La SGAE también toca los cojones a los comercios

¡Uy!Lo que ha dicho Nacho, que “le toca los cojones a los comercios”, ¡quémal hablado es este periodista! No sé por qué tiene la carrera…

Pongo como párrafo introductorio mi grano de ironía porque ya sabéis que en mi blog digo lo que me sale del bolo -¡Anda mira! Como el de Mercedes Milá-. Y no he dicho pelotas otra vez porque la reiteración verbal del órgano productor de esperma masculino en frases tan cercanas suena mal.

Al lío.

Hace escasos minutos he ido a la tienda de Informática Pentínfor,una tienda con buenos precios pero compro allí, principalmente, por eltrato de sus trabajadores. Conozco a todos desde que era un enano de 11años y, gracias a ellos en gran parte, aprendí mucho sobre informática,tecnología y un largo etcétera.

Como es de costumbre, saludé a JoséLuis, amigo y compañero, y le pregunté por su familia para hablar arenglón seguido de temas geeks -donde ya nos sentimos de putamadre-. Le dije que al PC de mi hermano le había entrado un virusbastante fuerte y estaba en la tienda para comprar DVDs en los queguardar todos los archivos importantes antes de hacer un formateomasivo donde no quede nada.

Su respuesta fue clara: “olvídate de DVDs, no volveremos a traer”.

Mi cara, una simbiosis de asombro yestupefacción a partes iguales, chocó con la segunda preguntaobligatoria: “¿por qué?”. “El canón nos ha puteado bastante con lossoportes de almacenamiento y no nos sale rentable adquirir DVDs opendrive desde que la SGAE se ha puesto dura con las últimas normas”,respondió José Luis.

Anda,mira qué bien, desde hace años compro ahí DVDs y CDs, porque claro, sino lo saben los señores de la SGAE, las fotos que tiramos losperiodistas pesan una media de 4Mbs, por lo que en un simple photocall llenamosun DVD si tenemos ganas -he llegado a tirar 11GBs en fotos una solanoche ya que nunca sabes qué foto te pueden comprar-. Pero claro, ahorala tienda donde llevo comprando desde que era un enano ha dejado devender DVDs porque estos hijos de puta siguen destrozando la cultura con sus patéticas normas.

¡Uy! Que ha faltado al respeto.

Ya claro, es que grabar las fotos, MISFOTOS que tiro cuando trabajo o las últimas de las pasadas Navidades esun claro síntoma de ánimo de lucro.

LOS COJONES.

Pentínfor es una cadena grande convarias tiendas por toda España pero, ¿se han parado a pensar qué pasarácon las tiendas chicas que viven, en gran medida, gracias a estasventas originadas de DVDs, CDs o USBs? Muchas cerrarán y la tasa deparo seguirá creciendo para hacer este país un poco más mierda.Mientras, el Gobierno sigue limpiándose las manos y deja que laseñorita Sinde actúe a sus anchas.

¿Servirán para algo los tres millones de firmas?Espero que sí, porque no hablamos de unas poquitas, estamos hablandode, nada más y nada menos, que tres millones de firmas y, según laconstitución, a partir de 500.000 firmas, el tema entra a debate.

Hagan apuestas, pero me da que nos vamos a comer una igual de grande que la de Nacho Vidal.

Nota: Los DVDs loscompré en el chino; son los más listos porque pasan olímpicamente detoda esta bazofia de gente, como deberíamos hacer todos.