios manda“.

Desde hoy, soy Sonyer desayunando :)

Saber de videojuegos

Este post lo dedico a la gente que me pregunta una cosa muy a menudo: “¿cómo se aprende sobre videojuegos”.

Jugando.

Los videojuegos, al igual que el cine ocualquier otra disciplina cultural, necesitan de un conocimientoprofundo si te vas a dedicar a ellos. Un crítico de cine no se dedica aver El Señor de los Anillos o Star Wars -dos de mis franquiciasfavoritas- y poder decir que ya sabe de cine, antes debe conocer muchasmás películas y las corrientes cinematográficas más variopintas: loshermanos Lumiere -os recomiendo ver todas sus películas si os gusta elcine-, Eisenstein y sus películas -esa escalera en El AcorazadoPotemkin-, la Nouvelle vague francesa con Melville como precursor, etc.

Con los videojuegos pasan exactamentelo mismo. Ahora que los videojuegos están más de moda que nunca y nosesperan unas décadas donde van a tomar aún más protagonismo hastaconvertirse en verdaderos protagonistas, es cuando más salen los‘entendidos’ de videojuegos. Sí, hablo de esa generación de chavales de13/14 años que si le preguntas que juego es Chrono Trigger te dirán queuno de Nintendo DS –WTF! SNES!-. También está ese grupillo que sólo se dedica a jugar “ar pro” y “ar tekken” y van de entendidos por la vida.

No obstante, también está ese grupo deniños de 13/14 años que verdaderamente ama los videojuegos y quiereaprender sobre este mundo. Ahora lo tienen muy sencillo, ya que lacantidad de emuladores y roms que circulan por Internet es bestial. Son este tipo de niños, o gente mayor interesada por saber más, los que me preguntan cómo se aprende de videojuegos: repito, jugando.

Soy de 1988, de ahí que tengo quereconocer que yo también me he perdido más de una década de estemaravilloso mundo. Sin embargo, empecé bastante chico con mis primerasconsolas de SEGA y Nintendo, además, tenía la suerte de que mi tíotenía una Commodore y jugaba con ella, así que pude disfrutar de muchosjuegos con sólo cuatro años de edad. Pero si realmente tenemos quedestacar un año donde mi pasión se levantó fue a partir de 1995. Sehablaba de PlayStation, de Nintendo 64, de nuevas portátiles y millonesde cosas más. Me enteraba de todo esto gracias a que compraba la HobbyConsolas, una gran culpable de donde estoy ahora junto a la PlayManíay, en ocasiones, a Nintendo Acción (aunque éstas son posteriores).

Estos fueron los años donde le dije a mi madre por primera vez: “mamá, yo quiero vivir de los videojuegos”. “Tú estás loco niño”,respuesta de mi madre. Sí, joder, ¿por qué no? Los niños soñaban conser futbolistas, médicos, astronautas y yo quería que mi vida estuvieseligada a los videojuegos -también decía que quería ser arquitecto,aunque me duró poco-.

Para aprender de videojuegos, además dejugar, hace falta escuchar. Sí, sí, escuchar o leer mucho. Que tengáisconocimiento de todo lo que os rodea. No has jugado a un juego pero loconoces, has visto imágenes, vídeos, noticias, tienes un conocimientode él aunque no hayas profundizado. Os recomiendo leer muchos foros yaprender de foreros más antiguos del lugar. Te dicen que Snatcher, unaobra maestra de Kojima, es bueno, pues tú te vas a google y te bajas elemulador, el rom, y lo juegas. Así de sencillo y aplicable a miles dejuegos más que he probado gracias a foros (Cave Story, El Día del Tentáculo, Policenauts, el famos ET de Atari que está enterrado en eldesierto :D y un largo etcétera).

Escuchar a vuestro entorno esprimordial, no infravaloréis a nadie, ya que “hasta el más tonto ospodrá enseñar algo”. Saber de videojuegos es tener un conjunto bastanteamplio de la materia en todos los aspectos, desde juegos y compañíashasta desarrolladores; conocer fechas; editoras; campañas depublicidad… todo. No soy el que más sabe de videojuegos, NI DE COÑA,primero porque nunca diría esto, y segundo porque en la vida siempredebes saber que habrá alguien mejor que tú. Sin embargo, sí meconsidero alguien bastante competente dentro de este mundo gracias alos conocimientos que he ido adquiriendo -y que seguiré adquiriendo; esmás, ahora estoy jugando a juegos antiguos recomendados-.

