¿Hemos pasado de la dificultad endiablada al coleccionismo?

Viendo los últimos años veo que en las sagas lo único que aportancon respecto a sus antecesores es la máxima de si tiene más es mejorpero detrás de esto simplemente se esconde un coleccionismo puro y duropara aquellos propensos a las adicciones.

Cada vez puedes hacermás cosas con los personajes pero estas son insustanciales y no aportannada al juego aparte de, como he dicho antes, el coleccionismo. Que sile puedo comprar ropitas, que si puedo comprar un coche mejor, ligar…¿Se están convirtiendo los personajes de videojuegos en muñecas?

Otracosa que añaden es la de recoger cosas escondidas por el mapa, ¿esdivertido esto?, ¿qué tiene que ver con la trama del juego? A mi no meparece divertido ni que aporte nada más que la de querer terminar eljuego al 100%, es decir hacerlo todo así que sigue siendo simplecoleccionismo sin sentido.

En los juegos de antaño todo esto noexistía por evidentes limitaciones técnicas y para enganchar a estosindividuos lo que se hacía era ponerle al juego un dificultadendiablada que muchas veces producía gran frustración pero también escierto que cuando lo conseguías sentías una gran satisfacción.

No creo que ninguno de los dos métodos sea el correcto paraenganchar con un videojuego pero por lo menos con el de la dificultad lo que imperaba era tu habilidad con el juego y no simplemente cuantotiempo te habías pasado delante del televisor mirando cada recoveco yrecolectando dinero.