¿3D? Lo veo hasta peor…

Ayer fui con mi novia al estreno de Alicia en El País de las Maravillas y volví a salir del cine con esa sensación de “me han timado”. De momento, para sacar las entradas, las salas estaban disponibles únicamente en tres dimensiones, por lo que me tocó aflojar 9 euros -luego no querrán piratería con estos precios; aunque los gilipollas somos nosotros que lo pagamos-. Esto ya de por sí es para plantar una queja en el libro de reclamaciones del cine; ¿por qué carajo no puedo ver la película normal y ahorrarme así 3 euros?

Este fue el primer aspecto en el que empezaron a tocarme mis santísimos bemoles. ¿Por qué? Porque odio las 3D. Llevo ya tres películas vistas en tres dimensiones y esta tecnologíaes, y lo digo con total seguridad, una absoluta y verdadera mierda. Quesí, que hay cosas en 3D pero, ¿cuántas? Realmente merece la pena pagar 3euros más por ver como un pájaro vuela o unos copos de nieve parecen medianamente reales, ¿lo merecen? Para mí NO. Es una tecnología que estáimplantándose en el mercado y aún está muy verde. Las películas no aprovechan todo su potencial y las salas de cine, aunque digan que han realizado una gran inversión, no están capacitadas para reproducir en 3D.

“Eso es que siempre has ido al mismo cine”, me pueden decir algunos. He ido a tres cines diferentes de Sevilla, algunos con poco más de dos años sus salas de antigüedad, es decir, nuevas prácticamente. Me han dado muchos modelos de gafas, desde las de culo de botella hasta las grandes de color rojo, y con todas veo las películas exactamente igual de mal.

El segundo aspecto no es sólo que apenasse vea en 3D la película, lo peor es que pierde nitidez, color y detalles. Ayer en la película de Alicia predominaba una paleta de colores con tonalidades oscuras. Si a esto le añadimos que las gafas oscurecen aún más la imagen, hace que en determinados momentos de la película me quitase las gafas y me cagase en la puta madrede la tecnología 3D -porque encima de verlo mal con gafas, luego te lasquitabas y lo veías borroso; como es normal-.

Aún queda mucho para que esta tecnologíaalcance todo su potencial y pueda ofrecernos una buena calidad de imagen acorde a la actualidad -prefiero antes una película a 1080p que en 3D-. Además, tengo un poco de miedo porque también se quiere implantar esta tecnología en los videojuegos, hecho que todavía no veo pero no en los próximos meses sino hasta en los próximos años.

Por cierto, la película bien, pero tampoco para tirar cohetes…