Ahora estoy orgulloso de poder trabajaren este mundo, de vivir en él, de conocer a más y más gente, desdepress manager que me aguantan diariamente hasta entrevistar a nuevosprogramadores que causarán estragos en un futuro. Recordad, al fin y alcabo, todo es jugando.

“Al final los videojuegos te van a dar de comer”, dijo mi madre la última vez que hizo mención a un videojuego.

El creador de Final Fantasy trabajando en un juego para iPhone

La noticia que he publicado hace escasos minutoses un fiel reflejo de lo que vemos en la actualidad. Los juegos parateléfonos móviles han cobrado tanta penetración en el mercado quedesarrolladores buenos de compañías grandes han decidido desarrollarpara los terminales.

El último caso es el de Sakaguchi,creador de la franquicia Final Fantasy y otros juegos como Lost Odyssey(además de ser jefe de Mistwalker). Según ha comunicado en su blog,está trabajando en un proyecto para iPhone, pero no revelará nada hastadentro de un tiempo.

¿Por qué trabajar para móviles? Losgastos de desarrollo son muy bajos debido al menor trabajo deprogramación, así como de personal utilizado. Además, debemos añadirque un juego de móvil cuesta bastante más barato en el mercado. Si aello le añadimos que terminales como el de Apple han favorecido lapenetración de los juegos gracias a la interfaz táctil del producto dela manzanita, tenemos la fórmula perfecta.

Recuerdo que durante el pasado FIVEDen Córdoba estuve hablando con bastantes programadores españoles de sustrabajos para móviles. En España se vende bien en este sector, siendolos estudios de lo mejorcito que hay en Europa y casi en el mundo-ojalá un día pase esto en las consolas ‘grandes’-.

La noticia de Sakaguchi me ha hechopensar en objetivos dispares pero reales: ¿un Blue Dragon para iPhone?Es una buena plataforma para hacer un RPG por turno sin lugar a dudas.Además, es de lo poco que le falta al terminal -Metal Gear o ResidentEvil son otros juegos recomendables dentro de las franquicias ‘conocidas’-.

Y por pedir, ¿un Final Fantasy?

Menéame y su denigrante trato

Mucho se ha hablado de Menéame en la red de redes, pero ahora os voy a contar mi caso porque me han tocado LAS PELOTAS.

Menéame es un gran sitio de filtrado denoticias donde los usuarios votan positiva o negativamente. Sobra decirque las noticias que llegan a portada son, en muchos caso, ridículas, eincluso pienso, y no yo, sino la mayoría de bloggers con los que habléen el pasado Evento Blog, que hay una mafia dentro deese site, donde un voto negativo dado por una ‘personalidad’ en la web-tócate los huevos, tenemos a Obama’s dentro de la web- es seguido poruna cadena de más votos negativos -sí, sí, como las cadenas de cartasde 100 años de mala suerte-. Es más, si este post llega a menéameseguramente recibirá votos negativos (Excusatio non petita, accusatio manifesta).

Muchos bloggers, como el autor de Es Lo Que Opino, ya han mostrado su postura al frente de este sistema. Sin ir más lejos, le copiaron un artículo descaradamente que Ricardo Galli, el creador de menéame, no tuvo cojonesde afirmar dicho plagio –me han hablado, y mal, de este tipo, pero no de su persona sino sobrelas técnicas que utiliza para ganar adeptos (como el plagioanteriormente citado); eso sí, no lo conozco, así que pongo elbeneplácito de la duda en mi conocimiento ya que un Doctorado enInformática debe ser interesante escucharlo, y más Galli (aunque Excusatio non petita, accusatio manifesta)-.

Ahora os pongo mi caso.

Como muchos sabréis, especialmente losque leéis mi blog, soy el redactor jefe de NoSóloGeeks. Pues bien,Carlos Lorenzo, redactor jefe de la sección cine, me comentó deregistrarme en menéame con una cuenta de la web. Le hice caso y creamosun usuario (eso fue hace escasas horas). De nombre llevaba NSG, votamosnoticias que nos interesaban e intentamos enviar una primera noticiapara ver cómo funcionaba el sistema desde el punto de vista empresarial(sobra decir que ya tenía cuenta propia creada desde hace meses y mebanearon por enviar un enlace de la web precisamente). Nuestra sorpresafue ésta:

> URL erróneo o no permitido: nosologeeks.es
> Razón: Abuso reiterado de envíos usando clones
> caduca: 01-07-2010 18:59 UTC

¡WTF!

Nos hemos puesto en contacto conmenéame y nos dicen en un correo que existen usuarios clones que hanenviado noticias de nosologeeks. Vale. ¿Qué cojones hacemos nosotros alrespecto? Si un usuario envía noticias nuestras, ¿qué culpa tenemos?Menéame se ha limpiado las manos y pasa de nosotros, a su vez que noshan remitido a las cláusulas de privacidad, uso y demás polladas de lasque nosotros pasamos olímpicamente porque todavía no hemos incumplidoninguna -¡pero si ni nos han dejado enviar la primera!-.

Esto es menéame, pasan de nuestra explicación, le hemos caído mal y no hay más que hablar.

¡Anda! Mira qué casualidad no nos quieren dar una explicación convincente y puramente argumentada, Excusatio non petita, accusatio manifesta.

El diseño de una carátula de juegos

El poder de la imagenlo es todo. Vivimos en una sociedad totalmente superflua y donde loexterior prevalece sobre lo interior. Esta máxima es aplicada a todoslos aspectos de nuestra vida, y no sólo la imagen de una persona (suvestimenta, peinado, cara, etc.) sino también a cada producto queadquirimos o vamos a adquirir.

Vosotros vais a una librería y si novais a tiro hecho, es decir, con un libro fijado para comprar,entraréis y observaréis las portadas de los libros expuestos. Si éstasson bonitas, atractivas, que tiene un gran impacto visual (CIV:Centro de Impacto Visual se llama dentro del mundo de la comunicación)muy posiblemente lo cogeréis de la estantería, que ya es el primerpaso. Una vez hecho esto, leeréis la sinopsis del libro y, si cumplelas expectativas, lo compraréis. Habéis adquirido otro libro que noteníais pensado por su portada en un primer momento.

Sí, esto pasa diariamente. El otro díaen el FNAC mi madre compró un libro de ciencia -qué raro (ironía)- porla portada en un primer momento. Pero los libros no son lo único enesta vida: películas, discos de música, productos de tecnología y, porsupuesto, videojuegos.

Los videojuegos cuando alguien no tieneni puta idea de este sector se deja llevar por la portada. Es así. Huboun estudio de estos raros hechos por los yanquis donde se decía que untanto por ciento de los usuarios adquiría juegos por la portada.

Es lógico.

Si una portada es llamativa, alguienque no entienda de juegos comprará ésta. De igual forma, los más chicosde la casa comprarán un juego si sale su superhéroe o cantantefavorito: Ben 10, Hanna Montana, y toda esta pandilla de adolescentespops para los menores.

Pero puede darse el caso de que unaportada llame la atención sin ningún icono que sobresalga. Un ejemplode portada bien hecha y que siempre ha mantenido una linealidad es lasaga GTA. Con colores, otorgándole un tono adulto y con una grandiversidad entre las escenas mostradas -me dejo más juegos en eltintero, pero he puesto GTA porque ha sido la primera carátula buenaque se me ha venido a la cabeza-.

Pero también hay casos horrorosos dentro de este mundo.

Hace unos meses hablaba con José Valero(prensa especializada de Electronic Arts) sobre el poder de la imagen.Me comentaba que había juegos que deberían tener otra portada, ya quelas ventas de un juego -independientemente de su calidad- variabanmucho si el juego no llamaba la atención en la tienda -y me lo decíaalguien de una empresa como Electronic Arts y, precisamente, quecontrola todos estos asuntos-.

Este post surge porque mirando en la tienda Game de Reino Unido vi esto:

Os dejo los comentarios a vosotrosporque, en un primer momento, pensé que esta carátula era de broma aligual que las que se hacen sobre la saga ‘Imagina Ser…’

Pero no…